Casos como el de Valerie Domínguez, amores ciegos que resultan peligrosos

Octubre 14, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Claudia Liliana Bedoya S. - Reportera de El País.
Casos como el de Valerie Domínguez, amores ciegos que resultan peligrosos

Valerie Dominguez, durante la jornada del juicio por el caso de Agro Ingreso Seguro.

¿Qué tan cierto es que el amor puede convertirnos en entes? Especialistas explican las razones por cuales todos podemos ser víctimas del amor.

El sonado caso de Valerie Domínguez quien, por amor a su novio, accedió a firmar documentos del Agro Ingreso Seguro, no es ni el primero ni el último... ¿Acaso usted no ha cometido locuras por amor? Si ha retado los esquemas sociales, si ha cruzado el mundo entero solo para ver a su amor, si ha renunciado a lo más grande y hoy se pregunta ¿cómo fui capaz de hacer eso?, entiende de qué estamos hablando. Si ha salido invicto, tire la primera piedra, porque en opinión de Álvaro Bonilla, psicólogo y docente del Politécnico Grancolombiano, casi todos hemos pasado por lo mismo porque “la percepción del amor está idealizada, hay poco juicio objetivo, no escuchamos a los demás y por eso es fácil que seamos manipulables”.También sucede que por “no tener salud emocional confundimos enamorarnos con desarrollar una obsesión y apegarnos. Así el otro no quiera abusar, hacemos que abuse de nosotros porque nos dedicamos a vivir en función de sus deseos y necesidades”, dice Chiquinquirá Blandón, de la Clínica del Amor.Para Lucio David Gonzalez, psiquiatra y máster en psicoanálisis, “el amor enceguece porque uno proyecta en el otro sus cualidades o carencias, como en un espejo; pero nadie es igual a nadie, solo magnificamos nuestras similitudes y nos hacemos ciegos ante las diferencias”. Pero ¿quién es el responsable? Estudios hechos por científicos de University College de Londres revelan que el amor puede afectar y ‘adormecer’ los circuitos cerebrales asociados al sentido crítico. Y cuando a la relación se le suma el sexo, la locura aumenta. El sexólogo Ezequiel López explica que “la química de la actividad sexual, especialmente del orgasmo, estimula la producción de sustancias como la dopamina, responsable de la enorme gratificación y el deseo de repetir momentos de placer”.Por eso, hay quienes aceptan tener una mala relación a cambio de sexo. “Es como una droga, la persona se vuelve adicta a una sensación, a un cuerpo, a una piel”, explica Bonilla. Para Marcela Ariza, del Instituto de la Familia de la U. de la Sabana, el mejor antídoto es “saber gobernar nuestras sensaciones. Esa tarea empieza con los niños, entrenándolos en no dar rienda suelta a todo lo que apetecen, así tendrán más herramientas para diferenciar entre estar enamorados y amar”.Teorías del amorAquí, algunos estudios que intentan explicar por qué nos enamoramos.1. Investigadores de la Universidad de Rutgers, de Nueva Jersey (EE.UU.), encontraron que la base química del amor está relacionada con una intensa actividad en el núcleo caudado derecho del cerebro, y en el área ventraltegmental, que tiene altos niveles de dopamina.2. Gareth Leng, experto en cerebro de la Universidad de Edimburgo, en el Reino Unido, asegura que es la hormona oxitocina la que ayuda establecer lazos permanentes entre los amantes después de la primera oleada de emoción.3. Estudios de la Universidad de Pisa, en Italia, hechos con 12 parejas que se habían enamorado seis meses atrás, mostraron que los hombres tenían niveles de testosterona más bajos que los normales y que las mujeres tenían los niveles más altos. Se lograba un nivel promedio.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad