Cristina Hurtado y Jossé Narváez, una vida de novela

Cristina Hurtado y Jossé Narváez, una vida de novela

Agosto 20, 2017 - 11:40 a.m. Por:
Ángela María Collazos / Reportera de El País
Cristina Hurtado

El Canal 1 apostó todo para que Cristina Hurtado fuera la presentadora central de su programa ‘Guerreros’,en el horario del Prime Time, junto a su esposo Jossé Narváez.

Cortesía para El País

Hay algo en común en el imaginario colectivo de la mayoría de colombianos que conocen de la vida de los famosos y es que las relaciones sentimentales de las celebridades suelen ser inestables, poco duraderas e incluso escandalosas. Pero Cristina Hurtado y Jossé Narváez han desvirtuado tal estereotipo, consolidándose como una pareja ejemplar que, después de 14 años de estar juntos, bien podrían escribir un libro para enseñar al resto de mortales cómo tener un matrimonio exitoso y feliz.

La estampa de la familia es perfecta: ambos son jóvenes, bellos, con carreras brillantes, él músico y actor; ella modelo y presentadora; ambos emprendedores, con dos hijos maravillosos, Daniel (17) y Juan José (11), que han conseguido lo que tienen a punta de trabajo y talento, y con dos perros preciosos, Odín y Jack, que, como ellos, parecen sacados de una revista.

Jossé aún recuerda el día en que vio a Cristina por primera vez cuando se dirigían a la casa estudio del reality en el que participaron cuando recién comenzaba en Colombia el ‘boom’ de este tipo de formatos de televisión. “Qué niña tan bonita”, pensó en ese momento de la paisa que por ese entonces tenía 19 años, pero nada más. La magia se dio después de varios días de convivir en ese laboratorio, de paredes falsas y potentes luces, en el que los ojos de los colombianos fueron testigos directos del amor que surgió justo el día en que les tocó ensayar una escena romántica en el que se daban un beso. Aquel acercamiento – que pretendía ser actuado y que según sus cálculos fue un 16 de agosto pues no tenían noción del tiempo- se convirtió en un beso imparable que le daría inicio a la historia de cuento de hadas que hasta ahora han protagonizado. Desde ese momento siempre han estado juntos, unidos, inseparables.

Ellos sienten como si se hubieran casado desde ese momento, pues cuando Cristina se mudó a vivir a Bogotá del todo, Jossé viajaba frecuentemente a visitarla hasta que con el tiempo se organizaron. Pero tan solo fue hace cinco años, un 14 de septiembre, el mismo día del cumpleaños de la presentadora, que por fin dieron el “sí” que les daría el título formal de esposos ante la sociedad en una ceremonia en San Andrés. Pero eso es lo de menos. Realmente lo admirable es cómo esta pareja en un medio tan conflictuado como la televisión han sabido salir avantes.

Cualquier mujer desearía que su esposo la definiera como Jossé define a Cristina: “Es una mujer maravillosa, hermosa, una cosa divina que me tiene igual de enamorado que el primer día. Me cuida muchísimo, me consiente, es muy amorosa. Estoy seguro que si tuviera tiempo me lo dedicaría solo a mí y a nuestros hijos”. Y es que esta diva rubia, de ojos verdes penetrantes y con una belleza sublime tiene fama de ser súper detallista. A Jossé siempre le tiene una sorpresa, siempre está pensando cómo descrestarlo, cómo hacerlo sentir importante, con una comida especial, dedicándole

canciones, cuidando cada detalle de la casa, que todo se vea lindo, que después de que él regresa de sus viajes reconfirme que tiene a la mejor mujer del mundo esperándolo en casa, en ese templo del amor que es su hogar con sus hijos. “Porque el amor es como una matica”, dice Jossé, “hay que regalarla todos los días y ambos siempre trabajamos en eso”.

Entre los muchos detalles que ha tenido Cristina con Jossé fue en uno de sus cumpleaños cuando le regaló una revista hecha por ella misma repleta de artículos de su autoría, de sus hijos y otros familiares. Otro día para su aniversario le regaló un libro “precioso”, dice Jossé, escrito también por ella misma. Y el que más le ha impactado fue el día en que le llegó con una cartica al apartamento en la que le decía que le daba su autorización para que él adquiriera la moto que siempre había soñado y que ella, por miedo a todo lo que implica tener un vehículo de estos, le había impedido hasta ese momento que comprara. En la nota le decía algo así como: “Sé que Dios te va a cuidar, yo te apoyo, mereces cumplir tus sueños, la moto que quieres, y voy a quitarme mis miedos para poder hacer este deseo realidad”. Pero eso no fue todo. Abajo la moto lo estaba esperando con un moño gigante, pues Cristina ya había pagado la cuota inicial. Todos los días Jossé sale en su moto, eso sí, no sin antes recibir la bendición de su esposa. Pero además de los mil y un detalles que esta amorosa mujer tiene con él, para Jossé el mejor regalo que le ha podido dar son los dos hijos que tienen. Sin duda su mayor orgullo.

Cristina también habla del amor como toda mujer quisiera hablar. Con el paso del tiempo toda relación cambia, pero en su caso la de ellos se ha transformado de manera positiva. Es una relación madura, con un amor que ha crecido, que tiene el claro objetivo de que sea para toda la vida; un amor con confianza, protector, tranquilo, comprensivo. Y eso todo se lo deben a Dios, dice Cristina, porque para ella no hay nada que se pueda hacer en la vida sin la ayuda de él. Cristina nombra a Dios casi todo el tiempo, da cuenta de su espiritualidad, manifiesta su fe sin pudor, es su estandarte, quien le ha dado todo en la vida.

Ser la pareja perfecta no significa que no tengan problemas ni discusiones. Ella dice que como mujer ha aprendido a identificar en qué momento hablarle a su esposo cuando algo no le ha gustado y cómo expresarlo con amor, “sin cantaleta, porque a los hombres no les gusta eso”. Que el hogar sea armonioso y que uno aprenda a sortear las situaciones de la vida son cosas que “solo te las da Dios”, asegura. De hecho, el libro de cabecera de la presentadora de 33 años, es ‘Una esposa conforme al corazón de Dios’, de Elizabeth George, que explica el secreto de la felicidad conyugal.

Para ella el hombre es el protector, el que representa a la familia. Pero quien administra el eje del hogar es la mujer, “nosotras manejamos todo en la casa, de acuerdo a cómo lo hagamos así va a ser el hogar, cómo le hables a tu esposo, suavecito, que tengas detalles con él, que lo atiendas, que ores por él, por tus hijos”.

Por otro lado, Jossé que también es cantante, también ha sido siempre muy detallista con ella, sobre todo con la música. Le ha dedicado cientos de canciones, la primera de ellas ‘Bésame’ de Ricardo Montaner, cuando estaban en el reality de la casa estudio. ‘Día tras día’, de Andrés Cepeda; ‘Tu amor me hace bien’, de Marc Anthony; ‘Quiero casarme contigo’, de Carlos Vives; y muchísimas más que suele cantarle a manera de karaoke en un estudio que él tiene en Bogotá cuando se reúnen en familia a disfrutar de la música.

Una historia de amor, de protagonistas de novela, como esos que ya poco se ven.

Inseparables

Cuando Cristina salió del reality que la lanzó a la fama con apenas 20 años le angustiaba un poco qué iba a ser de su vida, pues no contaba en ese momento con un título profesional. A los cuatro meses Sergio Barbosa la llamó aprovechando la popularidad que había ganado en la casa estudio para que ella y Catalina Gómez (también compañera del reality), fueran las presentadoras de Estilo RCN, un magazín de moda, con el que Cristina inició su carrera como presentadora.

A la par comenzó a hacer sus pinitos en el mundo del modelaje. El primer proyecto fue para una compañía de jeans que ya no existe. Y de ahí en adelante no ha parado de ser embajadora de importantes marcas que la requieren como imagen. Y aunque no fue reina, la belleza de esta paisa es innegable, probablemente una de las mujeres más bellas del país, que puede darse el lujo de poseer una belleza natural.

Pese a que tuvo cantidades de propuestas para actuar tanto en cine como en televisión, estaba tan “encarretada” con la presentación que prefirió enfocarse. Incluso estudió periodismo en la Universidad Externado de Colombia en donde alcanzó a hacer siete semestres. Finalmente no pudo concluirla porque su trabajo en el canal RCN, que implicaba viajes y compromisos, le impidieron dedicarle tiempo suficiente. “Cuando esté viejita la termino”, dice jocosamente. Al año comenzó su faceta como presentadora de noticias de entretenimiento que le permitió llegar a millones de hogares colombianos y ganarse su cariño por su espontaneidad y carisma.

Como buena paisa, además, montó su propia empresa Criss by Cristina Hurtado hace cuatro años. Por un lado, Cristina diseña todo tipo de ropa interior femenina que ella misma modela, aptos para las ocasiones especiales con la pareja. También tiene una línea de maquillaje que cada día toma más fuerza en todo el país, llegando hasta ciudades intermedias, a pueblos y veredas.

Después de muchos ires y venires, ahora la vida la sorprende, no solo a ella, sino a su compañero de vida, Jossé Narváez. Y como si fuera un capricho de la vida, el destino se empeña en seguir manteniéndolos juntos esta vez a nivel laboral en el programa 'Guerreros', una apuesta del nuevo Canal 1, que, como sus presentadores quiere romper paradigmas: “La idea es no competir con los mismos como lo hacen los otros dos canales, si a determinada hora dan una novela, el otro también; si a la siguiente dan un reality, el otro también; si después va el noticiero, el otro va igual. Nosotros queremos darle al televidente algo distinto a las opciones de siempre”, dice Jossé.

Para la pareja trabajar juntos es algo que sigue fortaleciendo la relación, además que se divierten. “Como nos conocemos muchísimo con mirarnos ya sabemos qué está pensando el otro, eso nos facilita mucho la comunicación sin hablar, sé cuándo algo le gusta y cuándo no. ¡Soy el único que tiene la ventaja de cambiarse al lado de la presentadora en el camerino!”, remata Jossé con gracia.

En su caso, aunque él ha actuado ya en varias novelas, es diferente verlo como conductor. “Estoy descubriendo un mundo que no conocía, me parece muy divertido. Me he sentido muy bien. No le tengo miedo a los retos y a los riesgos”, asegura. También advierte que era algo que no se esperaba, nunca pensó que fuera a terminar presentando. “Nunca antes me lo había planteado. De hecho después de que a Cristina la llamaron ella me contaba de los casting que se estaban haciendo para escoger al presentador. Me decía quiénes le gustaba y con quiénes no se sentía tan bien. Me preguntaba yo qué opinaba”.

Finalmente le propusieron a Jossé que hiciera el casting. ¡Y no podían haber hecho una llave mejor! Jossé dejó por ahora en 'stand by' un proyecto que le había propuesto Televisa en México para dedicarse a 'Guerreros'. El Canal 1 se anotó un punto a favor con la pareja conduciendo este formato que ha sido un éxito en toda Latinoamérica porque su estilo es ser cercano al televidente, le ofrecen a la familia dos horas de entretenimiento, de risas, que pretende promover la unión familiar a esa hora del día. Dos esposos felices, hombre, mujer, estando al frente de un programa en el que se retan los dos sexos. En el trabajo se enfrentan, se convierten momentáneamente en rivales; en la casa son cómplices, amantes, los mejores amigos.

El Canal 1 le está apostando a cambiar la costumbre del televidente a romper la monotonía. Hasta ahora el balance ha sido positivo. Jossé dice que “hemos sentido a las familias unidas, riéndose, pasándola bueno, jugando desde casa, una buena manera de terminar el día”.

A Cristina le llegó justamente lo que tanto había querido desde hace un tiempo, el explorar un formato donde pudiera ser ella, donde tuviera derecho a equivocarse, a no estar sometida a un libreto o a un telepromter, sino un programa donde pueda estallar de la risa cuando algo se lo provoque o a gritar de la emoción cuando le nace. “Aquí es cuando uno se da cuenta, de que vale la pena arriesgarse a hacer cambios, y que la vida te da lo que necesitas en el momento exacto”, concluye la paisa.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad