Martín Elías: El triste adiós del 'Terremoto'

Martín Elías: El triste adiós del 'Terremoto'

Abril 14, 2017 - 05:33 p.m. Por:
Leonard Gutiérrez Bueno / Reportero de El País 
Martín Elías

Martín Elías durante una presentación musical.

Tomada de @martineliasdiaz en Twitter

Otra vez la vida y el talento se estrelló de frente con la muerte. Nuevamente el destino quiso que el vallenato sufriera un golpe directo al corazón.

Por sus venas corría nada más y nada menos que la sangre de una de las dinastías más grandes del folclor vallenato. El cuarto hijo del matrimonio de su papá Diomedes Díaz y Patricia Acosta, sí, la misma que inspiró la ventana marroncita.

Martín Elías Díaz, era el fruto de ese amor que también hizo que el 'Cacique de la Junta' compusiera grandes canciones, como el Cóndor Herido.

Le puede interesar: Cinco canciones para recordar a Martín Elías.

Rafael Santos fue el mayor de los hijos del más grande del vallenato. El mayor de los hijos que ya sobrepasan una lista de 30, eso dicen las malas lenguas de la costa y algunos juzgados. Martín Elías, heredero de algunos tonos de su padre, y cierto parecido físico, era el llamado a ocupar el lugar escénico de su viejo el día que no estuviera. Pero el destino siempre hace de la vida una parranda y le pone los tonos adecuados.

Pareciera que todo hiciera parte de la mejor de las canciones vallenatas. Un paseo que ya estaba hecho desde las alturas para darle otra historia al gran sentimiento vallenato. Diomedes y Patricia bautizaron al cuarto hijo de la pareja con el nombre de Martín, el mismo nombre del tío que él adoró.

Fue en 1979, tras una noche de parranda, que el tío Martín dejó de existir. Martín Elías murió después de una presentación. Martín Maestre, ese tío que inspiró a Diomedes y siempre confío en él, le terminó entregando el máximo exponente de la música vallenata a todo un país.

Qué mejor agradecimiento que poner a uno de sus hijos el mismo nombre. Una vez puesta la identidad, pareciera que todo el talento de ambos y ese carisma inigualable que aún nadie supera en el vallenato, hubiera sido heredado de inmediato al menor de esa primera camada de hijos ilustres del 'Cacique'.

Martín Elías

Martín Elías era hijo del 'Cacique de la Junta', Diomedes Díaz.

Foto: tomada de @martineliasdiaz en Twitter

Martín Elías ya había grabado algunas canciones, pero fue en el 2011 cuando con la canción 'El Terremoto', autoría de otro grande, Rolando Ochoa, cautivó a todos los seguidores de la música vallenata en la costa y los amantes del arrugao (acordeón) en el interior del país.

Ese fue el inicio de una historia que tendría que durar por lo menos cincuenta años, como el mismo Martín Elías lo dijo en el lanzamiento de su último CD, sin pensar que la muerte se le iba a adelantar.

Le puede interesar: Los cantantes jóvenes del vallenato que murieron en accidentes de tránsito.

Ese álbum fue su verdadera presentación en sociedad, Martín Elías había llegado a darle continuidad a una dinastía que su papá sostuvo por más de 30 años y que estaba llena de éxitos. Alguien me preguntó ¿Por qué lo querían tanto? y la respuesta es muy fácil: Martín Elías tenía el mismo carisma y humildad de su papá, esa que sí conocen sus seguidores.

A lo anterior, se suman los tonos inigualables que solo podía heredar un hijo de Diomedes Díaz. La capacidad de poner a gozar a los seguidores huérfanos de su papá, que vieron en él la continuidad de una manera de sentir y ver el vallenato.

Martín había sido firmado hace poco por Sony Music (antes estaba con Codiscos), honor que le hizo esta prestigiosa empresa como reconocimiento a lo que le dio su padre, pero también porque vieron en él la continuidad de lo iniciado por el más grande. Él y Silvestre Dangond, llevaban la bandera en alto del nuevo vallenato, y no solo pensaban en seguir animando las fiestas en Colombia, sino internacionalizar más este ritmo.

Martín Elías Díaz Acosta se va dejando un enorme vacío en la cultura vallenata y deja a este ritmo sin una particular voz y gran ser humano. Ocho trabajos discográficos, entre los que se destacan dos homenajes a los grandes.

Martín, quienes amamos esta música y veíamos en ti un representante digno del vallenato, hoy quedamos sin rumbo fijo, como decía tu papá en una canción. Ahora te unes a la parranda vallenata con los que ya se adelantaron, y de algo estoy seguro, allá te encontrarás con Diomedes, y él, como lo hizo siempre, te recibirá con un abrazo en la tarima eterna.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad