Conozca a Ismael Cala, el periodista cubano que le dijo adiós a CNN
ENTRETENIMIENTO

Conozca a Ismael Cala, el periodista cubano que le dijo adiós a CNN

Julio 03, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Cala, de 46 años, hizo parte de la cadena de televisión durante 15 años. ¿Qué viene para él? Le contamos.

[inline_video:youtube:zp7NcCXpmn0:0:]Ismael Cala, periodista cubano-canadiense, de 46 años, con 15 de trayectoria en CNN en Español y considerado una de las personalidades más carismáticas de Latinoamérica, anunció a mediados de junio su salida de la cadena de televisión, después de  conducir durante casi seis años su propio programa de entrevistas. Lea también: Así fue el camino que recorrió Ismael Cala para llegar a CNN. Con un mensaje  inspirador, Cala expuso sus razones para decir adiós  a su éxito televisivo y darle la bienvenida a su  nueva misión como líder motivacional, a través de su  empresa Cala Enterprises y la fundación que lleva su nombre. A través de ‘Cala’  el periodista llegó a  a más de 30 millones de hogares en Estados Unidos y Latinoamérica y con sus preguntas alteró a más de un mandatario, como  Evo Morales. Precisamente esta semana el presidente de Bolivia tildó a  Ismael, en una rueda de prensa, de “conspirador” y de  “cubano gusano”.  El pasado viernes el periodista, a través de un video enviado a los medios, le respondió: “Tomo sus ataques como un maravilloso elogio. La prensa siempre resulta molesta para quienes se creen por encima de los demás. Seguramente soy un conspirador, pero no por intentar tumbar gobiernos o participar en política, sino simplemente por hacer preguntas a mis entrevistados, sin más límites que el sentido común. Ya sé que las preguntas son incómodas para ciertas élites, pero se supone que los políticos son servidores públicos que gobiernan bajo un contrato firmado con los ciudadanos”. ¿Para usted, cuál es su peor defecto? A veces me ha faltado paciencia. ¿A quién le duele dejar de CNN? Me duele dejar al público que me ha seguido durante todos estos años. Pero solo por unos meses. ¿Qué es la fama para usted? Fama y éxito son dos cosas distintas. La fama es efímera, circunstancial, pero el éxito es un camino, un proceso de autorrealización que incluye, irremediablemente, las celebraciones, las conquistas, los obtáculos y las pérdidas. ¿Cómo han sido esas conversaciones con su ego para  renunciar al éxito? Muy largas y difíciles, jajaja. Es un proceso complejo, pero he progresado en los últimos años. Ya está controlado. Cuando uno descubre cuáles son las fuentes de la verdadera felicidad, el ego negativo pasa a un segundo plano. ¿Cuándo dejó de interesarle dar ‘chivas’ periodísticas? Ha sido una reflexión larga. En el programa, al escuchar a los invitados, descubrí que mi misión era otra, más allá de las primicias periodísticas. ¿Qué extraña de Cuba? Muchas cosas, sobre todo a familia y amigos que no veo desde hace tiempo. ¿Cuál su Cuba soñada? Un país que se desarrolle desde todo punto de vista, donde podamos vivir plenamente, sin importar lo que cada cual piense o sueñe. ¿Cómo se da su precoz comienzo en la radio a los 8 años de edad? Hicieron un cásting en mi escuela y me llevaron a la radio, para representar personajes en programas dramatizados infantiles. Todo se lo debo a mi gran mentora Nilda G. Alemán. ¿Qué época recuerda con añoranza? Mis viajes al pasado son  breves, solo para buscar enseñanzas; mi mente está adiestrada para centrarse en el presente y en el futuro. ¿Se ha sentido discriminado por  ser cubano migrante en Estados Unidos? No. Jamás. ¿Con la nueva situación en Cuba, volvería  a su país con sus charlas motivacionales? Siempre tendré la mano tendida hacia mi país natal. Y  Cuba necesita mucho en este sentido. ¿Cuál es el viaje que  esta vez sí  hará? ¡Ah! Son muchos los viajes planeados. El mundo es muy grande. Me fascina conocer nuevas culturas y entender a la gente. Este año, por ejemplo, pienso ir a Hawái. ¿Un talento suyo que las cámaras no registraron? Seguramente cuando me da por cantar. Es muy cómico. Pero yo lo disfruto. No le tengo absolutamente ningún miedo al ridículo. ¿Con quién le gustaría sentarse a conversar? Con medio mundo. Me encanta hablar con gente, incluso con los desconocidos. En mi lista están Oprah, el Papa Francisco y muchos más.  ¿Con qué entrevistado no pudo nunca romper el hielo? Con el presidente Evo Morales, pero no ha sido el único. ¿El desplante que le dolió más fue el que le hizo Evo Morales? Se creó una situación difícil. Nosotros habíamos viajado desde Estados Unidos para entrevistarlo, y todo había sido coordinado con muchísimo tiempo de antelación. ¿Un tema vedado para usted? Respetuosamente, se me puede preguntar sobre cualquier cosa. Y yo, como cualquier ser humano, tengo la opción de decidir. ¿Alguna vez ha sentido presión por casarse y formar una familia? ¿Está en sus planes futuros? No está en mis planes casarme, de momento. Eso no significa que no haya formado una familia. Yo tengo una familia, tengo pareja y soy muy feliz. ¿Ha estimado su población de mujeres admiradoras? ¿Alguna se ha querido pasar de la raya y ha pedido algo más que un autógrafo o una foto? No las he contado, pero sé que son muchas. Me alegro de tener éxito en la población femenina. He notado que las mujeres son emocionalmente más inteligentes que los hombres. ¿Qué situación particular hace que empiece a caminar por esta senda de la motivación, el despertar de la conciencia y el bienestar emocional? Mi propia historia de vida, la situación de mi familia. Y al experimentar por primera vez las conferencias y vi cómo el público reaccionó positivamente, me dio mucha fuerza para seguir. ¿Hoy, qué sensaciones lo embargan: miedo, expectativa, felicidad? Soy feliz, sin olvidar que la felicidad  incluye la incertidumbre, la confianza, los problemas diarios. La cuestión es cómo gestionamos todo eso. Con su decisión de ir tras su proyecto personal, ¿cuelga su delantal como periodista? Prefiero evitar las etiquetas. Siempre me consideré un comunicador de perfil amplio, porque mi vida profesional ha estado vinculada lo mismo a programas de entretenimiento que a informativos. No me cierro a nada. ¿Es cierto que regresará a la televisión? ¿Con qué tipo de proyectos? Trabajo para regresar en 2017. No voy a renunciar a las entrevistas a personajes interesantes, pero también trabajaré en otros formatos, como los programas de viaje. Nuestros "viajes con propósito", que han tenido gran éxito, como el de la India, nos han dejado excelentes programas de televisión. Este año llevaremos a grupos pequeños de personas a Machu Picchu, Roatán, Riviera Maya… Estos programas especiales, y otros, los transmitiremos a través de YouTube a partir de julio. Y también en televisiones del continente. ¿Cuál es esa frase que rige hoy su vida? Dios es amor, hágase el milagro. ¿Qué cree que le dirá Dios cuando se encuentre con él? Es difícil imaginarlo, pero espero que me dedique una gran sonrisa… ¿Qué le preguntaría a su versión de Ismael a sus 80 años? Sin dudas, le preguntaría: “¿Qué nuevo proyecto vas a llevar adelante?” ¿Qué está haciendo para durar 100 años? Quiero vivir 136 años, como el Ismael de la Biblia, Dios mediante. Para eso, debo asumir el desafío de la reinvención constante.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad