Alberto Posso, el profe del cine y su vida de película

Alberto Posso, el profe del cine y su vida de película

Junio 27, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Alberto Posso, el profe del cine y su vida de película

El crítico de cine Alberto Posso.

La muerte de Alberto Posso Gómez, crítico de cine, conmovió a seguidores del séptimo arte en Cali y Bogotá.

El crítico de cine Alberto Posso Gómez, fundador del portal Séptimo Arte, docente universitario, promotor de películas independientes y nacionales, y creador   del seminario taller ‘Cómo Analizar una Película’, falleció ayer a las 3:25 a.m., a los 57 años,  tras sufrir una fuerte crisis de salud.  Este cartagueño,   debutó como columnista en la revista ‘Temas’, del diario  El País de Cali, en 1977.  Por varios años  tuvo su  página de cine, labor que culminó en agosto de 2013 cuando se dedicó de lleno a su portal web Séptimo Arte Cine y Teatro, que fundó en 2003, y desarrolló un método ágil de conocer las bases del Análisis Fílmico en el Seminario Taller Cómo Analizar Una Película.  “Al comienzo no tenía mucha idea de lo que era el cine. Me puse a perfeccionarme y a aprender la técnica de la apreciación del séptimo arte. En esa época no había críticos,  ni siquiera se enseñaba en las universidades la apreciación cinematográfica”, dijo una vez Posso, quien se ganó el cariño de sus amigos y del  público de las premieres, de actores y directores de cine por su carisma y buen humor.   En un homenaje que le hizo El País en sus  34 años de trabajo, recordó que su primer comentario de cine  fue sobre   la película ‘Pánico en el estadio’, de un francotirador sociópata, “no es precisamente mi orgullo, pero guardo el artículo con amor, fue mi puerta de entrada para  guiar a los espectadores en algo tan provechoso como  el séptimo  arte”.   Compartió sus conocimientos   en festivales de cine de Cartagena (durante 30 años), Tunja, Pasto, universidades y colegios del país y en el exterior. Fue  formador de públicos y manejador de medios para cine y teatro, maestro de ceremonias, presentador de eventos y locutor de producciones audiovisuales.  Participó en talleres, cursos, encuentros, foros, simposios y   eventos anuales del cine en Colombia. Tenía gran habilidad para transmitir sus ideas verbalmente y por escrito. Varias generaciones de estudiantes de la Facultad de Comunicación Social de Universidad Santiago de Cali se apasionaran por el cine, gracias a su Curso de Apreciación Cinematográfica, que dictó de 1999 a 2004. Solía ver de una a  tres películas diarias y  terminaba la noche con un clásico.  Pese a sus amplios  conocimientos en el tema,  decía: “No me gusta mucho el título de crítico, suena petulante y en ninguna universidad se adquiere. Soy un amante del cine, que por lo general, encuentra algo positivo en casi todas las películas”. Iván Darío Hernández Jaramillo, colega y amigo, se refiere a él como su hermano del cine, “así como uno tiene padres en lo que ama, él  me acompañó siempre con consejos, me ayudó  a crecer. Alguna vez una jefe de prensa nos separó de los asientos en una sala de cine porque era inevitable no comportarnos como niños, en las recochas más geniales que uno pueda vivir. No se me murió, lo tengo integrado en mi alma. Lo extraño, ya reírse en cine no va a ser igual”.  Posso,  quien consideraba su maestro al fallecido crítico de cine  Alberto Duque López, aportó   sus conocimientos al canal Telepacífico.  Tuvo secciones  en Noti5, 90 Minutos, en magazines  como Tardes del Sol, en El Corrillo de Mao y  en Magazín de Red Sonora,  portales web y en la revista Cali Viva.  Y fue contratado por Disney   para promover sus películas. Desde que decayó su salud en febrero pasado no cesó de trabajar. Hace  15 días, cuando se sentía  recuperado,  grabó su sección para Noti5 desde la casa donde vivía  con sus hermanas, a las afueras de Cali. Su ánimo y su pasión por la vida no decayeron. Su fe en Dios  lo llevaba a no perder su optimismo en los momentos    difíciles. Desde la clínica seguía pendiente de  su portal y de las premieres. Heredó su talento para el periodismo y la escritura de su padre,  Mario Posso, quien al igual que su hermano Mario Posso Junior era comentarista deportivo. En una entrevista que Posso concedió a  Mario Alfonso Escobar  en su programa televisivo ‘Mao TV’, confesó que hizo sus pinitos como comentarista deportivo: “Cuando estaba muy joven alcancé a hacer comentarios deportivos, con la influencia de mi papá,  para una emisora de Antioquia, pero a raíz de esa experiencia me di cuenta que no era lo mío. El cine es mi pasión y lo seguirá siendo hasta que muera”. Posso contaba que La película ‘Lo que el viento se llevó’  caló  en su  alma, al igual que ‘Novecento’,  de  Bernardo Bertolucci,   pues en el teatro Asturias solía ver películas para mayores. “Muchos me ven como el maestro, pero jamás diré que soy crítico de cine,  la única diferencia entre el público del común y yo es que yo dedico mi vida al cine, pero cualquiera tiene la capacidad de evaluar una película”, dijo una vez.  Hoy, a las 10:30 a.m., habrá una misa por el descanso de su alma, en Jardines del Recuerdo. Su cuerpo será cremado  a las 11:00 a.m. (Crra 38 Bis No. 5B2-23).

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad