ENTRETENIMIENTO

Confesiones de Sara Corrales, la actriz emergida de los realities

Junio 03, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Isabel Peláez | Reportera de El País
Confesiones de  Sara Corrales, la actriz emergida de los realities

Sara Corrales, actriz y modelo colombiana.

Sara Corrales debuta en el cine con ‘Mi gente linda, mi gente bella’. No sale de rumba y se acuesta temprano para madrugar al gimnasio y está enamorada.

“Empecé a conocer a la verdadera Sara Corrales la vez que me llamó a decirme que saliéramos a parrandear con la mamá”, dice Carlos Vargas, el mejor amigo de la actriz. Para el presentador del programa La Red, esa noche descubrió a la Sara consentidora e incondicional con su madre, a quien la artista considera su gran amor. La mejor amiga de Sara es efectivamente Mercedes, su mamá. “Para qué, pero es muy bacancita. Somos súper compinches, nos mantenemos juntas. Me fascina devolverle todo lo que me ha dado en la vida, que han sido infinidad de cosas. Esa mujer se merece todo. Soy feliz yéndome de paseo con ella, llevándola a todo lado conmigo. Ella es feliz acompañándome a grabar, a las fotos, a todas partes”, dice Sara.Y Vargas acota sobre su amiga: “No es la Femme Fatal que todo el mundo cree. Es una mujer casera, a la que poco le gusta la rumba”. Ella lo acepta: “A mí me fascina la salsa, pero no me importa si mi pareja baila bien o no, porque yo tampoco salgo a rumbear nunca”. Según el periodista de entretenimiento, Sara es muy casera y obsesiva con el aseo y el orden, tanto que la ropa la guarda por colores y tamaños. Tiene dos clósets llenos y un armario que tuvo que comprar de más, por la cantidad de ropa que tiene. Tiene zapatos hasta en mesas especiales, es organizada en extremo con los collares y pulseras, que incluso ella misma diseña.Es muy vanidosa, nunca sale de la casa sin estar maquillada, es ‘producida’ (arreglada) hasta para el gimnasio, al que acude dos horas diarias; hace dietas psicorrígidas y sólo peca cada quince días. “A ella los gimnasios se la pelean”, asegura Carlos.“Yo tengo unos hábitos alimenticios muy sanos que me crearon desde chiquita. Yo no sufro porque no me coma una torta, y no muero, lloro o me jalo el pelo porque no me puedo comer una chocolatina. Si me la quiero comer, me la como. Yo como todo el día, pero como saludable. Si hay un postre delicioso y mi cuerpo me lo pide, me lo como, pero después sé cómo equilibrar tanto la comida como el ejercicio para no embarrarla”, explica Sara. Admite que es muy juiciosa con el ejercicio. “Un cuerpo bonito es el reflejo y el resultado de muchas cosas”, sentencia. “Todos los días, todo el día, me preguntan tips por el Twitter: ‘Oye y cómo hacemos para tener tu cuerpo’. No sé ni qué responderles, porque donde supieran de verdad la cantidad de sacrificios... Es que es tener otra vida. Tú no puedes pretender llevar una vida sedentaria, de rumba, de trago, de fumar y tener un cuerpo hermoso. Lo uno con lo otro no pega. Mientras que otros están rumbeando y desgastándose, uno se duerme temprano, come saludable, se levanta a hacer deporte a las 5:00 de la mañana”, confiesa. Cuenta que sus amigas se le quejan: “¡Ay! No es que usted no sale. Vamos a rumbear”. Pero ella dice: “Entre gustos no hay disgustos y a mí me fascina mi vida. Prefiero no salir, dormirme temprano y madrugar a hacer deporte”.Después suelta otra confesión: “No soy muy amiguera, soy de conocer mucha gente y de ser buena onda con todo el mundo. La palabra amigo se dice muy fácil, pero se consigue muy poco”. A Carlos Vargas lo considera su mejor amigo. Él le presentó a Luis Fernando Pardo, su novio desde hace un año y medio. “Luis Fernando, que tiene una agencia de publicidad, me necesitaba para presentar un evento. Empezamos a hablar por cosas de trabajo. Cuando nos conocimos hubo un flechazo”. Pardo le confesó una vez a Vargas que “al principio fue difícil para él meterse con una mujer tan bella y famosa, pero con el tiempo se acostumbró”.Vargas hace otra infidencia: “Contrario a lo que algunos creen, ella es muy fiel, nos abandona a los amigos para estar con el novio. Mantienen viajando o en plan ‘arrunchis’”. Sara no lo niega. “Nuestros planes los fines de semana son maratón de películas. Invitamos amigos a la casa, nos tomamos un vino, nos fascina el vinito conversadito y cocinamos”. Más bien, él cocina, y delicioso, según Sara: “Óyeme, esa es la moda, ya todos los ‘manes’ cocinan súper bien. Como que nos están superando. Soy su asistente. Pico, corto, lavo los platos, mientras él va cocinando”. Para colegas como Fabián Mendoza, su pareja de ficción en ‘El secretario’, “Sara es muy divertida, le gusta mamar gallo, siempre tiene apuntes muy buenos. Es una loca que sabe lo que tiene y para dónde va. Es de las pocas ‘made in reality’ que ha consolidado su carrera como actriz. Todo se lo debe a la disciplina. Ha demostrado que es una profesional. Además sabe usar sus curvas en la televisión”.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad