Christoph Waltz, en busca del Oscar tras su actuación en 'Django Unchained'
ENTRETENIMIENTO

Christoph Waltz, en busca del Oscar tras su actuación en 'Django Unchained'

Febrero 08, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Steve Goldman | Especial para El País
Christoph Waltz, en busca del Oscar tras su actuación en 'Django Unchained'

'Django' narra la asociación entre un cazarrecompensas alemán (Christopher Waltz) y un esclavo negro liberado para ayudar en la búsqueda y captura de los villanos.

Después de ganar el Globo de Oro por su papel del cazarrecompensas en ‘Django’, Christoph Waltz ahora va por el premio de la academia.

Quentin Tarantino se ha convertido en el amuleto de buena suerte de Christoph Waltz. La primera vez que trabajó con el director en ‘Bastardos sin gloria’, obtuvo el Globo de Oro, la Palma de Oro de Cannes y el Óscar al mejor actor secundario, por su papel del malvado Coronel Hans Landa (apodado ‘Cazador de judíos’).Ahora, con su sarcástico rol como el cazarrecompensas en ‘Django sin cadenas’, Waltz ya recibió el Globo y es amplio favorito para lograr su segundo Óscar, este 24 de febrero. Aunque nació en una familia de actores, su ascenso al estrellato se lo brindó Tarantino, y es el mismo director el que lo ha puesto de nuevo en el pódium de los mejores. Desde Los Ángeles, Waltz habló para El País.¿Cómo fue volver a hacer equipo con Quentin Tarantino?Bueno, en realidad no fue hacer equipo de nuevo, pues el espíritu de colaboración siguió vivo, fue como un puente entre las dos películas. Además estamos en constante comunicación y a medida que este guión avanzaba para ser realidad, me permitían dar un vistazo ocasional. Pude enterarme de lo que ocurría…¿O sea que Tarantino escribió este papel para usted?Deberías preguntarle eso a Quentin, pero en cierta forma, sí, eso creo (risas)... Este proceso me permitió acercarme al rol lenta y cautelosamente, imaginarlo en porciones y no como un gran todo; durante algunas semanas me preguntaba qué ocurriría después. Así que lo conocí gradualmente. Prefiero eso que sentir un impacto enorme de repente. ¿Además de dejarse crecer la barba, qué preparación requirió su personaje?Fue una barba estupenda, pero dejar de afeitarte no es parte de la preparación. En verdad no reflexiono mucho en lo que hago y cómo lo hago, no pienso demasiado. Hay muchos mitos acerca de ‘la preparación de un actor’ y los considero una tontería, pues todos hacen lo que deben hacer para que la bola ruede y las cosas fluyan. Toda esta idea sensacional de que para interpretar a un indio debes vivir en una tienda y usar pieles de castor, bueno, si quieres hacerlo está bien. No diré nada en contra. Yo creo que debes leer el guión y conectar tu cerebro. Es esencialmente lo que hago yo.Proyecta mucha química con Jaime Foxx...La química es la ciencia de combinar elementos, como los de la tabla periódica, para crear algo nuevo. Así ocurrió aquí. Jaime y yo somos distintos. no solo por los antecedentes y el color de la piel. La ‘combinación’ es lo que resultó bien. Por esto el cine es tan fabuloso, pues todo se trata de componer, de juntar distintas cosas, unir detalles, elementos, materiales, personas, historias, melodías y ritmos...¿Cuál fue el reto más grande de filmar la película?Invertí casi un año y medio en ella. Si se suma la parte promocional, serían dos años. Nunca hice algo así antes en términos de tiempo.¿A qué atribuye el éxito de Tarantino?La gente ama sus películas porque él le habla a cada persona individualmente. No satisface un segmento del mercado. Eso es para los promotores o empresarios. Él no comparte esa perspectiva. Hace películas desde su corazón y hacia el corazón del espectador.Y como actor, ¿qué se siente participar en una de sus películas?Todo depende del rol que interpretas y cómo te adaptas a éste. Si te adaptas es una bendición. Y estoy seguro de que en caso contrario, sería una tortura…¿Permite Tarantino sugerencias de los actores?/h3>No creo en la idea de hacer películas mediante un comité. Esos tiempos ya pasaron. Ocurría a finales de los años 60 cuando nos reuníamos y decíamos: “Hagamos un esfuerzo de grupo”. No, esta es su película. Nosotros estamos en el ‘andamio’, él es el ingeniero estructural. Él no diseña la casa. Trabaja en cómo se va a sostener en pie.Pero él confiesa tener con usted una gran amistad...Sí, es más una amistad personal que un vínculo profesional. Esto es bueno pues en cierta forma separamos los dos campos. Porque cuando trabajo con él, es el director y no el amigo. Quentin es distinto a los otros directores del mundo y quizá es más autor que cualquiera de los autores que aún viven. ¿Cómo selecciona los papeles? En realidad no es tan difícil. Elijo según mis intereses. Es decir, cuánto tiempo debes invertir, el guión, la historia, la idea detrás de ésta y las personas. Así que si no quiero pasar mucho tiempo con algo, no lo acepto. Esta es la ventaja, el lujo que me doy ahora.¿Cómo es ganar el Óscar?

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad