¿Cuál es la edad ideal para casarse?

¿Cuál es la edad ideal para casarse?

Agosto 09, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Un estudio revela que la etapa ideal para casarse está entre los 28 y los 32 años de edad. 10 razones por las que son ’mejor partido’ los treintañeros.

¿El amor duradero  tiene edad? Si bien ese es un tema del que aún queda mucha tela por cortar,   un reciente estudio afirma que  las personas que se casan entre los 28 y los 32 años tienen menos probabilidades de divorcio, especialmente en los primeros cinco años.  Según las estadísticas,  el promedio de duración de un matrimonio actual es de siete   años, y uno de cada dos enlaces termina en divorcio, unas cifras no muy alentadoras para los románticos que creen en el “vivieron felices para siempre”. Sin embargo,  Nicolás Wolfinger, un profesor de la Universidad de Utah, analizó datos compilados entre 2006 y 2010 y concluyó que los que se casaban con casi treinta años eran menos propensos a divorciarse que los que esperaban hasta pasar los treinta. Si bien el estudio identifica una nueva tendencia, no queda claro por qué la tasa de divorcios vuelve a aumentar a partir de los 32 años, pero Wolfinger ofreció una teoría. “El tipo de gente que espera hasta los treinta para casarse podría ser  estar predispuesto a tener un buen matrimonio”, escribió el profesor. “Por lo tanto, esas personas posponen el casamiento, muchas veces porque no pueden encontrar a nadie que desee casarse con ellas”, dicen las conclusiones del estudio. Estas estadísticas parecen ofrecer una luz de esperanza para aquellas personas que esperan  pasar por el altar y seguir casados hasta que la muerte los separe,   eso sí, condicionando al reloj biológico para que la teoría funcione en la práctica. A continuación ofrecemos diez posibles razones de por qué las personas en este periodo de edad son “buenos partidos”. 1. Ya conocen el bien y el mal Esta frase tan popular entre los padres sería muy aplicable en este caso, ya que a sus 28 años una persona promedio ha tenido la oportunidad de experimentar diferentes experiencias y parejas amorosas. Además, sabe lo que le gusta y lo que no, fruto de las docenas de intentos fallidos, citas espantosas y propuestas indecentes rechazadas y aceptadas, y tuvo como referente los enredos  ‘Merlose place’, donde se aplicaba el “todos contra todos”. Sin embargo, aún está interesado en conocer cosas nuevas y abierto a   experimentar nuevas fantasías. Conoce sus límites y sus fortalezas y no teme usarlas. 2. Han culminado varias metas Nicolas Wolfinger sostiene que independientemente de la edad, el riesgo de divorcio baja si los cónyuges cuentan con estudios universitarios completos y hacen cosas que bajan las tasas de divorcio de manera comprobada.   Finalizando la década de los 20, la mayoría de personas ya han terminado sus estudios y llevan incluso varios años trabajando, algo que garantiza compromiso, responsabilidad e independencia. Al lograr varios objetivos académicos, la persona encuentra placer en otro tipo de intereses, como por ejemplo compartir tiempo con otra persona y crecer juntos. 3. Conocen su ‘yo’ espiritual Según el estudio, las personas que regularmente asisten  la iglesia o que han logrado tener una conciencia espiritual, son menos fanáticos al divorcio.  De este periodo de edad hacen parte los ‘muppies’, tribu urbana que se caracteriza por una vida sana, orgánica y espiritual. Han llegado a este camino como fruto de los ‘desmanes’ de fin de siglo y pueden decir que ya han superado su ‘lado oscuro’ y ahora están muy interesados en la meditación, la aceptación de nuevas religiones y algunos han  pasado un año sabático en un Ashram en India, en el que aprendieron que la paz interior es disciplina. 4. Son adultos jóvenes Una persona de 30 años, si bien ya ha podido notar algunos cambios físicos, un poco de flacidez y una que otra arruguita, es por lo general un ser saludable y activo. Ahora, si se miran las estadísticas de cuál es la edad ideal para ser madre, los 35  son el límite de espera recomendado por los médicos.  Valga  aclarar que  el hombre también tiene un reloj biológico y la calidad de los espermatozoides disminuye con la edad, por lo tanto la época masculina más fértil  es entre los 30 y los 35 años. Así que manos a la obra, son personas con suficiente energía y tiempo a favor. 5. Están en su punto más sexy Mucho tiempo ha pasado desde que  se superó el acné y en teoría una persona a los 30 ya sabe cuál es el estilo y lo que mejor se adapta a su cuerpo y personalidad.  La comodidad es uno de los factores que le permite a una persona sentirse seguro y eso hace parte de los ‘no se qué’ que atraen al sexo opuesto.   Según un estudio desarrollado por Lil Lets, una firma de productos para higiene femenina,  la mayoría de las mujeres a los 28 años se muestran contenta con las dimensiones de sus curvas, el tamaño de sus pechos y su cintura,  y a los 32 logran plena confianza. 6. Tienen suficiente información de la televisión A los 30 años un colombiano promedio ha tenido el tiempo suficiente para ver todas las temporadas de ‘Mujer casos de la vida real’, ‘La rosa de Guadalupe’, ‘Tu voz estéreo’, y una gran variedad de ese tipo de programas que enseñan los alcances de una persona dominante y las concesiones que hacen los enamorados y sumisos. Por lo tanto, se tiene un nivel avanzado de técnicas para detectar a abusadores, chantajistas, mentirosos, infieles y todo tipo de archienemigos del amor. Son casi unos expertos en la materia.

 

7. Han aprendido a negociar

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad