Cartagena, una ciudad sitiada por el arte

Cartagena, una ciudad sitiada por el arte

Febrero 07, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Ricardo Moncada Esquivel | Reportero de El País
Cartagena, una ciudad sitiada por el arte

Obra: ’50 Different Minds’, de la artista norteamericana Nora Ligorano, que está en el Biaci 2014.

Hoy comienza la Primera Bienal de Arte Contemporáneo de Cartagena, con más de 120 artistas de Colombia y el mundo.

A partir de hoy, las obras de más de 120 artistas de Colombia y el mundo se tomarán a Cartagena de Indias con la apertura de la Primera Bienal Internacional de Arte Contemporáneo, Biaci 2014.Natalia Bonilla directora de la Fundación de la Bienal, explicó a El País que este es un certamen sin ánimo de lucro que busca dar un aporte a la escena de las artes contemporáneas del país. “Con la presencia de grandes artistas, pero también de galeristas, coleccionistas y personalidades del arte en el mundo, se abre una ventana para los artistas colombianos hacia el exterior”, dijo.La apertura oficial de la Biaci se llevará a cabo hoy, partir de las 4:00 p.m., en el Palacio de la Inquisición, con un coctel en el que la artista canadiense Perry Bard hará un performance en colaboración con bailarines del Colegio del Cuerpo que dirige Álvaro Restrepo. Grandes invitadosEn la muestra en la que participan once artistas de la región (ver recuadro) se pueden apreciar propuestas como las de Nora Ligorano, quien en su obra ‘50 Different Minds’, presenta un tapiz de fibra óptica en el que reune el arte tradicional con nuevas tecnologías. Terry Berkowitz, también norteamericana, instaló en el Palacio de la Inquisición una obra que retoma el pasaje histórico en el que la Corona Española expulsó a los judíos de su territorio. Más conocida por ser la viuda del ex beatle, John Lennon, la japonesa Yoko Ono es una artista del movimiento de la década de 1960. De ella se verá su ‘Árbol del deseo para Cartagena’, una instalación interactiva que estará en la Plaza Nautilus de La Heroica.El uruguayo Richard Garet, está en el Palacio de la Inquisición con su instalación sonora ‘The Liberation of Meaning’, con poemas de Mario Benedetti, dichos en la voz de su propio autor. En tanto que la española Elena del Rivero, aludirá al tema de la inquisición tejiendo su obra en las ventanas del Palacio del mismo nombre. Romuald Hazoumè, de República de Benin, llega con su obra ‘Cargamento de agua’, en la cual el artista juega con los estereotipos que se utilizan para representar los problemas sociales en su país y en África. A ellos se le suman los nombres de Gijs Van Bon, de Holanda, Hassan Sharif, pioneros del arte conceptual en Oriente Medio; Bill Viola, referente del videoarte en el mundo y la brasilera María Nepomuceno, quienes también hacen parte de esta extensa nómina de invitados.También están las obra de artistas que son o han sido pesos pesados del arte nacional como Miguel Ángel Rojas, Libia Posada, María Teresa Hincapié, Juan Manuel Echavarría o el caleño residente en Alemania, François Bucher, entre muchos otros.Natalia Bonilla resaltó que uno de los aspectos más importantes de la Bienal es su carácter didáctico y que todas las exposiciones y eventos del certamen son gratuitos. “Desde meses atrás venimos trabajando con las instituciones educativas de la ciudad sobre el tema de arte contemporáneo para que puedan acceder a las propuestas de los artistas y posterior al evento también seguiremos realizando actividades”, dijo.La directora agregó que la idea es que la Bienal no sea un evento que llegue y pase sin dejar huella. “Los estudiantes de la Universidad de Bellas Artes y Ciencias de Cartagena, Unibac, fueron capacitados para ser los guías de las exposiciones y además asistir a los artistas. También se hará una subasta para recaudar fondos para ayudar al Museo de Arte de Cartagena a mejorar sus instalaciones, de esta forma estamos generando empleo y aportando a la infraestructura del arte en la ciudad”. Bonilla agregó que esta primera edición de Biaci deja un gran precedente. “Su realización nos dice que las cosas son posibles. Muchos no creían que se podía hacer un evento de esta magnitud en Cartagena, por el clima, la humedad y la infraestructura, pero lo que hoy tienen los colombianos es la posibilidad de disfrutar de lo mejor del arte contemporáneo del país y del mundo”, concluyó.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad