"Cali está educada para la danza": director del Gran Teatro Nacional de Perú

"Cali está educada para la danza": director del Gran Teatro Nacional de Perú

Noviembre 16, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Claudia Liliana Bedoya / Reportera de El País

Juan Carlos Adrianzén, director del Gran Teatro Nacional del Perú, dice que la Bienal es un buen ejemplo a seguir.

La delegación peruana que hizo presencia en Cali  con motivo de la 2a. Bienal Internacional de Danza regresó a su país regocijada con la respuesta del público local y encantada con el modelo de acompañamiento a la danza que tiene Colombia.  

Juan Carlos Adrianzén,  director del Gran Teatro Nacional del Perú,  escenario que acoge al Elenco Nacional del Folclor que tuvo a cargo la apertura de la Bienal, se quedó en Cali para conocer como, en la ciudad y en Colombia,  la danza tiene un lugar de honor. Y conversó con El País. 

¿Qué impresión se lleva de Cali y de su Bienal?

Creo que la Bienal nos ha ofrecido un panorama de lo que es la danza hoy en Colombia, en la región y el mundo. Hemos visto espectáculos en donde estuvieron presentes las danzas tradicionales, la contemporánea en su fusión con lo propio y propuestas de otros lugares del mundo. El muestrario de la Bienal es rico y diverso por la excelencia de lo que vimos. A veces los festivales suelen ser un poco más “cerrados” y la Bienal atiende un amplio espectro de público.  

Cuando ustedes reciben la invitación, ¿qué expectativas tenían y con cuáles se van a Perú?

Había muchas expectativas por venir a Cali, era nuestra segunda vez en Colombia, luego de la participación en la Feria del Libro de Bogotá, donde Perú fue el país invitado. Al ver los antecedentes de la Bienal vimos que era una de esas oportunidades a las que  no podíamos negarnos para  mostrar lo nuestro.

Dio mucho gusto, en esta semana, ver las salas llenas, el público haciendo fila  en espectáculos gratuitos y pagos. Pero todo eso responde a una buena programación de la Bienal y también a una política cultural de la ciudad que es envidiable, a lo largo de los años. 

El apoyo que desde el Estado ha recibido la danza permite ver un gran nivel en las compañías nacionales que tienen un perfil internacional, eso no se genera por arte de magia, esos son años de estar trabajando y comprometerse con la danza como un lenguaje tan básico como la música. También la respuesta del público de esta ciudad se debe a que está educado y acostumbrado a tener eventos permanentes de danza y todo  eso suma.

¿Qué le ha gustado del modelo colombiano de trabajo con la danza y que ustedes de pueden llevar como ejemplo a seguir en Perú?

Gracias a la Bienal tuvimos encuentros para el intercambio de experiencias. Encontramos algo en común y es que tenemos realidades muy parecidas. En Perú, por ejemplo, tenemos un Ministerio de Cultura muy joven que tiene cinco años y con unos recursos escasos; y dentro de eso ha sido interesante ver como en Colombia se han desarrollado políticas que apoyan   la danza.  

Llama la atención ver que aquí es una decisión y un compromiso de la autoridad el dar apoyo, pero no de una manera momentánea, sino de acompañamiento porque el Ministerio asume el papel de gestor y brinda garantías adicionales a los recursos económicos, como los planes de danza y las acciones relacionadas con el desarrollo de  emprendimientos.

Es cierto que el Estado tiene un rol importante en el desarrollo cultural, pero parte de su obligación es brindarle al artista, al gestor independiente y operador cultural más recursos, más allá de los económicos, para gestionar lo que necesita. Y esas herramientas hacen que cualquiera se vuelva competitivo no solo en el país sino en el exterior.

En ese sentido Colombia tiene  muy buenos planteamientos  al tener en cuenta temas como formación, promoción, producción.  

De lo que vio en la Bienal, ¿le llamó la atención algún grupo para llevar al escenario del Gran Teatro?      

Sin duda este es un viaje de ida y vuelta, el Perú vino a Cali y la idea es que Cali vaya al Perú.  Además, el próximo año, la Feria Internacional del Libro de Lima tiene como país invitado a Colombia, así que hay que devolver la visita. Tenemos para el próximo año fechas reservadas para que nos visite una de sus orquestas. 

Teniendo en cuenta nuestro escenario y el público, sería muy interesante tener un gran espectáculo del folclor, sería recibido con mucha calidez, pero en danza contemporánea considero que debe ir un grupo colombiano el próximo año a Perú; como también es muy tentador que proyectos de danza urbana dialoguen con lo que se realiza en nuestro país.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad