Artistas inconformes por exhibiciones en La Tertulia, ¿por qué?

Artistas inconformes por exhibiciones en La Tertulia, ¿por qué?

Julio 15, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Artistas inconformes por exhibiciones en La Tertulia, ¿por qué?

Reuniendo Luciérnagas. Según los curadores, se basa en hechos relacionados con la Cali de los años setenta y el proyecto Ciudad Solar, retomado desde una perspectiva contemporánea y el diálogo entre disciplinas.

El próximo martes se abrirá un espacio de diálogo entre artistas y curadores, a propósito del debate suscitado por el Salón Regional.

Las tres exhibiciones presentes  en el Museo La Tertulia con motivo del último 15 ‘Salón Regional de Artistas  Zona Pacífico Reuniendo Luciérnagas’,  han suscitado descontento   con respecto al trato que se les ha dado a las obras.  El artista José Horacio Martínez considera que el  proyecto  ‘Reuniendo luciérnagas después de Ciudad Solar’, a cargo de los curadores Herlyng Ferla y  Riccardo Giacconi, es “un  despropósito”. “Al hacer el montaje fragmentaron las obra de los artistas, y utilizaron las  de artistas ya fallecidos, como Pablo Van Wong y Eduardo Ramírez Villamizar, no sé con qué autorización, porque eso es parte de la Colección Permanente del Museo La Tertulia y no estaba planteado en ningún momento en la propuesta”, dice Martínez.  Como “un mar de equívocos” califica   el artista “una curaduría en donde se siente la inexperiencia de quienes la realizaron. Ellos tenían el  compromiso de asistir a los  talleres de los artistas para ver qué estaban haciendo, pero no lo hicieron.  Y en el montaje todo se volvió confuso. Utilizaron a los artistas y a sus obras sin ningún respeto, e incluso  fragmentaron algunas obras”. Esto lo confirma el crítico de arte Miguel González, quien dice que “el despedazamiento de los proyectos de lo que fueron instalaciones, se puede  verificar en  obras como las de Iván Tovar, Juan Guillermo Tamayo, Hermann Yusty y Nicolás González, cuyos trabajos fueron desmembrados y esparcidos, desvirtuando y banalizando los planteamientos que alguna vez animaron las propuestas originales”. González también critica el hecho de que “se incorporaran obras de autores muertos sin ninguna  justificación ni  conceptualización, igualmente la pequeña escultura minimalista de Ronny Vayda, la talla africana colocada en el piso (que no es ningún tótem como dicen los ignorantes curadores) y una pieza de madera insignificante de una santa sin interés alguno, así como la idea torpe de incluir un periódico. El texto mal redactado y con información errática  justificaba la banalización de los objetos y obras mutiladas bajo el cobijo de gabinete de curiosidades, que dicho sea de paso no estaban solamente en los palacios ‘aristocráticos’, como reza el comentario peregrino de los organizadores”.  Se une a este debate  Carlos García, artista, curador e historiador del arte independiente, quien asegura que “no tiene sentido por parte del Ministerio de Cultura hacer una convocatoria para curadores en un país que no forma curadores. Así, esto termina en manos de personas  que no tienen la experiencia, ni el conocimiento ni la formación para eso.  Lo que vemos en la sala de La Tertulia,  es un remedo de exposición, donde hay un daño a las obras y a los artistas”. García, quien es profesor de varios de los expositores, dice “las obras no han sido presentadas de manera correcta. Sin fichas técnicas ni  un  texto curatorial  coherente, y  fueron intervenidas por los curadores, lo que  afecta los derechos de autor y tiene implicaciones morales, legales y patrimoniales”. Advierte que en sus 20 años de trayectoria, nunca había visto que un Salón de Artistas generara tanto descontento. “Los sueños de estos  jóvenes se ven truncados. Se han puesto  derechos de petición solicitando documentación de cómo se hizo esto  y  cómo se entregaron los recursos, y se habla de   demandas de orden penal y civil. Muchos se quejan de que  no les han entregado los recursos que les prometieron para realizar sus obras, y  que se ha favorecido a gente cercana a los organizadores con recursos del Salón”.  Agrega que “el panorama está muy enrarecido y  se  vuelve más turbio y delicado. Se han dado   ataques mediáticos en  Internet, se han suplantado personas en comentarios de Facebook, se ha atentado contra páginas web. Esto parece una novela de terror, una historia truculenta de espionaje”.  Ayer, el Ministerio de Cultura aclaró en un comunicado que “en febrero de 2014 se abrió  una convocatoria en el Programa Nacional de Estímulos para la realización de diez proyectos de investigación curatorial en torno a la producción artística en las siete regiones del territorio. Y que un jurado conformado por Carolina Chacón, Javier Mejía y Giovanni Vargas, con  amplia trayectoria artística, eligió a los curadores”. Carolina Ponce de León, coordinadora de Artes Visuales del  Ministerio de Cultura, considera que  “lo que no funcionó bien  en el Salón  fue la comunicación entre  artistas y  curadores para  llegar al acuerdo de la manera como ellos decidieron hacer su propuesta curatorial. El próximo martes, a puerta cerrada,  se abrirá un espacio  de diálogo, reflexión, de discusión y ojalá, de solución”. Comunicado del Ministerio de Cultura

"Respecto a los comentarios que ha suscitado la propuesta curatorial de los artistas Herlyng Ferla y Riccardo Giaconni para el 15 Salón Regional de Artistas, Zona Pacífico, Reuniendo Luciérnagas, el Ministerio de Cultura considera importante aclarar a la comunidad artística y al público el proceso que se llevó a cabo para la selección de cada uno de los diez proyectos curatoriales que conforman la actual edición de los Salones Regionales.

En febrero del año 2014, el Ministerio de Cultura abrió una convocatoria en el Programa Nacional de Estímulos para la realización de diez proyectos de investigación curatorial en torno a la producción artística en las siete regiones del territorio nacional. El propósito de esta convocatoria fue el concurso de propuestas curatoriales en que las prácticas artísticas se vieran realmente representadas.

Un jurado idóneo, conformado por Carolina Chacón, Javier Mejía y Giovanni Vargas –quienes además de su amplia trayectoria artística, representan tres grandes regiones del país - invitado por el Ministerio de Cultura, evaluó las propuestas recibidas.

En la convocatoria se pidió gestionar y proyectar la actividad artística de cada región a través de lecturas innovadoras y transformadoras.

Para participar, los postulantes debieron demostrar la residencia de al menos uno de sus miembros en la región donde aspiraban realizar el proyecto, junto con una hoja de vida en la que demostraran estudios, investigaciones, actividad pedagógica o desarrollo de proyectos artísticos, así como un adecuado conocimiento de la región seleccionada.

El jurado también evaluó el aporte del proyecto al campo artístico de cada región, así como la factibilidad de la propuesta en términos económicos y técnicos (producción, infraestructura, tiempos, estrategias de circulación, escenarios y espacios).

Una vez concluida la etapa de investigación, durante la fase de producción de cada proyecto, se presentó el resultado al comité regional conformado por entidades públicas, académicas y artísticas locales, para socializar las respectivas propuestas curatoriales y concertar el apoyo institucional necesario para su realización.

De acuerdo con el acta del jurado para el caso de la Región Pacífico, la beca de investigación curatorial se entregó a Reuniendo Luciérnagas, con el fin de desarrollar un concepto curatorial que permitiera “crear mixturas y diálogos entre diferentes disciplinas (cine, literatura, radio, diseño, entre otras)”.

Si bien se realizó la apertura del Salón Regional Pacífico Reuniendo Luciérnagas con tres exposiciones que se encuentran en el Museo La Tertulia, este Salón incluye otras dos exposiciones, junto a una programación de eventos públicos e intervenciones efímeras de diversa naturaleza: proyecciones, mesas de radio, performances, charlas, publicaciones y talleres, previstos para ser realizados durante los meses de julio y agosto en las ciudades de Cali, Popayán y Quibdó.

Para el equipo curatorial, Reuniendo Luciérnagas es el resultado de dos investigaciones: una sobre los colectivos, grupos interdisciplinares y prácticas colaborativas activos en la Región Pacífico; y otra en la que se cuestionan los procedimientos que favorecen la reunión de distintas personas o cosas para compartir un mismo espacio.

La propuesta se fundamenta en hechos y eventos relacionados en  la Cali de los años setenta y el proyecto Ciudad Solar, retomado desde una perspectiva contemporánea, con el fin de adelantar un proceso que permita un diálogo entre las diversas disciplinas.

El Ministerio de Cultura acogió y respetó las recomendaciones del jurado, así como el contenido de los mismos. Reconoce que como parte de su dinámica se produzcan debates, inquietudes, inconformidades y comentarios, los cuales serán tenidos en consideración para los procesos y convocatorias de futuros Salones Regionales de Artistas. 

Los jurados de esta convocatoria fueron:

Giovanni Vargas

Nació en Cali. Maestro en Artes Plásticas del Instituto Departamental de Bellas Artes de Cali. Maestría en Artes Plásticas y Visuales de la Universidad Nacional de Colombia. Dentro de sus exposiciones individuales se encuentra ‘El espectro de Rumpelnstinski’ en Las Edades (2013), ‘Estudios de caso’ en la Galería Casa Riegner (2011), ‘Monte de piedad’ en la Sala de Proyectos de la Universidad de Los Andes (2008), ‘Había una vez…’ en la Alianza Colombo Francesa (2005), ‘Biofragemas’ del Banco de la República (1998).    

Carolina Chacón Bernal 

Nació en Bogotá pero lleva varios años viviendo en Medellín. Maestra en artes plásticas y visuales de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas, ASAB.  Realizó la investigación ‘Archivo L/G/B/T/I/A/Q/H/ Género en las imágenes del arte contemporáneo colombiano’ con la cual obtuvo tesis de grado meritoria (2011).

Hizo parte del grupo curatorial ganador del Programa Distrital de Estímulos 2009 y en 2011 con las exposiciones ‘Juegos de video (Forcefield, Paper Rad, RSG Colective y Pipilotti Rist en la Fundación Gilberto Alzate Avendaño, Bogotá).

En 2009 fue ganadora del programa Pasantías Nacionales del Ministerio de Cultura de Colombia, con el proyecto curatorial ‘X Lugar’, realizada en la Sala de cine X Metro Cine, Medellín. Actualmente trabaja como Curadora Adjunta en el Museo de Antioquia, y es colaboradora del Indepenment Curators International.

Javier Enrique Mejía Bacca

Nació en Santa Marta. Publicita con Minor en Periodismo de la Universidad Jorge Tadeo Lozano de Bogotá Especialista en Gerencia y Gestión Cultural en la Facultad de Filosofía y Humanidades  del Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario en Bogotá.

Realizó cursos de estudios de Maestría en la Facultad de Museología ‘Reinwartd Academy’ de la Escuela de Artes de Amsterdam, Holanda. Ganador de la estancia de trabajo en el Museo Nacional de Arte Reina Sofía, en el Departamento de Exposiciones Temporales, Palacio de Velásquez en Madrid.

Ganador de la beca del Centro de Iniciativas Latinas del Instituto Smithsonian en Washington D.C. como ‘Visiting Scholar’ para investigar en los fondos del Instituto un proyecto sobre sus colecciones de arte latinoamericano".

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad