Caso de Óscar en Protagonistas de Nuestra Tele alerta sobre los males de los realities

Agosto 26, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Caso de Óscar en Protagonistas de Nuestra Tele alerta sobre los males de los realities

El participante de “Protagonistas de Nuestra Tele”, Óscar Naranjo, quien salió por tercera vez la casa-estudio del programa, por indicación médica.

Los expertos analizan qué responsabilidad les cabe a los canales de televisión si se llegase a ver afectada la integridad física o mental de los participantes de un reality.

Sobre la tragedia en que puede desembocar un reality show se hizo una película protagonizada por Hugh Grant, llamada ‘American Dreamz’, que termina con un joven soldado inmolado ante las cámaras, pues busca llamar la atención de su novia en un reality de canto al estilo de ‘American idol’.Más allá de la ficción, en el mundo real ya se han presentado casos de concursantes de reality cuya salud mental termina seriamente afectada, sin contar con los casos no medidos de trastornos depresivos y otras secuelas. En Estados Unidos, por ejemplo, dos exparticipantes de reality han cometido suicidio: los chefs Joseph Cerniglia y Rachell Brown. El primero participó en ‘Kitchen Nightmares’ y el segundo en ‘Hell’s Kitchen’, formatos famosos por el altísimo nivel de presión y agresión verbal al calor de una cocina. No en vano al conductor de ambos realities, Gordon Ramsay, le llaman ‘el asesino de la cocina’. Cerniglia saltó desde un puente por no poder soportar el fracaso de su restaurante y así cumplió el vaticinio que le lanzó Ramsay ante millones de televidentes:“Vas a terminar flotando en el Río Hudson”. ¿Violencia psicológica?Brown, por su parte, se suicidó tras ser eliminada en la segunda temporada del famoso reality. ¿Era capaz esta concursante de soportar la exposición pública y la humillación a la que fue sometida en el programa? Nunca se sabrá. Como tampoco está clara la responsabilidad que le compete a un canal de televisión por la integridad psíquica y física de los concursantes, sobre todo si sus perfiles se eligen de acuerdo con la cantidad y rareza de sus traumas.Un debate que debe abrirseLo vieron miles de colombianos: esta semana Óscar corría sin rumbo fijo, gritaba, lloraba sin control, se arrojaba al piso y se golpeaba la cabeza contra las baldosas. Todo, por reclamos airados que le hicieron sus compañeros después de un ‘cara a cara’ donde los concursantes deben ‘amenazarse’ unos a otros. El crítico de televisión Fernando Sarmiento se pregunta: “¿Qué ha pasado con la responsabilidad del canal? Primero con los televidentes menores de edad, porque ese reality está en horario familiar y hace tiempo dejó de serlo. El reality se les salió de las manos con los traumas tan fuertes de los participantes que escogieron”, dice.Más allá de Óscar (homosexual, maltratado, de madre sordomunda y abandonado por un padre que luego ‘apareció’ en la casa estudio por invitación de la producción del programa), es significativo el caso de Angélica, quien tuvo que recitar ante las cámaras un texto que parecía diseñado para hacerle revivir el trauma de la muerte de su pequeño hijo.La concursante reveló esta semana que lleva varios días sin dormir, que sufre dolores musculares y sufrió un estallido de furia y llanto. ¿Mera coincidencia? ¿Simple ‘estrés’? La pregunta que hoy muchos se hacen es qué pasó con los exámenes psicológicos que supuestamente se les realiza a los concursantes antes de ingresar a la casa estudio. “Yo intenté saber cuáles fueron los psicólogos que evaluaron a los concursantes, y me respondieron que eso hacía parte de la intimidad de los médicos, que no deseaban hablar con los medios”, revela con preocupación la defensora del televidente de RCN, Consuelo Cepeda.“Óscar padece de desubicación. Por lo que se ha visto puede sufrir un estado prepsicótico”, advierte la psicóloga Gloria Hurtado, quien rechaza de plano la tesis del “estrés”. Según Ricardo Bermúdez, productor ejecutivo de ‘Protagonistas de Nuestra Tele’, a los concursantes se les realiza un examen general para saber que están bien de salud y aptos para entrar a la casa estudio. “Lo que sufrió Óscar fue un nivel de estrés alto. No es que esté loco, solo es una crisis de estrés, como le puede suceder a cualquier persona cuando tiene mucha presión en el trabajo. Es una cuestión de momento”, dice.Aunque admite que la tensión de estar encerrado durante meses en un casa y vigilado las 24 horas por 54 cámaras es muy fuerte, Bermúdez sostiene que la reacción depende de cada concursante: “Algunos la manejan muy bien; otros, más o menos; algunos no tanto. Todo hace parte del formato”. Siendo así, habrá que hacer revisión a este ‘formato’, diseñado para llevar a personas de carne y hueso a situaciones límite que ojalá, por el bien de todos, no termine un día en tragedia.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad