ENTRETENIMIENTO

Catherine Zeta Jones revive sus problemas de bipolaridad en la pantalla grande

Marzo 31, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Alberto Posso Gómez | Especial para El País
Catherine Zeta Jones revive sus problemas de bipolaridad en la pantalla grande

La actriz galesa Catherine Zeta Jones habló de sus problemas de bipolaridad y de su nueva película en la que besa a otra mujer.

El próximo viernes se estrena en el país ‘Efectos secundarios’, película en la que Catherine Zeta Jones revive frente a las cámaras parte de su episodio de bipolaridad, que padeció hace dos años. Entrevista exclusiva con la actriz galesa.

Hace rato que Catherine Zeta Jones no concedía entrevistas. En enero de este año lució deslumbrante y feliz en el show del famoso periodista David Letterman, en la que confirmó que la ‘mala racha’ enfrentada en 2011 es parte del pasado. “De nuevo soy una mujer tranquila y positiva”, dijo entre muchas bromas, y contó en detalle la experiencia vivida cuando fue hospitalizada debido a un trastorno bipolar, que la mantuvo durante varios meses entre estados alterados y crisis depresivas.Debido a la expectativa que existe en Latinoamérica por el estreno de su filme ‘Efectos secundarios’, donde interpreta a una siquiatra especialista en problemas de ansiedad, la actriz galesa aceptó hablar telefónicamente con El País, en un español fluido que permitió más calidez a la entrevista.¿Qué tan importante es ‘Efectos secundarios’ en este momento de su carrera?Pues en primer lugar, ha contribuido a mi currículum, ya que interpreto a una siquiatra. Nunca fui a la Universidad y siempre quise tener un título. Ahora puedo decir que tengo un MD luego de mi nombre. Se ha cumplido el eterno sueño de mi madre, quien considera todavía que la actuación no es una verdadera carrera (risas). La verdad es que ‘Efectos’ fue una experiencia muy productiva. Además de jugar a ser médico, por primera vez actué con Jude Law y el guion me resultó fascinante, por sus constantes sorpresas. Le agradezco a Steven (Soderbergh) la oportunidad de haber participado en esta película.La película tiene cierta relación con usted, pues se maneja el tema de la ansiedad como una enfermedad. ¿Cómo manejó esa situación?Quizá la tuvo, todos los humanos tenemos estados emocionales difíciles. Lo mío no fue simple ansiedad. Enfrenté un momento psicológico terrible en el 2011 por circunstancias más que conocidas, en particular por el diagnóstico de cáncer de Michael (Douglas, su esposo). No creo que sea el momento para volver a hablar de ello, ese capítulo ya está cerrado. Puedo agregar que en el Reino Unido hay mayores garantías sobre las drogas que se venden, algo que no ocurre exactamente en Estados Unidos y no sé cómo se maneje en otros países.Por fin se atrevió a hacer una escena de lesbianismo...En ‘Chicago’ se insinúa algo de esto, una actitud que considero espontánea en los seres humanos. No soy lesbiana, pero eso no significa que no pueda actuar como una de ellas, con todo respeto. Confieso que sentí algo de pánico cuando tuve que besarme tan apasionadamente con Rooney (Mara), pero luego todo se volvió un chiste. Es simplemente una actuación y todos estuvimos de acuerdo en que la película necesitaba esa escena.Y ahora es su esposo el que se besa con Matt Damon en la película para TV ‘Behind the candelabra’...¡Genial! Me parece fantástica esta película que nos revela muchas facetas del pianista Liberace. El mundo siempre ha sabido de su homosexualidad, pero Steven (Soderbergh), que también dirigió esta película, tiene mucho tacto para este tipo de historias. Puedo decirte dos cosas sobre ese tema que me llenan de satisfacción. La primera, que prefiero ver a Michael besando a Matt Damon, que besando a una linda chica (risas), porque sé que no está sintiendo nada sexual. Y la segunda, que cuando le pregunté qué había sentido en ese momento, me dijo: “Fue fácil, porque imaginaba que te estaba besando a ti”.Ya la hemos visto en dos películas con papeles secundarios, ¿no considera que afecta su imagen?Por el contrario, he admirado siempre a actores muy reconocidos que aceptan hasta un cameo (breve aparición) en una película. Para mí todo depende del rol, de lo atractivo que pueda ser. Y lo mejor es que me sirve para taparle la boca a los que insisten en llamarme la diva galesa. No soy una diva, me produce gracia solo pensarlo, soy una actriz que se compromete con su trabajo, con alma, vida y sombrero.¿Así la convenció Allan Hughes de actuar en ‘Ciudad de sombras’?Por supuesto. Ambos proyectos son recientes y me encanta cómo me veo de diferente. En ‘Ciudad de sombras’ soy la esposa del alcalde de Nueva York, una mujer muy elegante, muy maquillada y compuesta. Para ‘Efectos secundarios’ tuve la oportunidad de crear mi propio look. Steven me dijo: “Llega al set como una siquiatra”. Para mí significó bajar casi a cero el maquillaje, usar una ropa más sobria y peinarme con una cola de caballo. Una señora en un aeropuerto me dijo un piropo encantador: “¿Por qué te ves tan viejita en ‘Efectos secundarios’?”. Le dije, de eso se trata, ser diferente en cada papel.¿Supuso el impacto de ‘Efectos secundarios’ en el mundo?La verdad no. Soy sincera. Cuando leí el guion me resultó muy interesante. Además, Steven es mi amigo personal y era incapaz de negarme. Siempre recuerdo que cuando hicimos ‘Tráfico’ yo estaba embarazada de mi hija Carys, y a veces no soportaba el tren del rodaje. Steven se convirtió en mi apoyo, incluso fue masajista para mis pies hinchados. Michael y yo lo amamos. Sin embargo, otra cosa fue cuando vi la película terminada. De inmediato sentí que sería un gran éxito.Repite con su personaje de Miranda en ‘Red 2’...Y me fascina. Dean (Parisot, el director), tiene un gran talento para manejar la intriga. Hasta el punto de que a pesar de que hayas participado en el rodaje, no puedes resistirte a la ansiedad que te produce. Aun está en edición, pero estoy loca por verla. Además, pocas continuaciones en el cine tienen tanta solidez como esta segunda parte de ‘Red’. Ha sido un placer.Se le vio feliz en los Óscar, en el homenaje al género musical. ¿Considera a ‘Chicago’ su mejor película?Hay muchos títulos que amo en mi carrera. A ‘La máscara del zorro’ y ‘Tráfico’ les debo muchas satisfacciones porque me consolidaron en el cine estadounidense. Para mí es como si todas las películas fueran mis hijas, no puedo elegir. Pero no hay duda de que ‘Chicago’ es un peldaño clave en mi vida, porque pude cantar y bailar, lo cual ha sido para mí tan importante como actuar. Cuando me llamaron para participar en la ceremonia del Óscar sentí algo de miedo, porque el canto y la danza son expresiones artísticas que ameritan una buena preparación, un estado físico. Pero eché mano de lo que puede llegar a suplir el físico en un momento dado: el corazón. Pensé, a través de este reto se le brinda un homenaje a todos los que han hecho cine musical en Hollywood. Y creo que con eso fue suficiente.La actriz galesa Catherine Zeta Jones cuenta que desde pequeña fue animada por su familia para ser una artista y en su esposo Michael Douglas, encontró "el hombre de su vida". Douglas y Zeta Jones, un amor que no conoce la edad Catherine Zeta Jones superó sus problemas psiquiátricos y regresó a triunfar de nuevo en su faceta más conocida, la de actriz, pero además se destaca como una brillante productora y empresaria. Zeta Jones, la chica de los ojos miel/violeta resplandece y vuelve a sonreír

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad