Carlos Palau lleva al cine la muerte de Gardel

Junio 21, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de GACETA
Carlos Palau lleva al cine la muerte de Gardel

Su amor por los tangos, y en especial por Carlos Gardel, llevó al cineasta Carlos Palau a rendirle un sentido homenaje. Se trata de 'La caravana de Gardel', una adaptación de la primera parte de la novela homónima de Fernando Cruz Kronfly.

Su amor por los tangos, y en especial por Carlos Gardel, llevó al cineasta Carlos Palau a rendirle un sentido homenaje. Se trata de 'La caravana de Gardel', una adaptación de la primera parte de la novela homónima de Fernando Cruz Kronfly.

Un día de diciembre de 1935 llega a Medellín, procedente de Buenos Aires, un señor que responde al nombre de Armando Defino, quien dice ser nada menos que el manager de Carlos Gardel. Y la noticia que trae entre manos causa revuelo  entre los habitantes de la entonces pequeñísima ciudad, pues ha llegado para llevarse los restos de Carlitos, el ‘Zorzal criollo’, para su natal Argentina.

Los hechos suceden seis meses después de la muerte del cantante de tango más grande de todos los tiempos, lapso durante el cual permaneció enterrado en el Cementerio de San Pedro de Medellín, tras sufrir el accidente aéreo en el que murió. Y es a partir de allí que se desenlaza un conflicto que va a durar a lo largo de la hora y media que dura la película. 

Quien lo cuenta es el cineasta Carlos Palau, un eterno apasionado del tango y de Gardel, quien en un diciembre de 2010 recibió de su amigo, el escritor Fernando Cruz Kronfly, la novela ‘La caravana de Gardel’ y al año siguiente ya estaba comprometido a convertirla en una película. 

Luego de cinco años el filme ya es una realidad, y será presentado este miércoles 24 de junio, cuando se conmemoran los 80 años de la muerte del cantante, justamente en el cementerio de la capital antioqueña donde alguna vez reposaron los restos del mítico personaje. 

El primer arranque nace del mismo Fernando Cruz que me deja su novela ‘La caravana de Gardel’ y me pide que la lea pues la había publicado solo en México y aquí en Colombia nadie la conocía. Eso fue en la navidad del 2008. La novela solo pude leerla hasta el 2010 y cuando la terminé, lo llamé de inmediato y le dije “Fernando, aquí hay una película”. Entonces él me dijo que me regalaba los derechos y así fue. Ante semejante compromiso, terminé metido en un  enorme lío...

 La novela está escrita en dos tiempos. En los años 50, de la violencia, y en los años 30, cuando sucedió el viaje por tierra del cadáver de gardel entre Medellín y Buenaventura. Sin embargo, hacer la película completa era muy largo y muy costoso, así que tomé la decisión de hacer únicamente la parte de los años 30. Se lo comuniqué a Fernando y él estuvo de acuerdo. 

Yo soy absolutamente tanguero. De hecho, en  1979 hice una película que se llamó ‘Lunfardo’, que es una historia alrededor del mundo del tango. Entonces al leer esta novela vi esa película del 79 pero en grande. Han pasado cinco años en lo que he trabajado en la película y ha sido apasionante.  De hecho durante el rodaje hicimos un documental sobre la pasión por el tango que hay en el norte de Caldas. Así que esa novela me sedujo de inmediato, en particular esa historia del viaje del cadáver me resultaba apasionante, bella, nostálgica. 

Sí, hemos hecho tres o cuatro proyecciones ya y ha tenido muy buena acogida. Y el 24 será presentada en el Cementerio de San Pedro de allá para conmemorar los 80 años de la muerte de Carlos Gardel.  De hecho, se reeditó la novela de Fernando Cruz y tendremos un conversatorio sobre la novela y la película.

Muchas, yo siempre he dicho que  los caleños somos huérfanos de Gardel. Porque Gardel se iba a presentar en la ciudad y la gente se quedó esperándolo tras el  accidente. Había una multitud esperándolo en el aeropuerto para acompañarlo a su presentación, al igual que en Medellín había una multitud que lo estaba despidiendo. 

Él es el más grande cantante de tango de todos los tiempos, jamás nadie lo ha superado. Él era como el Frank Sinatra de la época. En ese momento él tenía una gira por América Latina y llega a  Colombia, y este país le parece fascinante. Y en todos los pueblos lo conocían y justo le toca morirse aquí. Entonces, además de su música, se creó un mito que sigue vivo, intacto.

 

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad