'Amor por sorpresa', la comedia que tiene a la muerte como principal obstáculo

'Amor por sorpresa', la comedia que tiene a la muerte como principal obstáculo

Julio 10, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Claudia Rojas Arbeláez* Especial para GACETA.
'Amor por sorpresa', la comedia que tiene a la muerte como principal obstáculo

La película es una comedia europea que narra la peripecia de un hombre que se enamora en la víspera de cumplir sus planes de muerte.

Deprimido por la muerte de su madre y teniendo todo su tiempo para sí, el millonario Jacob decide hacer lo que ha estado posponiendo por muchos años:  morirse.   

Tras fracasar en sus intentos domésticos por quitarse la vida decide recurrir a contratar los servicios profesionales de una agencia especializada en propiciar un bien morir para quienes lo deseen. Después de analizar varias opciones, Jacob escoge la modalidad llamada ‘sorpresa’ y se dispone a cerrar el trato que tiene una cláusula inamovible: una vez  lo firme no podrá arrepentirse.  Eso para él no es problema, está convencido de ponerle fin a su vida  y cuanto antes ocurra, mejor.    

Poco después, mientras escoge  su ataúd, conoce a Anna, una chica que está allí por las mismas razones que él y que quiere pasar al siguiente nivel con prontitud.  El encuentro dura poco, pero días después Jacob y la mujer vuelven a verse y en torno al tema de la muerte se empieza a tejer una amistad. Ella, sin embargo, no puede evitar no estar ansiosa por la tardanza del cumplimiento del contrato.  

Por su parte él ya ha liquidado a los empleados, puesto en venta su magnífica propiedad y solo aguarda la llegada de aquella ‘sorpresa’ que le permita morir como tanto lo desea.  Pero nada ocurre y mientras tanto los encuentros con aquella chica se hacen cada vez más recurrentes y así las emociones que Jacob nunca había vuelto a sentir desde que era niño despiertan y lo hacen sentir más vivo que nunca.  El amor ha llegado a su vida y justo ahora que él había planeado morirse. ¡Que inoportuno!

La película que lleva por nombre ‘Amor por sorpresa’ (‘The surprise’, en su título original) es una coproducción de los Países Bajos, Alemania e Irlanda, se desarrolla en Bruselas y tiene por protagonistas a  Jeroen van Koningsbrugge y a Georgina Verbann, pocos conocidos para nosotros, pero que logran entretejer una relación intensa que le da gran fuerza a sus escenas y a la historia en general. 

Esta producción dirigida por Mike Van Diem que hace muchos años se dio a conocer por ‘Carácter’ (1997), largometraje con el que Holanda obtuvo el Oscar a película extranjera.  Aquella fue una producción sólida y dramáticamente fuerte, que cuestionaba las deudas emocionales del pasado y en la que Van Diem hizo una apuesta pesada, llegando incluso a asemejarse un tanto a Bergman.  

La película sin duda elevó la carrera de Van Diem en un punto alto del que no pudo escapar durante algunos años.   Tal vez por eso se retractó y esperó, uno, dos, cinco, diez, trece años para regresar al cine.  Y sería solo hasta comienzos del 2010 cuando volvería hacer otra película, una llamada ‘Alaska’  y cinco años después vendría con esta. 

El tiempo de desconexión seguro le sirvió para librarse de compromisos y hacer algo completamente distinto, como lo es  ‘Amor por sorpresa’.  Y por lo mismo, esta puede ser la razón por la que resulta ser una película fresca y ligera de cargas impuestas.   Aquí la muerte no resulta ser  tan seria ni mucho menos triste, como el amor tampoco se presenta brillante ni puro sino bastante normal.  Por eso se convierte en una historia que no se plantea otro reto que el de divertir. 

Es una historia que se narra sin prisas, incluso repitiendo algunas situaciones que podrían haberse obviado pero que son comprensibles desde la dinámica de la pareja protagónica que fluye con naturalidad.   

No estamos, sin embargo, frente a la comedia que nos hará reír a  mandíbula batiente.  Esta es más bien una comedia con tintes negros que desmitifica y -  ¿por qué no? - se burla de la muerte.  Y desde allí, vista como una parte más de la vida, la muerte puede ser tratada con ligereza y soltura,  con risa y como el  negocio que convoca a un padre y a sus hijos,  que pareciera tener la estructura de una mafia pero que al final no es otra cosa más que una familia normal.

Al final en esta historia de persecuciones, malos entendidos y mentiras, todo se resuelve de acuerdo a las convenciones propias de su género y  se presenta el amor como la solución que aligera las situaciones serias de la vida y sopesa el presente, borrando las marcas del pasado.

 *Docente Universidad Autónoma 

@kayarojas

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad