¿Cómo convertir a los niños en buenos lectores?

¿Cómo convertir a los niños en buenos lectores?

Agosto 09, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción GACETA.
¿Cómo convertir a los niños en buenos lectores?

Lourdes López, Directora Nacional de Operaciones de Bibliotecas de México.

Lourdes López, directora Nacional de Operaciones de Bibliotecas de México, estuvo en Cali en el II Encuentro de Espacios para la Lectura y le contó a El País cuáles son las claves para una buena práctica de lectura en los niños.

María Lourdes, usted tiene a su cargo más de 7000 bibliotecas ubicadas a lo largo y ancho de México. ¿Cómo se han organizado para mantener a flote esa inmensa red?

Nos organizamos de manera descentralizada, es decir que desde la dirección coordinamos todas las actividades, pero tenemos coordinaciones a nivel estatal y delegacional. En total son 16 coordinaciones delegacionales y 31 estatales, lo que nos permite que las políticas y acciones fluyan de manera adecuada.

¿Cuáles son los índices de lectura que se manejan hoy en México?

Actualmente una de las encuestas que nos da línea es la de venta de libros que está en el orden de 2.9 libros por mexicano. Sin embargo, allí no se tienen en cuenta ni los libros que se prestan en los colegios, o los libros que la gente dona o hace circular de manera libre. Tampoco la lectura en dispositivos digitales o de revistas. Así que nosotros creemos que en México se lee un poquito más que lo que señala esa estadística.

¿En qué acciones han hecho énfasis desde la bibliotecas para fomentar la lectura en su país?

Actualmente el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, Conalcuta, está haciendo muchísimas actividades transversales para incrementar la lecturalibilidad. La principal es justamente que no solo se trabaje desde las bibliotecas sino desde otros bastiones como la Fototeca Nacional, la Cineteca Nacional y el Canal 2. Es decir, son esfuerzos que se conjugan junto con escuelas y padres de familia. Consideramos que hemos hecho un buen trabajo, pero estamos absolutamente conscientes de que crear lectores y fortalecer hábitos de lectura es una tarea permanente y es un reto constante.

Desde su experiencia, ¿cuáles son esas tres rutinas que harán que el niño y el adolescente de hoy se convierta en un adulto lector en el futuro?

El primero es que se lea en familia. Nosotros estamos seguros de que cuando se lee en familia, los hábitos de lectura van a tener muchísima más durabilidad, porque es de esa manera como los niños logran conectarse con los libros y la lectura.

El segundo es tener acceso a una buena oferta de material de lectura. Para lograrlo, insistimos a los padres que para que, además de ir a las bibliotecas, vayan a conferencias, talleres, a presentación de libros, porque allí se van a encontrar con otros padres y maestros inmersos en el mundo de la lectura que les pueden ampliar el espectro de nuevas lecturas.

Y por último, y no menos importante, es estimular la lectura en cualquier formato, incluidos todos los dispositivos digitales, llámese tableta, teléfono móvil, computador. A veces satanizamos mucho estos formatos digitales, cuando la realidad es que hoy en día los niños vienen con esa habilidad de manejar las nuevas tecnologías. Aquí el reto es enseñarles a los niños y jóvenes a encontrar material que realmente valga la pena, y que si bien no todo tiene que ser educativo, pues que al menos tenga un buen nivel de recreación.

¿Qué tan cercanos están los escritores a sus lectores en México?

Dentro de los programas transversales que mencionaba está un programa que se llama ‘El escritor a la biblioteca pública’ que consiste en llevar a escritores a hacer la presentación de sus materiales de lectura. Eso se refuerza con antelación con tallares de lectura que se hacen en las bibliotecas, previos a la visita del autor. Así, cuando este llega, los participantes ya tienen una referencia de quién les está hablando, saben qué le pueden preguntar. Y es muy bonito porque ha pasado que muchos quieren preguntar sobre algún personaje y saben que ese es el momento para preguntar e incluso confrontar, y lo hacen. En la medida en que ellos interioricen esas lecturas, sabemos que el encuentro va a ser mucho más significativa para todos.

¿Cuáles son las grandes conclusiones a las que llegaron en el II Encuentro de Espacios para la Lectura que se realizó en Cali?

Lo primero que sorprendió es que en muchos países estamos realizando actividades muy similares pero con resultados diferentes, debido a que se aplican de forma diferente. De ahí la importancia de compartir experiencias, así no estemos de acuerdo en todo. Lo segundo, que la participación del público es fundamental y enriquecedor en estos encuentros. Y tercero, la grata sorpresa que nos llevamos de Cali al haber logrado unir al sector privado con el público en torno a las bibliotecas.

¿Cuál es el reto de las bibliotecas en América Latina?

Incrementar el acceso a material digital en español, pero producido en América Latina, pues hoy en día consumimos demasiado material hecho por fuera.

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad