ENTRETENIMIENTO

Conozca los factores que pueden disminuir el deseo sexual

Septiembre 25, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Conozca los factores que pueden disminuir el deseo sexual

La llama del deseo que hay latente en cada ser humano es capaz de encenderse ante el más sutil de los estímulos.

A veces sólo basta con una simple mirada. O quizás un aroma, un roce o una palabra son suficientes para despertarlo. Porque la llama del deseo que hay latente en cada ser humano es capaz de encenderse ante el más sutil de los estímulos que llega a través de los sentidos, generando un impulso y una necesidad comparable con el sueño, el hambre o la sed. Es lo que se conoce como la libido o deseo sexual que llega con el aumento de la testosterona hacia los 11 años, pero que alcanza su mayor pico hacia los 18 y los 20 años en los hombres, y entre los 30 y 40 en las mujeres, debido a factores culturales que las reprimen a ellas y alientan a los varones a disfrutar del sexo.Sin embargo, por factores orgánicos o psicosociales, el deseo puede disminuir, convirténdose en un problema que afecta a cerca de un 30% de parejas después de la cuarta década de vida.Factores que afectan la libidoEl deseo está mediado por el sistema nervioso y los órganos de los sentidos, pero también depende de los estímulos, la experiencia y la imaginación, por lo que muchos factores pueden llegar a afectarlo. Los más comunes son:Psicológicos: Sistema de creencias negativo en torno a la masturbación.Inconformidad con el tamaño o la forma de sus genitales.Experiencias sexuales desagradables como el abuso sexual en la infancia.Personas obsesivas que no se dejan llevar por los estímulos sino que analizan todo y están más pendientes de su desempeño que de disfrutar.Condiciones propias del género:Alteraciones en los niveles de estrógenos propias de la menopausia, ya que esto conlleva a resequedad vaginal, irritación y dolor durante el coito.Embarazo, etapa durante la cual la prolactina (hormona de la lactancia) bloquea la testosterona.En el hombre, después de los 40 años, los niveles de andrógenos disminuyen afectando el deseo.Por enfermedad:Depresión, en la que la inestabilidad emocional no permite una buena disposición para el sexo.Ansiedad extrema que se somatiza llevando a dolor y a fatiga durante las relaciones sexuales.Enfermedades crónicas como diabetes o hipertensión afectan el deseo no sólo por las molestias que generan sino por el efecto de los medicamentos.Patologías cardiovasculares como ateroesclerosis o infarto, dado que afectan la circulación.Hipotiroidismo, hipertiroidismo, cirrosis, hepatitis, tumores o insuficiencia renal, ya que producen daño en las glándulas tiroides y suprarrenales.Anemia, pues la deficiencia de hierro afecta la producción de hormonas y neurotransmisores.Pacientes sometidos a cateterismo cardíaco u operados a corazón abierto tienen dificultades para vollver a iniciar su vida sexual y por tanto suelen perder el deseo por temores relacionados con su salud.De la pareja o la familiaDiferencias en la manera de disfrutar la sexualidad.Desplazamiento del deseo hacia la masturbación o la pornografía.Falta de atención del cónyuge, porque dedica mucho tiempo al trabajo o los hijos.Pérdida de interés por la pareja bien sea porque al pasar la etapa de enamoramiento que dispara el impulso sexual éste se ve afectado o por existencia de relaciones paralelas que enfocan el deseo hacia otra persona.Agresiones físicas o psicológicas durante la relación sexual.Personas que tardan mucho tiempo en alcanzar el orgasmo y le exigen a su pareja relaciones sexuales muy largas (de más de 10 minutos), que conducen a la fatiga y a la irritación de los genitales, disminuyendo el deseo.Crisis familiares como pérdida de empleo, muerte de un ser querido, etc.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad