¿Cansado de Hollywood?, le contamos de qué se trata el filme 'Te prometo anarquía'

Diciembre 04, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Por Claudia Rojas Arbeláez* / Especial para Gaceta
¿Cansado de Hollywood?, le contamos de qué se trata el filme 'Te prometo anarquía'

Los protagonistas se encuentran con muchos otros amigos a lo largo de todo el filme en una carrera anárquica hacia la nada, hacia el disfrute y el descubrimiento.

La quinta película del director mexicano Julio Hernández Cordón es una historia de piel y excesos que se desarrolla en medio de las calles y la marginalidad, sin caer en moralismos. Una película de música.

Después de haberlo conocido con 'Las marimbas del infierno' y 'Gasolina', el director Julio Hernández Cordón trae 'Te prometo anarquía'. La película que se convierte en su quinta producción y cuyo maravilloso nombre fue sacado de un blog de poesía, es un verdadero hallazgo para quienes gozamos del cine urbano e inquietante. 

La película que transcurre entre calles, mercados, puentes vehiculares y uno que otro escenario apenas reconocible del increíble Distrito Federal mexicano nos habla de amor, amistad, juventud y ociosidad.  Y una increíble banda sonora que no pudo ser mejor.    

Pero para disfrutarla hay que desnudarse de todo prejuicio y comprometerse con una realidad compleja y ambigua.  Esta es la historia de Miguel y Johnny, un par de jóvenes que superan los 18 años  y se niegan a comprometerse con algo diferente a ellos mismos.

Así  ven pasar sus días andando la calles en sus patinetas y metiéndose en problemas solo porque sí.  El primero es un joven de una clase social más acomodada que el segundo, quien es el hijo de la empleada del servicio que trabaja para ellos.  A Miguel esto le resbala (le vale, como se dice en buen mexicano).  Como también 'le vale' que esté enamorado de él y que el sentimiento lo confunda, lo desborde y lo haga arder en celos.  

Para él, esto de amar por primera vez es cosa complicada, por eso le cuesta medir los impulsos, controlar los celos y apenas sí puede reconocer sus hormonas.  Eso sin considerar que estos sentimientos se los despierta su amigo de toda la vida, alguien de su mismo sexo.

[[nid:599032;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2016/12/libro.jpg;full;{Especial para GACETA}]]

Para Johnny, en cambio,  la vida no es distinta, es fiel a sí mismo y a su piel y así vive su vida sin preocuparse por mucho, guiado solo por su instinto.  

De ellos va esta película, de ellos y del resto de los amigos con los que se cruzan como parte de una generación real, nihilista y delictiva por puro gusto.  Aunque Miguel no tiene necesidad de hacerlo y tal vez en un acto de pura rebeldía se involucra en el negocio de la venta de sangre a los narcotraficantes.  

En su imaginario todo está bajo control y en un arrebato de arrogancia y ambición tal vez, aunque de esto último tiene poco, involucra y les falla a sus amigos y hasta a los empleados de sus padres.  Por eso sus promesas, por eso la anarquía.  Porque las promesas de amor de juventud están construidas con las mejores intenciones pero tienen fecha de vencimiento.  Nunca el amor sabe tan sincero como el primero, tampoco nunca se vuelve a amar con tanto ímpetu, torpeza y arrojo. 

Esta es una película de jóvenes y ciudad pero es muy distinta a las otras películas latinas construidas con este par de ingredientes.  A diferencia de aquellas, Hernández no la impregna del idealismo de los productos de Disney ni se deja influenciar por las fórmulas de Hollywood.  Esta no es la juventud vacía de la también mexicana 'Y tu mamá también' tampoco se regodea en la miseria ni en la falta de oportunidades de algunas producciones brasileras, y no cae en la superficialidad de los jóvenes mostrados ciertas películas  colombianas.

[[nid:599040;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2016/12/gaceta-dos.jpg;full;{En la película los personajes son jóvenes sin esperanzas.Especial para GACETA}]]

Enhorabuena Julio Hernández Cordón pone su mirada libre de prejuicios morales en los jóvenes que recorren las calles de cualquier ciudad sin acatar ninguna orden, estableciendo sus propias reglas y creyéndose dueños de su destino, inmortales y poderosos. Con ‘Te prometo anarquía’ la carrera de Hernández Cordón avanza con paso firme por la cinematografía latinoamericana, mostrándonos una película más narrativa que sus anteriores, secuencias íntimas cargadas de ímpetu y libres de pudor. La fotografía de María Secco (‘La jaula de oro’, ‘Club sandwich), con quien siempre ha trabajado Hernández, es audaz y nos mantiene siempre en movimiento con la certeza de saber que somos cómplices de todo, que nada queda por fuera.   Y por último sus protagonistas dos jóvenes no actores que llegaron al proyecto por amigos de amigos, tienen una buena sinergia y aportan a la película un sabor chilango natural, un proceder orgánico.   

‘Te prometo Anarquía’ es una película de calle que, sin ser moralista, se siente auténtica y necesaria. Una película que nos permite afinar la mirada y  ver más allá de lo evidente. 

*Docente Universidad Autónoma de Occidente / @kayarojas

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad