20 años del Petronio Álvarez, recuento del nacimiento del festival más grande del Pacífico

Agosto 13, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
20 años del Petronio Álvarez, recuento del nacimiento del festival más grande del Pacífico

Este es el segundo ‘Petronio’ sin la presencia física de Germán Patiño. Sin embargo, cocineras, artesanos y músicos siempre evocan a este estudioso de la cocina y la cultura afro que los motivó a mostrar todas sus expresiones.

Hoy, cuando el Festival Petronio Álvarez cumple 20 años, Cali recuerda a su creador y principal defensor: Germán Patiño Ossa.

Paseo Bolívar de Cali, 6 de agosto de 1997. Esa tarde, cuando el reloj marcaban las 6:00 p.m. empezó a escribirse la historia del Festival de Música del Pacífico Petronio Álvarez. 

Era el primer asomo un encuentro musical organizado por la Gobernación del Valle, desde la dependencia de cultura, a cargo de Germán Patiño, quien  buscaba rendir un homenaje a Petronio Álvarez “el gran cantor del litoral, compositor del currulao ‘Mi Buenaventura’”, reseñó la revista Gaceta en su edición del 3 de agosto de 1997. 

Al revisar los archivos periodísticos, a la primera competencia, que se desarrolló en el Teatro Al  Aire Libre Los Cristales, se presentaron 33 agrupaciones y entre ellas había agrupaciones de salsa como D’Caché o La Misma Gente, así como un grupo ecuatoriano, Los Chigualeros, de Esmeraldas. Y eso obedecía  a que el objetivo era “fomentar los procesos de transformación de la música vernácula del Pacífico acorde con las nuevas sensibilidades y desarrollos de la música popular a nivel nacional e internacional”.

Lea también: Todo lo que debe saber para gozarse el Festival Petronio Álvarez 2016

De ese primer festival empezó a sonar un nombre: Hugo Candelario González, el guapireño ganador de esta primera edición.  

El Festival siguió abriéndose paso y estructurando con el paso del tiempo modalidades de competencia como marimba, chirimía y libre; hasta que hace unos años, en 2008,  incluyó la de violines de caucanos para la protección de esta música. 

Y cuando se hablaba del Petronio, Patiño, como buen padre, era el primero que salía a defenderlo y aprovechaba su columna en El País para hacerlo de manera pública. 

Lea también: La huella imborrable de Germán Patiño

Precisamente, en 2012 escribió “En tiempos recientes he escuchado a algunas personas preguntarse qué objeto tiene hacer un certamen como el ‘Petronio Álvarez’, con tantos recursos, para dedicarlo a músicas que sólo suenan durante los cuatro días del festival. Interrogante que cabe a todos los encuentros de músicas colombianas. 

A esas personas les contesto que una cosa son las músicas de entretenimiento o de moda que emiten la radio y la televisión comerciales porque se han impuesto en el gusto medio de la población. Y otra es el proceso por medio del cual determinadas músicas, antes poco conocidas o desconocidas, llegan a convertirse en entretenimiento”. 

[[nid:565571;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2016/08/petronio.jpg;full;{La ciudadela Petronio Álvarez, ubicada en una nueva zona este año, ya abrió sus puertas para el disfrute de la música, gastronomía y cultura del Pacífico. Así fue la primera noche del festival.Videógrafo: Álvaro Pío Fernández / Reportería: Diego Polanco}]]

Lillyan Rosero, directora de la Fundación Raíces Negras y organizadora del Día del Pacífico, reconoce que Patiño es para la comunidad afro, “el hombre clave que estuvo en el momento preciso para generar un proceso como el Petronio. Su amor por nuestra cultura de la mano de su presencia a nivel gubernamental fueron significativos para nuestra cultura y para que él sea el precursor del Petronio. Él tuvo la idea y la fuerza para sacarlo adelante”.

Así llegó “una oportunidad grandiosa para mostrar nuestros valores autóctono, sensibilizarnos  en el reconocimiento de lo que somos, de la mano del respeto a la diferencia”.

Y como en una ocasión también lo escribió el columnista Carlos Jiménez “Germán fue el autor y el más entusiasta impulsor del Festival Petronio Álvarez, concebido y realizado como un medio de valorar y hacer conocer el extraordinario legado musical de los pueblos que habitan el Pacífico”.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad