Conozca el lado íntimo de la consentida de Hollywood, Jennifer Lawrence

Enero 24, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País*.
Conozca el lado íntimo de la consentida de Hollywood, Jennifer Lawrence

La nueva niña mimada de Hollywood podría llevarse muy pronto el segundo premio Óscar de su carrera por ‘Joy’, el filme inspirado en un ama de casa que inventa un artefacto para el hogar.

Con tan solo 20 años Jennifer Lawrence se convirtió en la tercera persona más joven en ser nominada a un Óscar por su actuación en  ‘Winter's Bone’, donde interpretó a una chica  determinada a encontrar a su padre. Lea también: Recorrido por las películas de Jennifer Lawrence.

Dos años después logró el galardón  por su papel  de una joven  viuda en Silver Linings Playbook (‘El lado bueno de las cosas’), junto con el Globo de Oro. 

Ahora, a sus 25 años podría repetir el premio de la Academia a Mejor Actriz, y si no lo consigue no perderá su estatus de ser la mujer mejor pagada y una de las estrellas consentidas de Hollywood. Lea también: Jennifer Lawrence, el mejor ejemplo de espontaneidad y buen humor.

La actriz de Louisville, Kentucky, lleva actuando desde antes de los 14 años en obras de teatro escolares, y jamás tomó clases de arte dramático. Aprendió en la práctica y trabajando  para comerciales y  en algunos episodios de   series juveniles. 

A los 18 años protagonizó una de las escenas de violación más  realistas del cine en la película ‘The Poker House’, de Lori Petty.

Por algo será que  se ha convertido en la actriz fetiche del director David O Russell. ‘Joy: el nombre del éxito’ es la cuarta película en la que actúa con Bradley Cooper.  “Es muy buena. Nos  ha acostumbrado a grandes papeles. Aquí luce verosímil y coherente con lo que su personaje debe ser, toda la película parece hecha para que ella se luzca”, opina Jerónimo Rivera-Betancur, docente investigador de la Universidad de La Sabana. 

Y en realidad   Russell, quien ha hecho de Lawrence, Cooper y Robert De Niro una terna siempre alabada por los críticos de cine,   no puede tener mejor concepto de ella. “Siempre he pensado que Jennifer tiene un alma vieja. Cuando nos conocimos en ‘Silver Linings Playbook’, pensé, ‘¿Tiene veinte o cuarenta años?’ Podría ser cualquiera de las dos. Siempre supe que era la única  que podría interpretar a Joy. Tiene ese gran corazón y un espíritu salvaje y creativo. Como artista, es alguien que puede expresar numerosos mundos, y que puede ir hacia lo espontáneo o inesperado. Y, como persona, he tenido el placer de verla recorrer un gran viaje”.

Precisamente en ‘Joy’, Jennifer Lawrence interpreta a una mujer desde su juventud hasta sus 40 años, en un papel distinto a los que había hecho  hasta la fecha, inspirado en Joy Mangano, la inventora del trapeador que se escurre solo, que logró vender miles de unidades tan solo una hora después de promocionar su producto por televentas y se convirtió en una magnate por crear y vender  productos domésticos.  

Lawrence asumió fascinada el papel, que le implicó ser al mismo tiempo una creadora intrépida, una madre soltera exhausta, una negociadora despiadada y determinada, una hija estresada y una mujer que descubre su sentido de júbilo.    

“Haría cualquier cosa para David, por un millón de razones distintas. Cuando  me preguntó  si quería hacer la historia de la mujer que inventó el Miracle Mop, pensé: ‘Qué personaje tan increíble’. Sabía que iba a ser algo especial. Está lleno de la imaginación de David. No sólo es la historia de la lucha de una mujer, sino también la de entender lo que la alegría y felicidad significan incluso después de haber alcanzado tu objetivo”.

Ella no oculta el estrecho vínculo que ha forjado con Russell.  “Es la conexión más extraña e intensa”, reflexiona. “Siento que David sabe cómo acceder a una parte de mi corazón y estoy muy agradecida con él de que quiera que forme parte de esta obra y legado”.

Para Russell  es la primera vez que Jennifer carga una película dramática, de manera emocional, desde la raíz. Es una actuación acerca de capturar la extensión del alma de una persona.  Nos permite conocer a Joy en sus momentos  vulnerables y sensibles, en los más feroces y maternos, como una persona compasiva y paciente, defensora temible de su familia y su negocio. Tuvo que conectarse con esa chiquilla, y trasladar eso a una mujer joven que conserva ese espíritu ardiente, pero está atrapada en una vida que se ha convertido decepcionante”.  

Su transformación de niña a mujer en la película es algo que el director valora en la película: “Su voz cambió. Todo comenzó a sentirse diferente, y la forma en la que ella se transformó me recordó un poco a Christian Bale en ‘American Hustle’. Al mismo tiempo, le aportó esta quietud que, como lo predijo la abuela de Joy, se convierte en su mayor fortaleza: la habilidad de ser la presencia calmada en el cuarto, que mantiene unidos a todos”.

“Interpretar a un personaje a través de generaciones fue emocionante, nunca antes lo había hecho. Trabajé con cambios sutiles en la voz y gestos  que se vuelven más seguros, suaves y lentos”, explica Jennifer Lawrence.

Haber conocido a Joy Mangano en persona le sirvió de inspiración. “La mente de Joy es fascinante todo el tiempo. Todavía tiene cientos de ideas para inventar”, agrega. 

Por su parte,  Mangano admite que “si alguna vez hubiera soñado tener la oportunidad de elegir a alguien que me interpretara, hubiera sido Jennifer Lawrence. “Me siento muy honrada de que Jennifer haya tomado el papel, en especial después de haberla conocido, porque cuenta con muchos talentos y es muy brillante. Tan pronto y comenzamos a hablar, casi sentí como si estuviera viendo dentro de mí. Y, desde luego, estaba viendo dentro de mí, porque eso es a lo que se dedica”.

Lawrence, quien siempre ha demostrado una veneración por los actores veteranos, no pudo tener mejor suerte de contar con un papá de ficción como Robert De Niro.  “De tantas maneras, Bob ha sido una figura paterna para mí, criándome a lo largo de las películas y de la fama, y siempre siento que le puedo preguntar cualquier cosa. Así que, para mí, el hecho de que haya interpretado a mi padre fue muy conmovedor y personal. Y por encima de todo ello, actuar a su lado es como manejar un Aston Martin. Es simplemente otra cosa”. 

Y De Niro, quien ha sido su suegro, su padre y su víctima en la pantalla grande,  tampoco se mide en halagos para su compañera o hija indomable de la ficción: “Jennifer está maravillosa en ‘Joy’ y es fantástico trabajar con ella. Su mente es tan flexible y tiene esta gran habilidad para adaptarse a cualquier cosa, que es exactamente lo que se necesita cuando se trabaja con David. Ambos hacen las cosas espontáneas, inmediatas y divertidas”.

Otro compañero de reparto,  el actor venezolano Edgar Ramírez, su exesposo en la película,  considera que Jennifer  “es tan audaz y tan, tan divertida. Para alguien tan joven, tiene un entendimiento de la naturaleza humana que es agudo y profundo”.

Entre los futuros proyectos de Lawrence está el drama romántico de ciencia ficción Passengers, de Morten Tyldum,   coprotagonizado por Chris Pratt. La película se desarrolla a bordo de una nave espacial que transporta miles de personas a un planeta colonizado distante, cuando un pasajero (Pratt) se despierta 60 años antes. Enfrentado ante la posibilidad de hacerse viejo y morir solo, decide despertar a otro pasajero (Lawrence). La actriz ha admitido que le costó hacer escenas románticas con Chris, al estar este casado. 

Hará su última aparición como Raven y Mystique en ‘X-Men: Apocalypse’, de Bryan Singer.  Además  ha aceptado estelarizar ‘It’s What I Do’, de Steven Spielberg, basada en las memorias de la fotoperiodista ganadora del Premio Pulitzer Lynsey Addario. Y está por rodar el siguiente proyecto cinematográfico de Darren Aronofsky.  

(*) Con información aportada por 20th Fox Colombia

Lea también: 

Recorrido por las películas de Jennifer Lawrence.Jennifer Lawrence, el mejor ejemplo de espontaneidad y buen humor.
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad