Colombia pasó de hacer 3 películas al año a realizar 29 en el 2014

Colombia pasó de hacer 3 películas al año a realizar 29 en el 2014

Febrero 16, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Colombia pasó de hacer 3 películas al año a realizar 29 en el 2014

'Los hongos' relata la historia de dos jóvenes de distintas clases sociales que se encuentran por el gusto por el grafiti.

Sin embargo, a las películas colombianas aún les va mal en taquilla. Balance agridulce.

Un balance agridulce dejó el cine en Colombia durante el 2014. Dulce porque fue un año brillante en materia de producción, al tener 29 estrenos hechos en Colombia. Y amargo porque la taquilla fue el verdugo de los cineastas nacionales: mientras ‘Río 2’ llevó a las salas 2.153.025 personas y se convirtió en la reina de las salas, la producción nacional más popular, ‘Uno al año hace daño', alcanzó solo 501.524 espectadores. La más infortunada de las películas nacionales solo atrajo 309 personas a las salas de cine, lo cual es trágico si se piensa en el tiempo y recursos invertidos. Así lo revela un balance realizado por Cine Colombia sobre la industria del cine en el país. En este radar de consumo y exhibición también se evidencia que $46,5 millones de colombianos acudieron a las salas en 2014, que pagaron boleta por un promedio de $8.255; y que Cali es la segunda ciudad del país, luego de Bogotá, con el mayor número de espectadores. Para Juan Carlos Romero, director del programa de Cine y Comunicación Digital de la Universidad Autónoma, este medidor le despierta sentimiento encontrados. Alaba el crecimiento de espectadores: “El 10,5 % de la taquilla se va para el Fondo de Desarrollo Cinematográfico, que promueve la producción cinematográfica en Colombia y, visto de esta manera, las noticias son muy buenas porque a mayor cantidad de gente en las taquillas, mayor plata para el fondo”, explica. Y aunque “nos va muy bien en términos del negocio cinematográfico nos va muy mal con la taquilla de estrenos nacionales”. En Colombia se produjeron 29 películas en el último año, cifra histórica si se compara con décadas como la del 80 o el 90 donde la cuenta apenas llegaba a tres títulos por año.Sin embargo, Jerónimo Rivera, jefe del área de Comunicación Audiovisual de la Universidad de La Sabana, considera que el balance entre cantidad de producción y cantidad de espectadores “es nada”.Explica: “La mayoría de las películas no alcanzan los 50.000 espectadores y se necesita mucho más que eso para lograr el punto de equilibrio”.Romero asegura que producir 29 películas en Colombia es sinónimo de “vitalidad del sector, pero la lectura comercial es lamentable. Tanto, que nuestra películas llegan sin afiches, sin dummies publicitarios, sin mercadeo, si comparamos con las de Hollywood”.Rivera asegura que si nos comparamos con Brasil, México y Argentina, nuestra producción es pequeña porque ellos producen más de 100 títulos por año. “Pero no vale de nada hacer mayor cantidad de películas si la gente no las ve, porque lo que único que haríamos es sumar descalabros económicos”.En este sentido, Paula Marcela Trujillo, docente del programa de Comunicación de la Javeriana Cali, plantea que es importante abrazar la producción nacional, mantener el nivel y que “se haga cine de todo tipo pues se genera trabajo y se movilizan inversiones indirectas en torno a la producción. “Si revisamos la lista, son pocas las películas de calidad artística y debería garantizarse para nuestro cine, hecho con esfuerzo y en condiciones económicas difíciles, unas salas que exhiban cine colombiano de calidad. Y que dejen las películas mínimo un mes en cartelera, para que los colombianos podamos vernos en pantalla, para poder pensarnos, para entender por qué somos así y cómo deberíamos ser”, dice Trujillo. Para Romero, el hecho de que en Colombia se estrenaran en total 263 produciones significa que hay “una andanada muy fuerte del cine industrial de Hollywood. Y se debería contemplar la posibilidad de que en Colombia se vea un cine distinto, como el latino, el europeo o el africano. Pero si miramos bien, vemos cine de la misma parte del planeta y además una misma película llega ahora en varias versiones (2D, 3D, subtitulada o doblada), ocupa varias pantallas y le quita espacio al cine colombiano”. Recalca que el negocio para los productores colombianos se está volviendo complejo porque dentro de la actualización tecnológica, de análoga a digital, cambia el soporte y los costos suben. Rivera destaca que uno de los retos es “hacer películas más rentables, más baratas, con producciones ingeniosas y constructivas”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad