Carlos Mayolo recreó ‘La mansión de Araucaima’, el relato gótico de Mutis

Septiembre 24, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Ricardo Moncada | El País.
Carlos Mayolo recreó ‘La mansión de Araucaima’, el relato gótico de Mutis

Escena de ‘La Mansión de Araucaima’ en que Carlos Mayolo, quien también actuó comparte escena con el actor brasileño, José Lewgoy. La película se rodó en una hacienda de Santander de Quilichao.

Escena de ‘La Mansión de Araucaima’ en que Carlos Mayolo, quien también actuó comparte escena con el actor brasileño, José Lewgoy. La película se rodó en una hacienda de Santander de Quilichao.

El pensamiento literario del desaparecido narrador y poeta Álvaro Mutis, llegó a tener acento vallecaucano, gracias a la magia del cine. En 1986, su relato gótico ‘La mansión de Araucaima’, fue llevada al cine bajo la dirección de Carlos Mayolo, en pleno auge, de lo que se denominó el Caliwood.El director Luis Ospina, quien intervino en esta producción como editor junto a Karen Lamassonne, recordó que ‘La mansión de Araucaima’ es un relato que Álvaro Mutis escribió como una apuesta que le hizo a su amigo el director Luis Buñuel, con quien compartía su pasión por el gótico, género de la literatura inglesa relacionada con relatos de terror y horror que tuvo su apogeo entre los siglos XVII y XVIII. “Álvaro le aseguraba a Buñuel que el gótico se podía dar en tierra caliente, por eso el subtítulo de la novela como ‘Relato gótico de tierra caliente’. Mutis escribió este relato con el propósito de que Buñuel la llevara al cine”, evocó a El País, el director caleño. Pero por diversas circunstancias el gran director español no pudo llevar a cabo el proyecto. “Buñuel se interesó por la historia de Mutis, porque tiene una estructura que conserva mucho los argumentos que le interesaban en el sentido del encierro, de la alegoría social y el mundo surreal. En el relato aparecen unos comportamientos marginales desconectados de una sociedad real e inventándose una ficción al interior de la mansión”, explicó Miguel González, quien intervino en el filme como director de arte.El crítico de arte explicó que ‘La mansión de Araucaima’ es un relato con personajes muy delineados y que representan a los grandes estamentos de la sociedad. “Hay un cura, un hacendado, la mujer protagónica que es La Machiche, que es la seductora, que tiene relaciones con todos. Es como un ángel exterminador. Hay un personaje extraño en esta mansión, que tenía una vida sobre sí misma, que es la muchacha, la modelo (Adriana Herrán), la cual hace precipitar las pasiones de todos quienes habitan la mansión”, dijo.Años después, cuando funcionaba la Compañía de Fomento Cinematográfico, Focine, María Emma Mejía, entonces directora de la entidad, adquirió los derechos de la obra de Mutis y contrató al director caleño Carlos Mayolo para que la dirigiera.En una entrevista dada a la revista ‘Arcadia va al cine’, publicada en 1987, Mayolo definió la obra como “una película de misterio con raíces centradas en la cultura latinoamericana, como lo han hecho Vargas Llosa con ‘La casa verde’ o Álvaro Cepeda Samudio con ‘La casa grande’”.La película fue rodada en una hacienda en Santander de Quilichao, en medio de todo tipo de dificultades. “Fue una película que no tuvo mucha preproducción, pese a que sí se necesitaba porque era una película de época”, agregó González.Para la actriz Vicky Hernández, las coordenadas para encarnar el papel de La Machiche en la película, eran las misma contradicciones que residían en la personalidad de esta mujer.La actriz caleña definió La Machiche como una “hembra en el sentido de la palabra, frugal, también una mujer que en su interior trataba de guardar el equilibrio entre la generosidad y la mezquindad, entre el origen y la muerte, todo eso de una manera explosiva y vital se daba en ella. Eso fue lo que tratamos de interpretar con Mayolo sobre esta mujer”.Vicky Hernández agregó también que nunca tuvo la oportunidad de hablar con Mutis sobre el resultado de la película. “Me parece que Mayolo sí pudo hablar con él, pero lo que entiendo es que Mutis no estaba muy feliz, no solo con el personaje de La Machiche sino con el tono de la película. Él quería un relato que fuera más barroco, que tuviera que ver más con esa cosa placentera y bucólica. Sin embargo, pasar una obra literaria a otro espacio como el cine hace que surjan otros elementos que no están necesariamente presentes en la literatura como el color, el sonido y que son variables sobre las cuales hay que darle licencia a quien la hace”, reflexionó.Más allá de las críticas dispares que este filme ha recibido, ha quedado como testigo de la visión que tuvo Álvaro Mutis de la posibilidad de recrear el gótico en el ambiente de un mundo tropical.La Ilona que Sergio Cabrera imaginóLlevar a la gran pantalla a Maqroll el Gaviero, el mítico personaje literario creado por Álvaro Mutis, a través de la versión de ‘Ilona llega con la lluvia’, ha sido para el director Sergio Cabrera, uno de los retos más difíciles de su carrera, pero a la vez, un gran placer. “Fue un gran privilegio conocer al maestro con quien me reuní en varias ocasiones para trabajar sobre el proyecto de la película. A la vez fue complicado tratar de llevar una obra literaria al cine, mucho más cuando contiene personajes tan conocidos y con tanto pasado como Maqroll, Ilona y Abdul Bashir”, aseguró el director en diálogo con El País.El director confesó que era admirador de la obra poética de Mutis y que había leído algunos de sus relatos, entre ellos el de Ilona, pero en ese momento no imaginó que la llevaría al cine.Todo sucedió años después cuando trabajaba en Caracol Televisión, cuando aún no era un canal privado y la compañía decidió adquirir los derechos de la obra de Mutis. Cabrera fue convocado para dirigir el proyecto y escogió hacer la historia de Ilona. El director agregó que Mutis le dio libertad para enfrentar el proyecto de la cinta. “Él me decía, ‘es tu película, la novela ya quedó atrás, tiene que tomar vuelo y darle vida a esos personajes’, porque habíamos hablado de que yo quería hacer el libro que yo había leído y no el que él había escrito, porque uno como lector se imagina muchas cosas que no son iguales a las que imagina el autor y si bien tratar de entender la mente del autor para hacer una película es una opción válida, me parecía más emocionante esa otra posibilidad”, dijo. Y Cabrera puso como ejemplo la manera como él imaginó a Ilona en la película. “El hecho de haber escogido a Margarita Rosa De Francisco para el papel de Ilona reñía con el personaje que Mutis plantea en su novela, pues era una mujer diez años mayor que la edad que tenía ella en ese momento y era además, una mujer de temperamento muy rudo, mientras que Ilona era más joven y dulce, lo cual implicaba otra mirada distinta al personaje”.Y el resultado gustó al creador del personaje. “Mutis quedó fascinado con la Ilona que habíamos construido para el cine, de hecho él lo escribió en algunos artículos donde fue muy elogioso con el trabajo que realizamos, algo que me enorgullece bastante”, agregó el director.Cabrera confesó que Ilona fue la película más ambiciosa que ha hecho. “Tenía un reparto internacional y se estrenó en la competencia del Festival de Cine de Venecia, algo difícil de conseguir. Para mí fue la película más perfecta”.En su opinión, con la partida del escritor, Colombia perdió un ícono de su literatura. “El mes pasado en la celebración de sus 90 años La Biblioteca Nacional organizó una proyección de ‘Ilona’. Fue un momento muy bonito, hubo elogios a la película y volverla a ver me hizo recordar todo lo que había sido el proceso de realizarla. Este día he estado pensando al maestro, fue muy importante haberlo conocido y trabajar con él fue un privilegio”, puntualizó.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad