Colombiano convirtió a la actriz Glenn Close en un hombre
ENTRETENIMIENTO

Colombiano convirtió a la actriz Glenn Close en un hombre

Septiembre 20, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Agencia EFE
Colombiano convirtió a la actriz Glenn Close en un hombre

Glenn Close recibió en el Festival de San Sebastián el premio Donostia y presentó el filme ‘Albert Nobbs’ de Rodrigo García.

El cineasta Rodrigo García realizó la película 'Albert Nobbs' con la actriz Glenn Close.

El cineasta colombiano Rodrigo García, al que ya no hace falta presentar como hijo de Gabriel García Márquez, convirtió a Glenn Close en un hombre en ‘Albert Nobbs’, la cinta que conecta su habitual retrato del mundo femenino con su pretensión de dar el salto a lo masculino.“Ahora me toca hacer películas de hombres”, explicó durante el Festival de San Sebastián, donde fue presentada por fuera de concurso su cuarta película, centrada en la vida de una mujer que tiene que travestirse para encontrar trabajo en un hotel del Dublín decimonónico.Con los corsés del Siglo XIX, con una estructura de clases que hacía que “los miembros del servicio fueran considerados como muebles” y con unos secundarios interpretados por actores como Mia Wasikowska, Brendan Gleeson, Jonathan Ryss Meyers y Aaron Johnson, ‘Albert Nobbs’ es también la primera experiencia de García con el cine de época.Pero después de este bloque de cuatro radiografías del mundo de los anhelos y las frustraciones de la mujer, con el número cinco quizá suceda como con el quinto capítulo de su prestigiosa serie de televisión ‘In treatment’: que el sicoanalista se deje sicoanalizar.“Aunque tengan mujeres en el papel principal, mis películas reflejan temas que me preocupan. Pero sí, mi quinto capítulo cinematográfico sería empezar a hablar de hombres”, admite García, quien prepara doce capítulos de siete minutos para internet, en los cuales no romperá el cordón umbilical que le une a lo femenino.‘Albert Nobbs’ supone para García la reafirmación de la amistad que le une con Glenn Close, con la que ya había contado en las cintas corales ‘Nueve vidas’ y ‘Cosas que diría con sólo mirarla’.Esta vez, el realizador le dio protagonismo casi absoluto, pues, en el que se supone su sexto envite al Óscar, la actriz ejerce también de productora y guionista.Ella, que interpretó ‘Albert Nobbs’ en el ‘off Broadway’ en 1982, llevaba años buscando financiación, escribiendo y promocionando el proyecto, que lleva su firma casi por encima de la de García: “Es mi proyecto menos personal, aunque es fácil identificarse con la idea de que uno oculta partes de sí para salir adelante, pero también tiene posibilidades de batir mis récords. Aunque mis récords son muy fáciles de batir”, asegura el cineasta.Todo por una mujer que en San Sebastián ha sido una de las grandes estrellas de la 59 edición de su Festival de Cine y que García describe como alguien “muy artista, muy instintiva e intuitiva, pero con un cerebro pragmático. En el ‘corten’ vuelve a ser Glenn”, concluye.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad