ENTRETENIMIENTO

Claves para quemar con el 'año viejo' esa relación que no sirve

Diciembre 13, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Juliana Londoño | El País.

¿Año nuevo, vida nueva? Los expertos le dicen qué hacer para que sea más fácil poner punto final

Mario Benedetti, escritor y poeta uruguayo, dijo una vez: “Para estar total, completa, absolutamente enamorado, hay que tener plena conciencia de que uno también es querido, que uno también inspira amor”.

Sin embargo, es muy común encontrar parejas aburridas, hartas de su compañía mutua, que se erizan ante la idea de pasar el resto de la vida juntos, pero aún así no hacen nada por cambiar la situación.  

Si alguna vez se ha escuchado a usted mismo con justificaciones absurdas para no terminar, por el estilo de: “¿Qué voy a hacer si el carro se me vara y no tengo a quién llamar?”, “Ya toda mi familia y amigos le conocen”, o “Ya no estoy para volver a tener citas, me aterra volver a empezar”, quiere decir que ha sido víctima de los efectos de la costumbre y el desamor.  

Aunque   provoca más emoción ver el Boletín del Consumidor que pasar un rato a solas con el “amado”, se cae en el  juego de buscarle soluciones al  mal, con el objetivo de reavivar la pasión. Pero a veces hay que aceptar que no funciona.

El consejero espiritual Mario Andrés Santa lo explica en  su libro ‘Acepto’. “Bajo el pretexto de soluciones a las crisis surgen peligrosas modas que resultan ser más dañinas que la enfermedad. Modas como que cada uno tenga su espacio, el intercambio de parejas, las relaciones cibernéticas o los encuentros sexuales sin compromiso sentimental alguno”.

Por otro lado, hay quienes no necesitan fuego en su relación, pero no por cuenta de la pasión sino por que viven al borde de la Tercera Guerra Mundial, con insultos siempre a flor de piel, reproches, críticas, ironía, irrespetos a la familia del otro  e incluso golpes.

Cuando la violencia física o sicológica (en algunos casos ambas) llega a una relación, lo mejor es terminar todo antes de que las consecuencias sean mayores. Si hay hijos de por medio, se debe pensar en su bienestar y el ejemplo que se les está dando y encontrar un espacio para el diálogo, donde ambos tengan responsabilidades en su educación.

 ¿Una nueva oportunidad? Siempre es posible. La sexóloga Flavia Dos Santos asegura que a diario es factible  encontrar cosas nuevas en la misma persona. “Constantemente estamos cambiando y eso hace que nuestra percepción propia sea diferente, que lo que proyectemos cambie y que la forma en la que nuestra pareja nos vea sea completamente renovada. Si resulta  imposible tener un resurgimiento, lo mejor es que cada quien tome su camino”.   

En esto coincide  la  psicóloga clínica Frauky Jiménez Mazo, quien  explica que “la esperanza de rehacer la relación, se da si los dos identifican que deben de cambiar cada uno para mejorar la situación de pareja, y una vez identificado dan posibles soluciones y las ponen a prueba, y  si nada de esto da resultado es mejor buscar ayuda especializada”.

En cualquiera de los casos, terminar o continuar, se debe hacer uso de una herramienta infaltable: la comunicación. 

El desapego, la frialdad y la falta de interés en el otro “son las consecuencias de problemas no resueltos en el matrimonio como pueden ser  celos, agresión, infidelidad, mala comunicación, etc.,  y eso  se llama desamor”, agrega la psicóloga.

Antes de prolongar otro año una relación sin futuro lea esto.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad