Con trompetas y Beethoven inauguraron el VII Festival Internacional de Ballet

Con trompetas y Beethoven inauguraron el VII Festival Internacional de Ballet

Junio 03, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Con trompetas y Beethoven inauguraron el VII Festival Internacional de Ballet

Bailarines de la Compañía Colombiana de Ballet y estudiantes de los programas de ballet y danza nacional de Incolballet interpretaron ‘La creación’.

Unas quince mil personas asistieron este domingo en la noche a la Plaza de Toros de Cañaveralejo para ver lo más selecto del ballet mundial, en la inauguración del Festival en su séptima edición.

La noche fue cómplice. Tras varias veladas frías y pasadas por lluvia, el clima de ayer permitió que la inauguración de la séptima versión del Festival Internacional de Ballet se cumpliera sin contratiempo en la Plaza de Toros de Cañaveralejo bajo un cielo lleno de estrellas. La cita, planteada para las 7:00 p.m., comenzó con media hora de retraso con una plaza llena de caleños ávidos de ballet, quienes con sus aplausos empezaron a insistir para que se diera inicio al programa. Pero antes de la danza, los agradecimientos de parte de la maestra Gloria Castro, directora de Incolballet, quien manifestó que este año la meta es llegar a 100.000 espectadores y superar los 87.000 que lograron el año pasado. Además, anunció que en esta versión habrá programación no solo en Cali, sino que se extiende a Palmira, Jamundí y Roldanillo. “Cali es una ciudad que respira el ballet”, recalcó. Desde el palco de la presidencia emergió el ‘Concierto para 7 trompetas’, ejecutado por el ensamble de José Aguirre, quien estuvo acompañado por los virtuosos músicos Francis Garcés, Richard Stella, Álvaro Stella, William Murcia, Diego Salcedo y Daniel Duque. Su interpretación dio paso al estreno mundial de la pieza ‘La creación’, que fue presentado por la Compañía Colombiana de Ballet y los estudiantes de los programas de ballet y danza nacional de Incolballet. Ellos a través de sus cuerpos contaron la génesis de lo creado, que luego tuvo como magistral colofón la pieza ‘Nous sommes’ (Nosotros somos), a cargo de la pareja conformada por Viviana Hurtado y Daniel González. Ellos a través de sus encantadores movimientos dejaron ver que en la danza, dos pueden ser uno solo. Para romper con la estructura del programa y en contraste temático a ‘Nous sommes’ llegó una pieza con una musicalización contemporánea de Marc Vanroon: ‘Before - after’, que trata de aquello que sucede antes de que una relación se termine. La pieza fue ejecutada por Anabelle López (Holanda) y Marcos Rodríguez (República Dominicana). Y aunque la música no tenía nada que ver con lo clásico, los movimientos de la danza sí, y el público alabó la propuesta. De vuelta a lo clásico, llegaron al escenario dos integrantes del Ballet de Magdeburgo, Alemania, Lucía González y Mohamed Fayed, con un ‘pax de deux’ del ballet ‘Don Quijote’. Ataviados con el vestuario de la danza clásica, el tutú, su interpretación caló en el gusto de los asistentes a la plaza, quienes luego se maravillaron con la propuesta del Ballet Nacional Dominicano que presentó un fragmento de la pieza ‘Agua viva’, que como lo dice su nombre, representaba el movimiento y las especies que caracterizan este hábitat. Para cerrar, el estreno de la ‘Séptima sinfonía de Beethoven’, con coreografía de Jean Charles Gil, en cuyo abrebocas hubo danza aérea de Circo para Todos y una puesta en escena en la que tomaron parte 20 bailarines de Incolballet. Ellos, ataviados con vestuario de Pink Filosofy, rindieron un tributo a la danza y al movimiento, abrigados por un cielo lleno de estrellas.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad