Con derecho a decir adiós: crítica a película francesa 'la última lección'

Julio 03, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Claudia Rojas Arbeláez | Especial para GACETA*
Con derecho a decir adiós: crítica a película francesa 'la última lección'

Película francesa 'la última lección'.

Esta película está basada en la novela autobiográfica de la escritora Noëlle Châtelet, hija de una militante por el derecho a morir dignamente que decidió poner fin a su vida a los 92 años. Una bellísima producción llena de momentos sensibles y memorables.

Por tercera ocasión nos encontramos con una película atravesada por el tema de la muerte asistida.  Primero fue la danesa ‘Corazón silencioso’, hace dos semanas lo vimos en la mexicana ‘El último paciente’ y ahora nos lo encontramos en la película francesa ‘La última lección’. Esta es  la historia de Madeleine, una madre y abuela que durante la celebración de sus 92 años les anuncia a sus hijos y nietos que ha decidido terminar con su vida en unos cuantos meses.   

La noticia por supuesto desconcierta a sus dos hijos quienesno pueden ni están dispuestos a apoyar la decisión de la madre.  Al contrario, piensan que los años han empezado a afectar su salud mental o bienque está siendo influenciada por la mujer que le ayuda con el arreglo de su casa.  La actitud de la madre no puede ni debe ser tomada a la ligera, ella siempre ha sido una mujer apasionada, decidida y congruente.  

Así que discuten entre ellos qué es lo que más le conviene a hacer, pensando en ellos, en sus familias y en su madre que cadadía se siente más  impedida, más prisionera menos dueña de sus actos.  Pero otro es el panorama que vislumbra la anciana, ya ha empezado a sentir que su cuerpo no le responde, sus reflejos son torpes y tiene pánico de terminar sus días en un geriátrico o peor aún en un hospital.  

Por eso abraza su causa, como otras veces lo hizo en su adultez, solo que esta vez pelea por sus propios derechos, y el primero de todos:  Seguir viviendo en su casa, después de todo aún tiene mucho por hacer.   Allí llena sus días separando objetos, envolviéndolos con delicadeza en papelillos de colores y marcándolos con el nombre del destinatario a quien piensa heredárselo.  

Y sonríe mucho, cosechando el amor y la ternura que sembró a su paso durante sus años vividos con plenitud en los que fue la madre amorosa pero también la líder de manifestaciones. Por eso quiere terminar sus días con conciencia y dignidad, con la alegría que los vivió.  

De ahí que su directora PascalePouzadoux nos cuente una historia donde madre e hija comparten su universo femenino reina a través de recuerdos, abrazos, sonrisas, flores y sentidos.  Una trama que se construye con sonrisas, tristezas y nostalgias que habitan los terrenos del que mucho ha amado y que se impulsa con el amor que respeta la decisión ajena.   

‘La última lección’ está basada en una novela autobiográfica escrita por Noëlle Châtelet, hija de Mireille Jospin, una militante pacifista y cofundadora de la Asociación por el derecho a morir con dignidad, quien a sus noventa y dos años puso fin a su vida. Su historia, no solo sirvió de tema para la novela   que terminó convirtiéndose en un bestseller, sino para esta película.

Duele la muerte, pero cuando se anuncia y se espera, la vida se prepara para recibirla. Pero  el dolor también puede transformarse en orgullo, en la impotencia que se transforma en orgullo y después en culpa. 

Dos caras de la misma moneda, dos hijos que asumen de manera opuesta. Mientras la hija, Diane, cambia de parecer y decide apoyar a la madre en su decisión, el hijo decide emprender su lucha desde la dignidad y la rigidez del que prefiere callar antes que dar su brazo a torcer.  

El camino emprendido por la hija no es menos doloroso, a pesar de deshacerse de sus egoísmos y dar un salto al vacío, revive con la madre viejos recuerdos y así, sin proponérselo construyen nuevos puentes que les permiten rencontrarse como amigas y cómplices.  Y oculta su dolor por el amor, para aligerarle a la madre el peso de la partida.  

A partir de ese momento la película se pierde en situaciones cotidianas y hermosas que nos permiten deleitarnos en la convivencia de estas dos mujeres que se convierten en las mejores amigas mientras se despiden.   

Para contarlo, Pouzadoux recurre a los recuerdos narrados a través de viejas grabaciones de video que muestran el pasado de unos hijos niños y de vida  ya lejana, acompañada siempre de una madre sonriente y cómplice.

Pero esta no es una película de nostalgia ni de tristezas anunciadas, porque sí bien tiene estos elementos la fortaleza no está en el melodrama sino en la exploración de la despedida, de la libertad y del desapego.  Una verdadera joya  ‘La última lección’.

*Docente Universidad Autónoma de Occidente

@kayarojas

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad