¿Cómo una abogada termina siendo directora de moda?, la vida de Kika Rocha

Enero 13, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Claudia Liliana Bedoya | El País
¿Cómo una abogada termina siendo directora de moda?, la vida de Kika Rocha

A través de sus consejos en la revista, su blog y su cuenta de Twitter ha querido crear conciencia sobre lo que es ser bello y tener estilo.

Aunque ama su trabajo y lo disfruta uno de sus grandes pesares es no tener el tiempo que ella desearía para compartir más cosas con su hija Victoria, de 6 años.

Tiene 45 años, no le incomoda revelar su edad, pues esa es una regla en su oficio como periodista en Nueva York, donde se desempeña como directora de moda y belleza de People en Español.En el medio, muchos están lejos de imaginarse que su nombre de pila es María Francisca Rocha Medina. “Cuando era niña no podía decir Francisca, decía ‘María Kakika’ y cuando llegué al colegio se quedó en ‘Kika’. Al llegar a Estados Unidos encontré que había muchas María, y me costó tiempo convencerlos de que era más fácil decir Kika”, cuenta. Kika, la mayor de tres hermanos, estudió en el Colegio Anglo Colombiano, cursó la carrera de derecho en la Universidad de los Andes y una maestría en publicaciones en la Universidad de Nueva York. Bogotana de nacimiento y crianza, y amante de la vida del campo, dice tener un pedacito de todo el país porque de niña sus vacaciones eran en el Tolima, tiene ancestros antioqueños y cafeteros; y de Cali es el amor de su vida: su esposo, el abogado Víctor Tafur, con quien se casó en 1996.Su carrera de derecho le dio la posibilidad de trabajar año y medio con Juan Lozano, en una consejería y con proyectos para la tercera edad. Aplicaba sus conocimientos en raras ocasiones para revisar contratos, pero el trabajo fuerte era de carácter social. Paralelamente a su trabajo con Lozano colaboró con artículos sueltos para El Espectador. “Ahí supe que quería ser periodista, que me encantaba escribir, inicié con temas de vida cotidiana, quería escribir de cosas bonitas, no de política, derecho o economía”. Su capacidad de redacción le abrió las puertas de publicaciones Semana con el proyecto ‘Semana Colección’, luego fue editora de la revista Buen Vivir, escribió artículos para Diners e hizo parte del lanzamiento de Elle Colombia. Hace 13 años llegó a Estados Unidos a estudiar su maestría y en su pasantía decidió tocar las puertas de una firma que tuviera publicaciones en español y llegó a Time Inc. Arrancó con Sports Illustrated y luego llegó a People en Español como directora de moda y belleza, cargo que desempeña actualmente. Pese a la gran influencia que tiene, Kika sorprende a quienes la conocen porque “no se le suben los humos a pesar del cargo tan importante que desempeña en la comunidad de habla hispana, sigue siendo una mujer noble, humilde y cercana a la gente”, opina Franklin Ramos.Un amigo de la familia, que prefiere omitir su nombre, explica que Kika se destaca no solo por su formación, su trayectoria e inteligencia, también por ser “una persona cálida y accesible. Ella puede estar en una alfombra roja, entrevistando a personalidades, pero también se desenvuelve naturalmente con aquellos que no somos famosos”. Aunque ama su trabajo y lo disfruta uno de sus grandes pesares es no tener el tiempo que ella desearía para compartir más cosas con su hija Victoria, de 6 años. “Para mí ha sido complicado al sentir que no puedo estar el tiempo que quiero con ella. Lo que me dice que las cosas con Victoria van por buen camino es que ella me diga, ‘Quiero ser como tú’”. El amigo de los Tafur Rocha cuenta que ella en familia es “amorosa y cariñosa, junto a su esposo educan a su hija para que tenga un sentido de sus responsabilidades. Además, son una pareja solidaria en un mundo lleno de actividades que cada uno tiene que atender en sus vidas profesionales y con una hija única”. Kika no es esclava ni de la moda ni del cuidado de su figura. Ella la chica que era instructora de aeróbicos en la Universidad de Los Andes, dedica sus horas de almuerzo a la práctica de Vinyasa yoga, tres veces a la semana, y jamás se niega a un postre. “Siempre lo pido. Yo no dejo de comer, no me mato, pero igual me cuido”. A través de sus consejos en la revista, su blog y su cuenta de Twitter ha querido crear conciencia sobre lo que es ser bello y tener estilo. “No necesariamente hay que asociar la belleza con las cosas perfectas. Hay que saberse vestir, arreglar y aprovechar al máximo lo que tienes. Uno tiene que encontrar su mejor persona, esa es la misión de todos”, dice. Aunque en el ‘reality’ se le aprecia como una muy seria, clara y directa en sus comentarios – así a muchas participantes no les caigan bien– fuera de cámaras, Kika es otra. “Es una mujer super chévere, divertida, muy humana, muy sensible, cercana, es muy querida”, dice Ramos. Carolina Guerra recuerda que “a primera vista me pareció una mujer seria, pero rápidamente descubrí que es un dulce absoluto. Me sorprendió su sencillez desde el primer día. Es una mujer sobre todo amorosa, exigente e incansable”. Y es que si hay otra característica que tiene Kika es que no para de trabajar pues como directora de moda y belleza hace correrías por varias ferias y semanas de la moda en el mundo y con ellas se nutre para información en su revista y su blog; en el que registra una a una sus actividades familiares y laborales. “Me sorprende su buena energía y buena nota a pesar de las largas jornadas de grabación a ella no la ves cansada, ni indispuesta”, cuenta Catalina Aristizábal, compañera de set y su amiga de hace años. Para ella, Kika “es una mujer transparente, ofrece una amistad sincera y le gusta cultivarlas”, y dice que por esa razón nadie puede hablar mal de ella. Catalina también la considera profesionalmente como una mujer “exigente, coherente y objetiva”, sin dejar de ser divertida y amorosa. Kika le ayudó a la modelo paisa en la creación de su blog y le ha dado pautas en la manera como se debe redactar.Por sus cualidades muchos aseguran que Kika es una mujer “real” y “completa”.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS