Adiós al poeta: Summa de Álvaro Mutis el Gaviero

Adiós al poeta: Summa de Álvaro Mutis el Gaviero

Septiembre 23, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Ricardo Moncada Esquivel | Reportero de El País
Adiós  al poeta: Summa de Álvaro Mutis el Gaviero

A sus 90 años, uno de los escritores más importante de Latinoamérica, Álvaro Mutis, falleció por una falla respiratoria. Luto en las letras.

Un escritor, un poeta y una académica, evocan la vida y obra del escritor Álvaro Mútis, tras la noticia de su muerte. Homenaje al escritor que nos enseñó la aventura trágica de Maqroll.

Cuando el poeta Eduardo Carranza ejercía como profesor de literatura en el Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario, en una oportunidad un joven alumno le entregó unos poemas. Al poco tiempo, Carranza los hizo publicar en el suplemento literario de El Tiempo, el cual dirigía. El autor de aquellos versos se llamaba Álvaro Mutis, quien además recibió un sabio consejo de Carranza: “Olvídese de estudiar Derecho y dedíquese a la poesía”.Años después el mundo literario se fascinaría con la obra poética y narrativa de este autor, trashumante, amigo entrañable, creador de Maqroll el Gaviero, junto a quien emprendió una saga literaria que a más de cinco décadas de su creación no deja de conmover.Es por eso que su desaparición cuando todavía el mundo seguía celebrando que el autor y poeta alcanzara los 90 años de edad, haya despertado tanta emoción y una necesidad de regresar a su obra, a su legado.El escritor Óscar Collazos, por ejemplo, no deja de sorprenderse por haber recibido la noticia de su muerte una hora después de haber guardado en su biblioteca el libro homenaje a su obra, que se presentó esta semana que termina en la Fiesta del Libro Medellín, una coincidencia que para Collazos no dejó de ser extraña. Por eso asegura que la noticia le produjo una mezcla de tristeza y regocijo. “Tristeza por la partida de un gran hombre y regocijo porque el hecho nos va a hacer volver a una gran obra que aún sigue viva. Mutis fue un gran hombre, amigo. Incluso lo sentimos aquellos que no tuvimos el privilegio de frecuentarlo pero uno lo sentía amigo en el momento de leerlo y en mi caso llevo más de 40 años desde que descubrí su poesía y luego su narrativa, cuando hizo la maravilla de convertir esa figura poética de Maqroll el Gaviero en una saga literaria”, dijo en diálogo con El País. Collazos señaló que es unánime la opinión que existe frente a la obra de Mutis, como uno de los grandes momentos de la literatura colombiana de todos los tiempos y uno de nuestros grandes escritores universales.Para el escritor, Mutis dejó una gran poesía y una gran saga épica alrededor de Maqroll , un autor en cuya obra la poesía y la narrativa son un complemento. “La saga del Gaviero que constituye su cuerpo novelístico no sería posible sin su poesía de donde surge su figura. Él se resisitió a llamar novelas a sus relatos”.Y como lector de las aventuras de Maqroll Collazos dijo que se identifica con los viajes, la aventura, la imprevisibilidad y la ausencia de todo proyecto de este personaje. En su opinión “Maqroll, era la aventura, la vida, por sobre todas las cosas y la sabiduría como una consecuencia de la vida y esa tremenda generosidad, su sentido de la observación y de la curiosidad. “Él no era ajeno ni a los ríos de América ni a los grandes puertos de Europa y Asia. Sin duda el escritor colombiano que ha expresado una gran dimensión por el tema del viaje. Estaba tan fascinado con su personaje del Gaviero, que se resistió a matarlo es como si nunca lo hubiera hecho”. El poeta y ensayista Ómar Ortiz, director de la revista de poesía Luna Nueva, resalto la poesía de Mutis dentro de su legado literario. ‘En su poesía Mutis supo apreciar la magnificencia del paisaje que lo vio nacer y que lo acogió. En su caso su poesía está signada por esta sensación del espacio exhuberante, en verdes, en colorido”, dijo.Ortiz agregó que el otro acierto del autor fue la calidez con que asumió el recuerdo de sus años de infancia. “Creo que es de los poetas colombianos que más tiene que ver con esa evocación”.Como ejemplo, Ortiz nos cita un fragmento de su poema ‘Nocturno’: “Esta noche ha vuelto la lluvia sobre los cafetales / Sobre las hojas de plátano, / sobre las altas ramas de los cámbulos / ha vuelto a llover esta noche un agua persistente y vastísima / que crece las acequias y comienza a henchir los ríos /que gimen con su nocturna carga de lodos vegetales./...”Para Ortiz todo esto tiene que ver con esa sensación de haber vivido en una tierra que es amada que es siempre fecunda, que para él fue siempre un hecho mágico un hecho poético. “Ese es el Mútis que vamos a echar de menos, porque tuvo que ver con ese paisaje interior que nosotros llevamos dentro y que muchas veces sin darnos cuenta estamos añorando y tratando de habitar en la cotidianidad”.La profesora de la Escuela de Estudios Literarios de la Universidad del Valle, María Eugenia Rojas Arana, se sintió fuertemente emocionada al enterarse de la noticia. “Tenía la esperanza de poder conocerlo”, expresó esta profesora quien en el años 2007 publicó el libro ‘Las fabulaciones de Maqroll El Gaviero: narración y desesperanza en la obra de Álvaro Mutis’.La docente explicó que el comienza con poemas como ‘De los elementos del desastre’, ‘Reseña de los hospitales de ultramar’, ‘Summa de Maqroll el Gaviero’ y luego en el poema de la Nieve del Almirante donde se complementa el dibujo de Maqroll, es decir comienza siendo un personaje de su poesía. Y luego cuando escribe su novela es que surge esa trilogía entorno a Maqroll como protagonista y testigo de sí mismo. “Esa trilogía contempla tres novelas, la ‘Nieve del almirante’, ‘Illona llega con la Lluvia’ y ‘Un Bel Morir’ es un recorrido que hace Maqroll por el trópico donde soporta en sus existencia trágica en la cual el autor manifiesta su obsesión por la derrota la destrucción y la muerte.Para Rojas esa obsesión expresada a través del Gabiero denota una sensibilidad poética, porque ante todo, Mutis fue un poeta. En un curso que ella denominó El Placer de Leer a Mútis, la docente le cuenta a sus jóvenes estudiantes sobre la trashumancia de Mutis, que transcurre entre Colombia y Europa. “Su padre era un diplomático que vivió en Bruselas. Pero pasaba sus vacaciones en el pueblo de Coello, en el Tolima. Entonces el fue un hombre que vive escindido como entre dos mundos tan diferentes pero muy fascinado por este trópico que alcanza a conocer.Rojas no puede dejar de sentirse subyugada por la referencia que hace mutis sobre la Montaña en su novela La Nieve del Almirante, cuando comienza ha hablar de ella el dice “porque soy de allí’ entonces se reclama com un hombre del trópico de la montaña eso me parece hermosos.Otro momento de su obra conmovedor y que asegura la ha hecho llorar es el final de su novela Illona llega con la lluvia, cuando tras la muerte de Illona el Gaviero se despide. Allí hay algo que me parece patético triste: La muerte lo que suprime no es a los seres cercanos que son nuestra vida misma, lo que la muerte se lleva para siempre es su recuero la imagen que se va borrando, diluyendo hasta perderse y es entonces cuando empezamos a morir también.Es allí donde se vislumbra esa belleza trágica de su poesía, donde el dolor se expresa verbalmente en un gesto que no puede ocultar el miedo a la soledad en la certeza de que la muerte es el fin y es el olvido el horror de esa perdida definitiva. El Gaviero se queda totalmente solo pero el inmediato a parece su amigo Abdul Bashur quien llega a Panamá con el barco Hansa Stern para empezar con maqroll esa otra parte de su vida juntos.Esa imagen evocadora de un Maqroll que se embarca a vivir una nueva aventura, se convierte ahora en una alegoría al adiós de un gran autor, que para muchos no ha muerto sino que parte para dejar este mundo y convertirse en una leyenda.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad