Ballet Santiago de Cali está listo para dar el gran paso

Ballet Santiago de Cali está listo para dar el gran paso

Junio 18, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Ballet Santiago de Cali está listo para dar el gran paso

El Ballet Santiago de Cali tiene entre sus planes la participación en festivales nacionales. Entre las invitaciones pendientes hay una al Festival de Ballet en Ocaña.

La entidad presentará el próximo martes 23 de junio la Suite Paquita, en el Teatro Jorge Isaacs. Además, anuncia que ya tiene sede propia en el barrio Champagnat.

Nuevos aires rondan por el Ballet Santiago de Cali. La entidad que durante más de 10 años tuvo su hogar en el Teatro Jorge Isaacs está lista para seguir creciendo, con la apertura de una sede propia. 

Este anuncio coincide además con la gala que cada semestre realiza con sus estudiantes para mostrar el trabajo realizado. La próxima cita con los nuevos talentos de la danza será el martes 23 de junio, en el Jorge Isaacs. 

En el escenario, a partir de las 7:30 p.m., se podrá apreciar la obra de Ballet Paquita, del repertorio universal que se desarrollará con toda la escuela del Ballet Santiago de Cali. Serán 80 estudiantes los que participarán en esta pieza que es una adaptación de la coreografía original estrenada en 1846. 

La obra, que contó con el equipo de profesores en su adaptación, será la oportunidad para apreciar el talento de niñas y niños desde los 3 años de edad hasta jóvenes que ya rondan los 20 años.

A propósito de la nueva era que acompaña al Ballet Santiago de Cali, entidad que se formó en 1999 por iniciativa de egresados de Incolballet, su actual directora Katherine Gamboa hace un balance de su gestión y de los retos que tiene ahora la  Fundación. 

¿Que representa para el Ballet Santiago de Cali tener una sede propia?

Estamos muy contentos y agradecidos con todas las instituciones que nos apoyaron. Durante los últimos 10 años el Teatro Jorge Isaacs fue nuestra sede principal, pero hace un tiempo hemos venido con el proyecto de ampliarnos porque tanto estudiantes como equipo administrativo estábamos un poco limitados en espacio. Y ante la necesidad de ampliarnos nos pusimos en la búsqueda de un nuevo espacio. Desde marzo nos trasladamos al barrio Champagnat (detrás del Cecep) con unas condiciones más aptas para lo que estamos requiriendo.

¿Qué podrán ofrecer en esta nueva sede? 

En la parte física, tenemos dos salas principales de ensayo, con piso de madera y alturas requeridas para la práctica del ballet. Al tener un espacio propio, tendremos horarios mucho más flexibles. En materia de actividades, en julio iniciaremos nuestros talleres recreativos y queremos ampliar la gama de estilos que ofreceremos a la comunidad, además del ballet, queremos ampliar a estilos como el hip-hop y los latinos porque para nosotros es importante que los bailarines también puedan tener esa formación integral. Y en agosto retomaremos nuestras clases regulares y nuevos cursos.

¿Pero con estas nuevas propuestas quieren formar bailarines profesionales u ofrecer un espacio lúdico para quien gusta de la danza?

Para nosotros seguirá siendo nuestro eje fundamental el ballet clásico y a través de él complementaremos la formación de nuestro niños para proyectarlos a nivel profesional. Esto lo estamos haciendo a través de un grupo representativo que se mostrará en la función del 23 de junio. Este grupo lo integran los estudiantes que tienen una mayor capacidad a nivel artístico y técnico. Ellos son el resultado de todo el proceso formativo y a través de este grupo hemos podido desarrollar intercambios internacionales y hay algunos que ya estuvieron en Cuba fortaleciendo su proceso artístico.

¿Han pensado en actividades  para el público  adulto?

Sí, por petición de los padres de familia, hemos considerado abrir espacios para ellos, porque muchos prefieren tener algún tipo de actividad mientras esperan a sus hijos.

¿Qué balance hace de sus siete años de labores al frente de la entidad?

Ha sido una labor gratificante. Durante este tiempo hemos logrado crear nuestros programas de becas de formación, con el apoyo del Ministerio de Cultura, gracias al cual se formaron 50 estudiantes en ballet. El año pasado, al cumplir 15 años, recibimos la Certificación de Calidad Icontec  NTC 6001:2008, que garantiza nuestro trabajo.

Además de  producciones artísticas como ‘La Calle’ que fue Premio Nacional de Danza en 2010. 

¿Y con los nuevos aires que tiene la institución, habrá cambio de mando?

Hasta el momento sigo en la dirección. Hay propósitos de que se hagan cambios para seguir mejorando al Ballet Santiago de Cali, pero  en el momento oportuno lo comunicaremos.

Ballet Santiago de Cali

Fue creado en noviembre de 1999. Está conformado por bailarines y profesores formados en Incolballet, con estudios en la Escuela Vaganova de Leningrado, en Rusia, y Escuela Nacional de Ballet de La Habana, Cuba, y Licenciados en danza clásica de la Universidad del Valle.

Es una Fundación  que la rige una junta directiva. De los 18 bailarines que la fundaron, hoy solo permanecen cuatro que son parte de la Junta Directiva: César Mosquera, Juan Carlos Arroyo, Miriam Lemus y Amparo Machado, quien tiene la dirección artística. 

Por año, el Ballet Santiago de Cali   realiza dos grandes producciones: en junio y en diciembre, en donde los estudiantes presentan los resultados de su trabajo.  En estos montajes   realizan obras de su propia creación como la adaptación de cuentos infantiles (Pinocho, Mago de Oz). También hacen un rescate de obras del repertorio  universal para no dejarlas en el olvido.

Lo que viene: la realización de funciones didácticas para instituciones educativas.

La historia del Ballet Paquita

Es una obra  que se sitúa en España, en la época de la invasión napoleónica. La historia tiene como  protagonista a una joven llamada Paquita, una gitana que se enamora de un príncipe de nombre Lucien.  

La  familia real no le permite tener relación con la gitana, pero en la historia ella descubre que es la heredera de un viejo reino  y que tiene todas las condiciones reales para casarse con Lucien.

El Ballet Santiago de Cali tiene entre sus planes la  participación en festivales nacionales. Entre las invitaciones pendientes hay una al Festival de Ballet en Ocaña.

La nueva sede del Ballet Santiago de Cali está ubicada en la Calle 9C No. 29A-53, barrio Champagnat. Teléfonos: 388 5122 y 318 608 1842.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad