La colombiana que marcó las tarjetas de boda de Álvaro Morata

La colombiana que marcó las tarjetas de boda de Álvaro Morata

Junio 25, 2017 - 07:40 a.m. Por:
Meryt Montiel / editora del Equipo de Domingo
La colombiana  Nella Belén Rodríguez que marca tarjetas a famosos

“Cuando en Barranquilla trabajé para otros, me pagaban $300 por la marcada de cada tarjeta y luego me enteraba de que ellos cobraban $1500. Eso daba tristeza”.

Foto: cortesía para El País

Una de las bodas más sonadas en España e Italia, por no decir en toda Europa, tuvo lugar el sábado 17 de junio: la del astro del fútbol español Álvaro Morata, jugador del Real Madrid y la modelo e influenciadora de moda italiana Alice Campello. A través de sus redes sociales los nuevos esposos han compartido detalles de su fastuosa boda en Venecia, Italia, y de sus invitados.

Lo que pocos saben es que una colombiana fue la escogida para marcar los sobres, tarjetas y otros detalles decorativos de ese matrimonio. ¿Su nombre? Nella Belén Rodríguez Pastor, una diseñadora de modas barranquillera, residenciada hace ocho años en Palermo, capital de Sicilia, Italia. Allá vive junto a su esposo, el exmarino y excapitán de barco Tonino Termine.

En Italia, donde se valora mucho el arte de tener una hermosa letra, la llaman ‘La Calígrafa de Palermo’. Su talento ha ido descrestando tanto a los italianos que además de marcar las tarjetas de matrimonios de algunos políticos y presentadores de televisión famosos de ese país, hace dos meses fue la escogida para encomendarle la marcada de sobres y tarjetas de la boda de Morata y Campello. Eso sí, debía mantener esta tarea en secreto hasta que pasara el enlace, porque tenía que guardar la confidencialidad que, como es natural, exigen las grandes figuras públicas a sus organizadores de boda.

Nella Belén, quien tiene problemas de audición desde niña (cuando tenía 8 meses de nacida por una caída de la cama se le desprendió el tímpano de su oído izquierdo) accedió a contestar todas las preguntas de El País, eso sí, por su bienestar auditivo, prefirió responderlas vía email.

¿En Colombia hizo tarjetas a algunas de nuestras personalidades?

Solo al Joe Arroyo. Yo le marqué las tarjetas cuando se casó con Mary.

¿Cómo fue escogida para marcar las tarjetas de la boda de Morata?

Fui escogida por una persona que se dedica al mundo del espectáculo y trabaja con gente VIP, Giorgia Farina. Ella, que vive en Venecia, llamó a la wedding planner (organizadora de bodas) María Macchiarella, de Palermo, muy famosa en esta ciudad y con quien he trabajado en numerosos matrimonios.

A ella la señora Giorgia le preguntó por una “calligrafa” para una boda que estaba organizando y María le dio mi número de celular. Me pidió que le enviara vía whatsapp las fotos de dos sobres con nombres de dos famosos jugadores del Real Madrid escritos con mi letra.

La señora les mostró a los novios mi trabajo y vía whatsaap también me contrataron. Los nombres que escribí fueron Cristiano Ronaldo y James Rodríguez.

¿Pudo conversar con los novios?

No. La novia Alice Campello es amiga de la señora Giorgia Farina, quien contactó a la wedding planner de Venecia, Elisa Proto (Venice Firts), organizadora y mánager del staff del matrimonio Morata-Campello. Giorgia y Elisa estuvieron frecuentemente últimando detalles por teléfono con mi esposo, que es mi representante y ‘mis oídos’, ya que el italiano, aunque lo hablo, a veces no lo entiendo perfectamente.

¿Además de las tarjetas, qué otras cosas debió hacer para esta boda?

Cuando la wedding planner de Venecia recibió los sobres marcados decidió hacer unos cartelitos con palabras relacionadas con el amor para las mesas donde se ubicarían los invitados.

Hice un total de 41 mesas con temas como Gentilezza, Comprensione, Impegnno, Passione, Felicitá, Emozione y otros. Estos cartelitos fueron decorados con cinta inglesa y lazos color marrón claro. También hice tarjetitas de 5x10 cms con nombres y apellidos de cada invitado. Estas debían ser mostradas en la entrada como un pase de seguridad. Todo, realizado a mano con tinta color oro.

¿Qué comentarios despertó en la novia y el jugador?

Luego de ver los nombres de James y Ronaldo la señora Giorgia Farina me mandó un audio donde Alice decía que era muy bella esa caligrafía, que le gustaba mucho, pero que la quería más simple. Solo a través de la señora Giorgia sé lo que ellos pensaban de mi trabajo, con el envío de audios.

¿Qué condiciones hubo de confidencialidad?

A mí solo me pidieron ser discreta porque hay famosos a quienes les fastidia que todos sepan de dónde vienen los proveedores de los servicios y quieren que sean exclusivos.

¿Por qué la llaman ‘La Calígrafa de Palermo’?

Porque aquí hay una en cada provincia y a mí me han identificado como “de Palermo”. La gente que me contacta por trabajo me dice “la calligrafa de Palermo e' bravissima”, luego saben mi nombre y piden una cita en mi estudio.

¿Es cierto que en Italia es de mucho ‘caché’ marcar las tarjetas a mano?

Sí, es cierto, sobre todo en matrimonios: una bella escritura es la presentación de la pareja que demuestra su imagen, elegancia y distinción.

¿Cómo es su anécdota con un personaje que le pidió un favor especial una vez vio las tarjetas que le hizo?

Fue un cliente de Bari. Le pidió a la wedding planner que por favor detrás de cada tarjeta yo escribiera “Realizzato a mano. Belén Rodríguez Termine”, porque decía, parecían estampadas, que eran perfectas, que no tenían errores, ni manchas, completamente limpias, con bella escritura estilo cursiva inglesa. Ahí comenzó un pequeño calvario ya que, además del estrés de hacer mi trabajo impecable, me tocó escribir un poco más, haciendo mi firma en letras pequeñitas que me dejaban bizca (jajaja), pero valió la pena.

Háblenos sobre el proceso de elaboración de las tarjetas de Morata.

Duré una semana. Esperé a que llegara la caja de Venecia, el tiempo era poco a un mes de la fecha del matrimonio. Yo tenía que ser muy rápida, pero debía estar muy relajada para poder familiarizarme con los nombres y concentrarme para trabajar, preparar el color de la tinta que ellos pedían, etc. Tuve tropiezos y errores, pero la empresa tipográfica me mandó material de más, en caso de que me equivocara.

No soy perfecta y así fue que marqué tarjetas con apellidos muy raros y direcciones de China, Alemania, Inglaterra, México, Tailandia, etc. No me perdonaba un pequeño error, debía ser perfecto porque soy muy perfeccionista con mi trabajo, lo importante es ver a mis clientes satisfechos, con eso soy muy feliz.

¿A qué horas se acostaba?

A las 2:00 o 3:00 a.m., porque a las altas horas me concentraba mejor y había silencio. Durante el día trabajaba también y seguía hasta la madrugada. Trabajar con cansancio podría ser fatal ya que mi mente y mis ojos no me daban lo mejor, así que laboraba hasta donde mi cuerpo me lo permitía.

Terminaría con el cuello, la espalda y manos adoloridos…

Sí, pero más mis ojos. Me dolía parte de la espalda por la posición de estar sentada tanto tiempo; también los dedos de la mano derecha por el palito de la plumilla, que ya me ha creado unos callitos, pero eso es viejo y ya estoy acostumbrada, y el hombro derecho; tuve hasta calambres en las piernas y debía caminar un poco, tomar agua. Este es un trabajo sedentario, me da estrés cuando siento que voy lenta y desearía terminar, solo para entregar en el tiempo preciso. Después que terminé mi trabajo de la boda de Álvaro Morata tuve un espasmo tremendo en la espalda, pierna y brazo derecho… creo que el estrés, más permanecer sentada, me afectó. Pero con descanso ya se me pasó.

¿Cuánto ganó por su labor? ¿Es bien remunerado este trabajo en Italia?

Desde el principio cuando se habló de costos todo fue bien aceptado, además, eso no lo hablamos con los novios directamente, sino con Giorgia, la wedding.

Ella nos explicó una cosa que no sabíamos y que funciona así en el mundo de los famosos y millonarios: ¡A ellos no se les cobra por los servicios que se les prestan, a ellos los proveedores no les cobran ya que se benefician por la publicidad que reciben por hacerles esos trabajos! En mi caso, Giorgia me dijo que mi trabajo sí iba a ser pago y de hecho cobré como siempre lo hago, aunque al final sí hicimos un descuento con el fin de trabajar para esos novios tan famosos.

No hubo inconvenientes para ponernos de acuerdo porque Giorgia y todo el grupo de trabajo saben que todo lo hecho a mano es muy diferente a la litografía y creemos que este buen momento dará a conocer más mi destreza y quizá podré hacer mucho más con famosos clientes.

Es bien pagado si el cliente está dispuesto a aceptar el valor del trabajo. Ahora tengo el privilegio de decir que he tenido clientes como Álvaro Morata y Alice Campello.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad