Carlos Paz lleva 40 años dando cátedra de estilo propio

Septiembre 27, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Lucy Lorena Libreros | El País.
Carlos Paz lleva 40 años dando cátedra de estilo propio

Carlos Paz, conocido como 'el Resortes colombiano'.

Carlos Paz tiene una habilidad tremenda para memorizar cómo se escucha cada instrumento en una canción que va a bailar.

Es lo que en música culta se llama el ‘oído total’. Eso que permite que un músico de quilates sea capaz de saber qué nota musical se produce cuando se cae un llavero. Así mismo es el oído del Resortes Colombiano. De eso está seguro Carlos Trujillo, director artístico de Delirio, el espectáculo en donde  Carlos Paz es una de las figuras principales.   El tipo tiene una habilidad tremenda para memorizar cómo se escucha cada instrumento en una canción que va a bailar. Cómo suenan la conga, el piano, el bajo. “Entonces lo que hace Carlos es tocar la música con el cuerpo. Eso es lo que lo diferencia de los bailarines de ahora, que se aprenden tres pasos y con eso bailan lo mismo una pachanga que un danzón”, dice Trujillo.  Es que Carlos Paz es un músico al que se le interpuso un bailarín en el camino. Y eso que por allá, a mediados de los años 80, él quiso torcer el destino, dejar descansar las pistas de baile y echar a rodar un sueño largamente aplazado:  tener orquesta propia.  Antes de que el anhelo se cumpliera había vivido un tiempo en Nueva York donde conoció a grandes de la salsa como Leopoldo Pineda, Pite ‘El conde’ Rodríguez, José Mangual Junior e Ismael Miranda. Y al mismísimo Charlie Palmieri, que en su casa de la Gran Manzana le dictó clases de piano al hijo de la pareja que Carlos tenía entonces.   Emocionado ante la posibilidad de hacer su propia música, las agallas le alcanzaron para llegar un día hasta las puertas del sello discográfico fundado por Ralph Mercado, célebre por las descargas latinas que organizaba en el  mítico Cheetah Nightclub y por servir de cómplice musical de figuras como Celia Cruz y Tito Puente.  “Era el año 88 y yo le mostré algunas canciones que tenía, compuestas por mi esposa de esa época, Aydé Osorio. Ralph me presentó a un productor que con el tiempo se convirtió no solo en mi amigo sino en uno de los grandes arreglistas de la  música latina: Sergio Georges”, recuerda ‘Resortes’. De su mano, Carlos Paz logró no solo terminar de afinar el proyecto de su banda, sino grabar el único álbum que quedó para el recuerdo. Se llamó —tal como la orquesta— el Grupo Barú de Carlos Paz.  La agrupación fue una breve primavera y duró menos de un año. ‘Resortes’ volvió a la danza, a ser el bacán del barrio Calima que todos invitaban a las fiestas, pero la música se le había quedado a vivir para siempre en el alma. Entonces, si no podía continuar con su grupo, al menos se dedicaría a rescatar joyas musicales que lo inspiraran para bailar. Clásicos de Cachao como ‘Malanga amarilla’ y otros del gran piano  de Noro Morales como ‘Cógele el paso’ y ‘Vitamina’.  Varios de esos discos los hace girar en el programa que cada domingo, desde las 10:00 de la mañana, transmite a través de la emisora virtual www.elhuecodelasalsa.com. Un espacio que se prolonga hasta las 2:00 p.m. Las únicas cuatro horas, quizás, en que  el resortes colombiano deja de estirarse. 

Mundial de SalsaEn el marco del Mundial de  Salsa, el bailador Carlos Paz se presentará en el Parque del barrio Obrero  el 1 de octubre, a las 7:00 p.m.,  con bailarines representativos de la Vieja Guardia.Entre los artistas estarán  su amigo Félix Veintemillas y María Tovar, la primera campeona de salsa que tuvo la ciudad.  Paz ha sido  el coordinador de este evento.
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad