ENTRETENIMIENTO

Confesiones de los chismosos vallecaucanos del programa 'La Red'

Noviembre 29, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Claudia Liliana Bedoya, reportera de El País.
Confesiones de los chismosos vallecaucanos del programa 'La Red'

La Red, programa del Canal Caracol. Dos vallecaucanos están en la nómina del programa: Ronal Mayor y Carlos Vargas

Los periodistas Carlos Vargas y Ronald Mayorga hacen parte del nuevo programa de chismes del Canal Caracol. Pasaron al banquillo de El País y rindieron su versión libre.

Se declaran ‘inocentes’. Aseguran no tener antecedentes judiciales pero sí una ética chismosa. Divertidos y picantes, los vallecaucanos Carlos Vargas y Ronald Mayorga ahora hacen coalición para dar y compartir chismes a diestra y siniestra en el programa ‘La Red’, del Canal Caracol.Los periodistas pasaron al banquillo de El País y rindieron su versión libre... Ronald,¿por qué se animó por fin a darle la cara a los chismes?En Caracol Noticias a veces di la cara, pero me animé ahora porque tengo una buena amistad con Carlos, Frank y Diva y era como si en una reunión de amigos pusieran una cámara. Además, es una apuesta personal para que el entretenimiento en este país avance porque los cuatro somos periodistas, no actores o modelos a quienes bajaron de una pasarela a presentar.Carlos, ¿difícil divorciarse de ‘Sweet’?Sí, el día del lanzamiento se me quebró la voz porque en un mesa estaban mis ex compañeros junto a mis padres. Tuve mi debilidad emocional. Pero estoy feliz porque sentía la necesidad de hacer un cambio laboral y se hizo realidad el sueño. ¿Qué retos les ha planteado ‘La red’? Ronald: No dar papaya. Porque si hablo de la gente que sale en televisión, no puedo ser víctima de mi propio invento. Carlos: Hacer chismes y rajar, porque en ‘Sweet’ yo preguntaba lo que nadie preguntaba. Pero ahora me dan susto los reclamos de los famosos. ¿La ‘coalición’ vallecaucana cómo le hará frente al bloque costeño (Diva y Frank)?Ronald: Voy a defender las buenas costumbres, valores y ‘swing’ que tienen los caleños. No todo puede ser crítica. El bloque costeño es muy pesado, pero por el peso de Diva y Frank. Carlos y yo somos los jóvenes del programa, los de la energía vital. Carlos: Ronald y yo somos los más frescos. Frank y Diva son muy maestros. Pero a la hora de contar chismes vamos a ser como el dulce cortado del Valle, nosotros cortamos hasta la leche fácilmente y seremos los más ácidos del programa.¿Si no fueran chismosos qué serían?Ronald: Lo mismo, porque todos somos chismosos pero no lo reconocemos. Colombia es un país de chismosos. Carlos: Sería cantante, actor o publicista porque me encanta la pantalla, lo tengo que aceptar, ya me acostumbré a ella. Lo más extremo que han hecho por conseguirse un chisme...Ronald: Quedarme hasta las 4:00 a.m. esperando por una noticia, a las afueras de una discoteca, en el frío de Bogotá. Carlos: Nooo, para eso hay algo que se llama celular, además de mis fuentes amigas y el correo electrónico. ¿Cuál es el principio ‘ético’ del chismoso?Ronald: Ninguna información debe vulnerar la integridad de la persona de la cual se está hablando, y la información debe ser exclusiva, no dar noticias que otros han dicho, eso no tiene sentido.Carlos: Por moral, no lanzar chismes que sean cachos de un matrimonio con hijos. Me duele cómo les puede afectar a ellos. ¿Han tenido enredos con la justicia por cuenta del chisme?Ronald: Nunca falta el famoso que llama a quejarse por algo y a ese famoso sólo le digo que busque oficio, porque nunca Angelina Jolie ha llamado a reclamar. Carlos: Ninguno, gracias a Dios. ¿Si fueran famosos, qué le dirían a un periodista chismoso como ustedes?Ronald: Muchas gracias por mantenerme vigente, por ayudarme a conseguir trabajo para poder llevar mercado a la casa. Carlos: Yo me haría amigo del chismoso y le ayudaría a conseguir chismes. Hay que comprar al enemigo. ¿Es cierto que la unión entre Diva, Frank, Carlos y Ronald hace parte de las profecías del fin mundo?Carlos: No creo que acabemos con todo, lo mejor es gozarse el programa. Ronald: (Risas) No será el fin del mundo pero sí el comienzo de una nueva etapa del entretenimiento en Colombia. Más picante, fuerte, con más polémicas. Ahora sí habrá candela de verdad.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad