ENTRETENIMIENTO

Conozca las técnicas del 'Macho Alfa' para no caer en sus redes

Septiembre 16, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Conozca las técnicas del 'Macho Alfa'  para no caer en sus redes

Los ‘Latin lover’ o 'Machos Alfa'son seres exóticos que tienen éxito con las damas.

El ‘latin lover’ es un gestor de situaciones amorosas, proyecta una imagen degradada del macho real estilo James Bond, ejecutivo sexual.

Su fortaleza mental está basada en sus músculos, por eso no hay espejo que se le escape, por más pequeño que sea, éste le sirve para contemplar sus pectorales.Una camiseta sin mangas, ceñida al cuerpo, que haga notar sus voluminosos bíceps y tríceps y sus marcadas chocolatinas le bastan para ir a la fija con su nueva conquista. O por lo menos de eso está convencido. Siempre tiene una palabra para hacerle saber a una mujer que le gusta, ya sea en la calle, o en la intimidad susurrándole al oído o después de una copa de vino. Es un seductor innato. Sus piropos van desde los poéticos: “No vale la pena regalarte una rosa, porque entre las flores tú eres la más hermosa”. “Permiso, ¿me puedes decir dónde queda la Tierra? Es que desde que te vi ando en las nubes”. “¿De qué juguetería te sacaron, muñeca?”, hasta el que lo delata como típico galán de vereda: ¿Te han dicho que tienes cuerpo de guitarra?Si alguna vez se ha topado con un hombre así, no se asuste, es sólo a un ‘latin lover’ que ha tenido la desdicha de conocer. Mientras pueda, huya, si no quiere terminar preparándole, cada vez que a él se le antoje, unos huevos batidos o desmechándole el pollo como le gusta, mientras que él se dedica a seducir a su mejor amiga, a su prima y ‘a su mamá también’. ¡Ay! de que no lo atienda, saldrá con el típico “por qué eres así de malita conmigo, ¿es que ya no me quieres?”.No es exageración, los ‘Machos Alfa’ o ‘Latin Lovers’ mientras le dicen bonita a una que vieron pasar, le están mandando un mensaje de texto a otra, diciéndole lo mismo. Y es tal el efecto de seducción que logran que hasta las más libertarias se desvivan por complacerlos, así hayan jurado sobre una enciclopedia que ningún hombre las sometería porque en el fondo guardan la esperanza: “Algún día él va a cambiar”.“Les puso los cachos a las últimas cinco novias, pero a mí nunca”, les ha escuchado decir a varias de sus amigas Alexandra Pumarejo, autora del libro para mujeres ‘De tu lado con Alex’. “Tengo más de una amiga mía que conoce a uno de estos y creen que ellas van a ser sus redentoras. Lástima explotarles los globitos en el aire, pero por lo general el que es mujeriego será mujeriego siempre”, asegura. Kendal, blogguera chilena, afirma que “lo que hace tan atractivo a un ‘Latin lover’ es que es compasivo, va abriendo sus sentimientos sin problema, sin embargo es varonil, lleno de testosterona. Te mira a los ojos, sonríe, te toma la mano y la besa. Suele jugar fútbol o practicar algún deporte, lo que beneficia mucho su figura, y además sabe bailar”.Según la psicóloga Gloria Hurtado, la seducción es una manipulación, un encantamiento que atrae, pero que termina siendo un comportamiento falso. “Vivir con un seductor es un fiasco porque una vez que conquista, puede mostrar su verdadero rostro. El seductor es un encantador de serpientes, hombres y mujeres con problemas de identidad sexual que necesitan enmascarar su personalidad para atraer y sentirse seguros. Seguridad que buscan  afuera, no desde su propia identidad”. ¿Qué tipo de mujeres se dejan seducir por un ‘Latin lover’? Según los psicólogos, personalidades infantiles, que se descrestan como los niños cuando les ofrecen un bombón. ¿Y qué resulta de la unión entre un seductor y una mujer inmadura? Parejas frágiles y adictivas, donde ambos necesitan que el otro los haga felices y les “complete” las fantasías o carencias.Pero un ‘Latin lover’ puede cambiar, como Eduardo Verástegui, quien ya no seduce con sus músculos, sino con la palabra de Dios.Lo que debe saber de un ‘Latin lover’DescúbraloEl ‘latin lover’ puede venir en el empaque de un galán con piel de oveja que corteja profesionalmente a las mujeres, abusando de la debilidad romántica de éstas. También puede carecer de potencia sexual efectiva (virilidad engañosa) ya que se trata de una ‘fantasía’ femenina. Se sugiere que tras el ‘latin lover’ se encuentra un ser inseguro que necesita a toda costa buscar su auto afirmación.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad