Artista uruguayo rinde homenaje a los poemas de Mario Benedetti en la Bienal de Cartagena

Artista uruguayo rinde homenaje a los poemas de Mario Benedetti en la Bienal de Cartagena

Febrero 16, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Ricardo Moncada Esquivel | Periodista de GACETA
Artista uruguayo rinde homenaje a los poemas de Mario Benedetti en la Bienal de Cartagena

Richard Garet hace parte de los 16 artistas sonoros más influyentes del mundo. El año pasado hizo parte de 'Soundings: A contemporany score', organizada por el Moma de Nueva York.

Hay dos parlantes en un patio, uno enfrente del otro. Y de ellos brotan poemas en forma de versos desmantelados. Nombre de la obra: ‘The liberation of meaning’, un homenaje a Mario Benedetti. Hablamos con su autor, Richard Garet, uno de los invitados a la Bienal Internacional de Arte Contemporáneo de Cartagena.

En 1995 el escritor uruguayo Mario Benedetti publicó ‘El amor, las mujeres y la vida’, un libro de poemas que era una especie de respuesta a la relectura de la obra literaria del mismo nombre del filósofo alemán Arthur Schopenhauer, como una manera de combatir el pesimismo y la misoginia, contenidos en el libro del pensador teutón.El libro de Benedetti se convirtió también en un audio libro, en el cual el gran poeta uruguayo lee a viva voz los 53 poemas que lo conforman y entre los cuales se encuentran verdaderos clásicos de su pluma como ‘Ustedes y nosotros’, ‘Todavía’, ‘Te quiero’, ‘Hagamos un trato’ o ‘Los formales y el frío’.Unos años después, en Nueva York, el artista visual Richard Garet, también uruguayo, se encontró con esta grabación de su compatriota y pensó que era un material interesante para plantearse un proyecto artístico.Así surgió la obra ‘The liberation of meaning’ (2014), que el artista trajo a la Primera Bienal Internacional de Arte Contemporáneo de Cartagena, certamen que se inició hace poco más de una semana en la Ciudad Heroica y que se extenderá por dos meses, con la participación de cerca de 120 artistas de Colombia y el mundo, bajo la orientación de la prestigiosa curadora brasileña Berta Sichel.Garet, de 41 años, es un artista innovador que tiene entre sus facetas el arte sonoro, creando proyectos de inmersión que lleva al espectador a reflexionar sobre su percepción y conocimiento del universo sonoro que rodea su mundo cotidiano.La obra fue instalada en el Museo Histórico de Cartagena, el cual funciona en el Palacio de la Inquisición. Consiste en dos parlantes que se encuentran en los extremos laterales de uno de los patios de la colonial edificación, uno al frente del otro, y en el que se escucha la voz del poeta declamando sus versos. Pero en realidad no son los mismos versos. De ambos parlantes van surgiendo de forma alternada frases aleatorias tomadas de los poemas en un contrapunteo que genera nuevas posibilidades poéticas.De pie, en medio del patio del Palacio de la Inquisición, Garet explicó que su proyecto consistió en apropiarse de los 53 poemas del famoso libro de Benedetti para desmantelarlos, palabra por palabra. “Separé los poemas en pequeñas frases, generando más de dos mil pistas de audio. Entonces compuse una aplicación y un programa que luego, por medio del ordenador, utilizo para ejecutar la obra”, dijo.Garet, quien el año pasado hizo parte de una exposición organizada por el Moma, en Nueva York, con los 16 artistas de arte sonoro más destacados del mundo (fue el único latinoamericano) explicó que la obra en sí es generativa y nunca se repite de la misma manera. “Lo que hace es reconfigurar la estructura de los poemas y siempre está generando un sentido nuevo, un tema nuevo. El sentido de cada poema ya no existe literalmente y la poesía se está generando constantemente”.Berta Sichel, la curadora brasileña que dirige el concepto artístico de la Bienal, describe que al hacer el recorrido por el ambiente sonoro de Garet el visitante escucha un prolongado ‘playback’ fonético de sonidos entrelazados, “que enfatizan el timbre, los sonidos sutiles y los ‘idionsincráticos’ gestos únicos de la voz del poeta y su manera de expresarse. Y también establecer sus propias interpretaciones de los poemas a partir de su experiencia personal como oyente”.La curadora agrega que la presentación desfragmentada produce un nuevo resultado estructural de los poemas “atrayendo la atención no solo hacia el sonido y la escucha, sino también hacia las exploraciones de la subjetividad del lenguaje y su significado”.Homenaje al poetaGaret dijo que quiso trabajar con los poemas de Benedetti por los lazos que le unen, por ser uno de los grandes poetas de su país. “Siempre tuve conocimiento de él y cuando encontré estos versos grabados de inmediato me pareció que era una oportunidad para hacer algo y reconectar el carácter literario y cultural que representa su obra y poder entrar en conversación con el trabajo de un artista increíble. Es en parte un tributo, en parte un homenaje, al hacer una obra nueva que transformara el formato original, una contribución a generar con los versos nuevos resultados”.Aunque ha trabajado en múltiples proyectos sonoros, el artista reconoció que es la primera vez que realiza un trabajo exclusivamente con el sonido de voz humana. “La voz o más bien la palabra y el diálogo son algo tangible que tiene un significado muy embebido en sí mismo. Entonces es imposible trabajar con este material sin escuchar, sin entender o estar consciente de lo que se está diciendo”. De este modo el proyecto supuso para el artista uruguayo nuevos retos. “Quizás el más grande fue lograr un objetivo en el cual todo funcione y no quede alguna duda en la composición de las frases, que no quede alguna fuera de lugar, tiene que ser un trabajo redondo. Quizás con otros materiales sonoros uno deja pasar ciertos errores que se vuelven parte del mismo trabajo, pero en este caso debía ser muy exacto”, reflexionó.Aunque no tiene una explicación del origen de su gusto por los sonidos, Garet se justificó señalando que siempre ha sido sensible a lo musical y lo sonoro. “No fue una cosa deliberada de decir voy a hacer esto, sino que fueron muchos años de experiencias que se fueron acumulando y eventualmente la práctica sobre el tema se fue desarrollando. Yo vengo de las artes visuales y aún sigo haciendo trabajos en estas disciplinas, pero el tema del sonido y del tiempo, en cuanto a su duración se han convertido en piezas centrales de mi trabajo”.El artista agregó que al proponer al espectador un proceso de inmersión en una experiencia sonora apela a la subjetividad. “De esta manera el oyente crea nuevas relaciones y percibe sensaciones, por lo tanto es la persona que está escuchando quien culmina la obra a cada instante, se vuelve una experiencia personal para cada quien”.Esta es la primera vez que Garet visita a Colombia y expone una obra suya. Dijo que aceptó la invitación que le hizo la curadora Berta Sichel, quien conoce bien su trabajo. “Ella es una curadora que tiene una gran reputación y obviamente me interesaba trabajar con ella. Era, además, un proyecto internacional interesante”.El artista agregó que venir a Cartagena ha sido una linda oportunidad. “Es también la posibilidad de brincar al contexto latinoamericano y poder entrar en contacto de una manera más directa con las instituciones culturales de toda esta región, para futuros proyectos”.Garet se mostró complacido con la reacción de público a su propuesta. “La obra siempre se presenta de la misma manera, pero lo que cambia es la respuesta de la gente, y aquí en Cartagena me han sorprendido mucho más de lo que yo pensaba”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad