ENTRETENIMIENTO

Conozca las reglas para tener un 'rapidito' sexual

Noviembre 10, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País.

Un ‘fast sex’ o ‘sexo rápido’ tiene muchas ventajas, como el factor sorpresa, pero también puede generar un hábito de precocidad.

Breve, excitante y calma las ansias. Esas son las ventajas de un “rapidito”. “Si uno está muy apurado, con un rapidito llega feliz al trabajo, la desventaja es que uno se queda con más ganas de seguir”, dice Ana María Rodríguez, una ejecutiva caleña. La mejor definición de un “rapidito”, es según el sexólogo Ezequiel López Peralta, “un acto sexual con mínimo prólogo y una duración breve, quizás un par de minutos o incluso menos”.“Y aunque en algunas ocasiones el rapidito no es una opción, sino la única alternativa –me refiero a los casos muy frecuentes de eyaculación rápida-, también puede ser la expresión de un momento especial, un juego erótico o una fantasía”, agrega el autor del libro ‘El erotismo infinito’.La ventaja del “sexo rápido” es el efecto sorpresa, la adrenalina –especialmente cuando es en un lugar prohibido- y esa sensación salvaje y puramente sexual. Incluso el sexólogo lo recomienda para parejas que buscan alternativas para que ese fuego de la pasión no se apague.Sin embargo, también puede tener sus inconvenientes, advierte el especialista: “Si se abusa del ‘rapidito’ y pasa a ser una práctica habitual –especialmente en hombres muy jóvenes- es posible que se genere un hábito de precocidad que luego sea complicado revertir”. En eso coincide la sexóloga Tibisay Olivero, quien explica que “si el sexo rápido se practica continuamente puede convertirse a la larga en una disfunción de origen sexual ocasionando la eyaculación precoz en el hombre y el orgasmo muy rápido en la mujer”.Además advierte que “mientras el hombre sí queda satisfecho con un ‘rapidito’, ya que completa su fase con la eyaculación, la mujer generalmente no, porque tiene un tiempo más tardío de excitación, de emoción de llegar al clímax de la sexualidad y luego al orgasmo. Y aunque en algunos casos la mujer alcanza su orgasmo, esto se logra cuando aprende a llegar velozmente. Sin embargo, según estudios, las mujeres no llegan debido al miedo, la angustia y el estrés”.Reglas para el “rapidito”Ponga el cerebro en ‘modo sexual’No espere a que su pareja tome la iniciativa sexual, a esta también le gustaría que usted le haga saber que usted la desea. Mantenga su cuerpo receptivo para el sexo. El enamoramiento facilita el buen sexo, pero este también puede conseguirse con un poquito de esfuerzo. Imagine dónde haría el amor con él de forma salvaje y sin contenerse: ascensor, cocina, baño... Al tener ese tipo de pensamientos empezará a desearlo y acabará por hacerlo realidad.No siempre en la cama La cama es el enemigo del sexo rápido, cuanto menos la use, más posturas nuevas descubrirá. Algunos lugares resultan riesgosos, en la medida en que pueden descubrirlos y pasar un mal momento. Por eso no hay que descartar la casa, que está llena de sitios óptimos para la acción, como el sillón de la sala, la mesa, la lavadora, la mesada de la cocina y la tina. López sugiere “ir al garaje y hacerlo sobre el capó del carro, o salir de la zona de confort y buscar sitios un poco más transgresores pero con cuidado. Es divertido esconderte en un baño o una habitación en plena reunión social –cumpleaños, matrimonio, fiesta- y tener ese momento de descarga de la tensión sexual”.DiscreciónAcá no valen los jadeos, gemidos o gritos. Disfrute en silencio, es parte del encanto, dice Frauky Jiménez, sicóloga clínica. Cambie de posición Un “rapidito”, dice el experto, da para hacerlo de pie, buscando acomodar y flexionar las piernas como para que queden en una altura similar. Si el hombre tiene un buen estado físico puede cargar a la mujer teniéndola frente suyo y así apoyarse contra la pared. O ella puede sentarse encima de él, mientras está sentado en cualquier objeto que se preste para ese objetivo.Olvídese un rato de la penetración“No siempre un ‘fast sex’ implica la penetración. Algunos juegos utilizando los dedos o sexo oral, involucrando miradas cómplices y palabras lascivas, son otra forma de cumplir fantasías y alimentar ese erotismo que va más allá de lo rutinario”, indica el sexólogo.Dese un ‘sex break’Ricardo Rubinstein, psicoanalista y miembro titular de Asociación de Sicólogos Argentinos recomienda el ‘sex break’ para parejas que llevan mucho tiempo juntos, a partir de los siete años, y en las que se ha enfriado su deseo sexual, debido a la rutina, la llegada de los hijos, la comodidad, y no hacer cosas distintas. Rubén Alberto Pereyra, sexólogo clínico, afirma que “un encuentro fugaz al mediodía, logra encender la pasión y excitación. Es algo así como un aperitivo de lo que viene por la noche”.Para tener en cuenta* Ropa apropiada. Tener que quitar muchas capas de ropa retarda el sexo. Vístase pensando en un posible encuentro sexual apresurado. Usar faldas y vestidos con medias y ligueros no sólo facilitarán la situación, sino que la provocarán. Y no olvide la lencería sexy.*Use lubricante. La mayoría de los hombres pueden tener una erección inmediata ante un estímulo sexual potente, como que su pareja le susurre al oído lo que quiere hacer. Las mujeres necesitan más preliminares para estar listas y eso puede ser un inconveniente frente al sexo rápido. Un problema que puede solucionar fácilmente con un lubricante.Para las parejas más clásicas, las habitaciones de la casa, el carro o el baño de un sitio público, son lugares ideales para un ‘sex break’. Si son más arriesgadas, las posibilidades aumentan: el ascensor, las escaleras o los pasillos del edificio, la última fila del cine, el vestier de una tienda de ropa o el mar.Posibles disfuncionesSi en la adolescencia se acostumbró a tener ‘rapiditos’ mientras estaba con la novia en la alcoba y los padres en casa, probablemente el hombre se acostumbre a tener eyaculaciones rápidas, y con el tiempo sufra de eyaculación precoz. Las mujeres a falta de preámbulos no lubrican y podrían con el tiempo tener algún tipo de dispaneuria o dolor con la penetración.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad