Betty Garcés y la acuarela de una soprano

Septiembre 28, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Claudia Liliana Bedoya S. | Reportera de El País
Betty Garcés y la acuarela de una soprano

“Cada vez va creciendo más el público de la ópera en Colombia. Cada día vemos cómo se están abriendo espacios para que gente disfrute y conozca el género”: Betty Garcés.

‘Ma vie en aquarelle’ es el recital que Betty Garcés ofrecerá este jueves, en el Teatro Municipal.

Volver a Cali, la ciudad que en la que empezó a escribir su historia musical es, para Betty Garcés, como volver a la ciudad que ha sido su segunda casa, después de su amada Buenaventura. 

La ansiedad y expectativa no es gratuita porque además es la primera vez que como soprano dictará un recital en el Teatro Municipal Enrique Buenaventura, el jueves 1 de octubre, a las 7:00 p.m., como parte de su gira mundial ‘Ma  vie en aquarelle’. 

Para la velada promete un repertorio romántico, reflejado en esos autores que le han llegado a su corazón y que ya ha presentado en escenarios de Viena, Londres, Argelia,  Bogotá y que después de Cali se escuchará en  Washington y Nueva York.

Previo a su concierto de este jueves, Garcés habló con El País.

¿Qué significa 'Ma vie en aquarelle', el nombre de su gira mundial?

Le dí ese nombre a mi gira, inspirada en mi propia vida, en cada una de las etapas para    llegar a convertirme en una cantante de ópera. Ha sido un proceso maravilloso, lleno de tantos matices, colores especiales y únicos que no me había imaginado.  Esta es una forma  de sentirme agradecida,  mostrar que  mi vida está  llena de tantos colores y tantas pinceladas en diferentes formas y direcciones que   en  ciertos instantes no se entendía qué era lo que estaba pasando. Pero cuando uno  logra ver la obra  desde cierta distancia puede captar  y percibir la obra de arte que se estaba construyendo.   

El nombre ¿está ligado a alguna obra interpretada en su carrera?

El nombre surgió por muchas cosas. Mi mamá es pintora y yo crecí a su lado viéndola  pintar y haciendo artesanías. Y una de las técnicas que más me gustó fue la acuarela. Yo también pinto un poco, no profesional, pero me gusta. Me siento cómoda con la técnica, que aunque no es fácil, me permite expresarme y así haga un garabato siempre lo voy a ver precioso. Además, siento que mi vida es como una especie de  gran lienzo, uno gigante, y yo soy un pincel y Dios es el gran artista que va pintando de acuerdo a como él se le ocurra. 

Y como todo artista frente a su obra, así como hay pinceladas firmes, hay otras en las que se duda. ¿Usted ha tenido momentos de duda en la obra de su vida?

Sí, ciertamente, hay dudas y en este camino aparecen muchas veces. En Cali, cuando estaba en la mitad de mi carrera, tuve una etapa en la que no le encontraba el sentido y la esencia a lo que estaba haciendo. Me  había enamorado del canto lírico pero en cierto momento no me encontraba. Después de esa etapa  conocí al maestro Francisco Vergara y ahí comenzó todo porque él me escuchó  y me motivó a que fuera al exterior a continuar estudiando. Y ahora caigo en la cuenta de que en muchas ocasiones he tenido momentos de duda, de sentarme a pensar hacia dónde voy pero siempre, en el momento preciso, llega una respuesta que me muestra hacia dónde seguir.  

Su carrera ha sido exitosa en Europa, pero Buenaventura, su ciudad ¿qué tan presente está en cada paso que usted da en el mundo?

Está presente en mi vida y en mi corazón. Estoy intentando ir por primera vez a dar un concierto en Buenaventura para que la gente  conozca lo que hago. Sigo luchando por hacer ese concierto, que no ha sido posible, porque en Buenaventura no hay un piano de concierto para el acompañamiento musical. Para hacerlo se debe llevar el piano desde Cali y para eso requerimos el apoyo político y empresarial. Pero aspiro, para final de este año, hacer un concierto, así me toque cantar a capella. Sé que en Buenaventura muchas personas han escuchado de mi trabajo y he sentido su apoyo. Quiero dar ese concierto para decirle a Buenaventura que son mi pueblo, mi casa, mi familia y  que siempre los llevo en mi corazón, así lo que haga no sea música folclórica. La ciudad está en mi esencia y mi música está impreganada de eso que soy.

Trayectoria

Betty Garcés Bedoya 

Nació en Buenaventura hace 32 años. Estudió en el Conservatorio Antonio María Valencia de Cali y obtuvo un Máster en Artes de la Escuela Superior de Música de la ciudad de Colonia - Alemania. Además de una especialización en Opera y Lied, bajo la tutoría de la profesora Klesie Kelly Moog. 

Betty Garcés Bedoya incluye en su repertorio operático los roles de la Condesa en Las Bodas de Fígaro, Mimi en la Boheme, Liú en Turandot, Jano en Jenufa, Micaela en Carmen y Antonia en los cuentos de Hoffmann.   En su repertorio no operístico se encuentran las ‘Cuatro últimas Canciones’ de Richard Strauss y los Wessendonk Lieder de Richard Wagner.

Fue finalista en las audiciones para el Programa de Jóvenes Artistas ‘Jette Parker Young Artist Program’, organizado por el Royal Opera House de Londres.

Participó en el concierto de cierre del Festival ‘Neue Stimmen Neues Singen’ en la ciudad de Hannover, Alemania.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad