ENTRETENIMIENTO

¿Cuál es 'la cara oculta' del director caleño Andi Baiz? Entérese en el video

Enero 19, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Alberto Posso Gómez | Especial para El País

En clave de thriller erótico, el cineasta caleño se ratifica como uno de los grandes talentos cinematográficos del país.

Belén lo dejó todo por él. Su país, trabajo, familia y amigos. No es justo que ahora Adrián la exponga campante a su romance con una violinista de la Orquesta. En su rol del músico español que deslumbra con la batuta de la Filarmónica de Bogotá, Adrián parece tener todo el control. De sus manos y expresivos gestos se producen notas maravillosas que llenan el recinto del Teatro Jorge Eliécer Gaitán, cual caricia de ángeles. Pero también salen los escarceos eróticos que ahora, atónita, Belén ha descubierto, y la mantienen sin paz ni sosiego.Encerrada en una inmensa casa de Mosquera, a las afueras de Bogotá, entre tímidos diseños de zapatos que envía para Madrid, la bella joven española tiene mucho tiempo para pensar en lo acertado de la decisión que tomó, al seguir a su novio hasta una Bogotá desconocida, ciudad que ahora la ve convertida en servil ama de casa obligada a perdonar el machismo de su hombre.De pronto, ella desaparece, dejando una grabación en video donde afirma no soportar más la situación. Angustiado, él se lanza en brazos de una bella mesera bogotana. Al tiempo, la policía lo investiga. ¿Qué ocurrió con Belén?En clave de thriller erótico, el caleño Andi Baiz se ratifica como notable talento cinematográfico mediante ‘La cara oculta’, una película estupenda fruto del trabajo en equipo de un grupo de artistas cuyo esmero y pulcritud puede apreciarse desde el primer minuto de proyección.Tal como lo explica Baiz, el filme se ha construido en dos segmentos. El primero revela la abrupta separación y plantea la incógnita acerca del paradero de Belén, mediante un lenguaje fílmico clásico y reposado, centrándose en el respiro de alivio que trae a la vida de Adrián, la presencia de la grácil y encantadora colombiana. No por ello está exento del suspenso que constituye el sello predominante de la narrativa: hay algo a punto de descubrir que en definitiva nos condenará a sentirnos atornillados al asiento hasta el final.En el segundo segmento, cuando la historia recomienza bajo la óptica de la española ofendida, el clima de tensión se dispara para confirmarnos que el mayor tesoro de la película es una precisa e ingeniosa historia que Baiz tomó de un borrador inicial firmado por el español Hatem Khraiche Ruiz-Zorrilla. Con este material en bruto y al lograr la vinculación de Twentieth Century Fox a su ambicioso proyecto, el director logró desarrollar este magnífico producto, sumando una cuidadosa puesta en escena y la maravillosa banda sonora original.Tal vez resulte cuestionable el tono dramático de Martina García, quien responde a un acostumbrado cliché de muchachita picaresca y sensual, sobre todo al compararla al derroche histriónico de la juvenil Clara Lago y el notable profesionalismo de Quim Gutiérrez, que parecen opacar a la protagonista nacional.Pero lo contundente es que ‘La cara oculta’ es una pieza maestra que funciona cual reloj, confirmando a Andi Baiz como uno de los directores colombianos más internacionales del momento.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad