Colombiana Natalia Garzón ganó el concurso internacional de jóvenes sordos
ENTRETENIMIENTO

Colombiana Natalia Garzón ganó el concurso internacional de jóvenes sordos

Agosto 04, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Colombiana Natalia Garzón ganó el concurso internacional de jóvenes sordos

Una de las metas de Natalia Garzón es construir un centro médico especializado para personas sordas.

La bogotana, de 27 años, quien trabaja en el área de escrituración en una notaría de Bogotá, logró la corona por el continente americano, pero en la gran final del concurso resultó vencedora la representante de Corea del Sur.

La diseñadora de interiores y fotógrafa Natalia Garzón Valero, Miss Sorda Colombia, fue escogida la reina del continente americano, Miss Deaf America 2014, el pasado sábado, en Londres, durante la semifinal del certamen Miss Deaf International.En este concurso de belleza y talento en el que se eligen la reina y el rey sordos, a nivel mundial, se seleccionan diez semifinalistas por cada continente. La bogotana, de 27 años, quien trabaja en el área de escrituración en una notaría de Bogotá, logró la corona por el continente americano, pero en la gran final del concurso resultó vencedora la representante de Corea del Sur. En el Mister Deaf Internacional el candidato de EE.UU. fue el ganador.Natalia, quien desde niña fue afectada por una hipoacusia auditiva bilateral profunda y usa un implante coclear, logró destacarse en el concurso internacional gracias a su belleza, porte, inteligencia, talento y carisma. Con miras al certamen, Natalia se preparó con la ‘top model’ Belky Arizala, con quien recibió entrenamiento en pasarela, baile, expresión corporal, cámara, fogueo periodístico y fotografía. En el concurso tuvo dos presentaciones en traje de baño, dos en traje de gala y dos encuentros con el jurado. Para su prueba de talento bailó ‘La cumbia cienaguera’. El deseo de Natalia es ayudar a la comunidad sorda del país “a sobresalir en los campos de la educación, el empleo, para convertirse en personas activas y productivas”.Toda la vida, esta joven tuvo el sueño de participar en reinados y concursos de modelaje. porque considera que “las niñas sordas tenemos los mismos derechos, cualidades, atributos y capacidades que las niñas oyentes”, dice.Desde hace tres años, y gracias al apoyo de una tía empezó a trabajar en una notaría, primero “en el área de Autenticaciones donde fue difícil, pues atendía público. Ahora está en Escrituración donde todo es más fácil”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad