Cancionero del desamor: música que alivia o agrava las penas

Octubre 01, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Andrea Mesías, reportera de El País
Cancionero del desamor: música que alivia o agrava las penas

Tenga cuidado con esas canciones que aumentan el duelo de la separación o que lo obsesionan.

La música cuenta historias que crean un concepto del amor. Tenga cuidado con esas canciones que aumentan el duelo de la separación o que lo obsesion

La música cuenta historias que crean un concepto del amor. Tenga cuidado con esas canciones que aumentan el duelo de la separación o que lo obsesionan.1. Amor adictivo: Apología al sufrimiento “Luchar por ti, sufrir por ti. Morir así, morir por ti. Sabes que sí. Todo lo que hago, lo hago por ti”, es uno de los versos de las canción del Bryan Adams, tema que hace apología al sufrimiento amoroso. Según el escritor Walter Riso en su libro ‘Enamorados o Esclavizados’, esta canción es un aporte más a la construcción generalizada de lo que es el amor adictivo y desesperado: “No necesitas andar por la vida demacrado, suplicante, sufrido y arrastrándote hacia la persona amada para confirmar que estás enamorado. Cuando alguien afirma ‘No puedo vivir sin ti’, ya pasó la línea de lo razonable, ya está con un pie en la patología y otra en al apego afectivo”.Otra de las canciones que el escritor destaca en su libro es la del grupo El Canto del Loco con el tema ‘No puedo vivir sin ti’: “Llevas años enredada en mis manos, en mi pelo, en mi cabeza, y no puedo más. Debería estar cansado de tus manos, de tu pelo, de tus rarezas, pero quiero más, yo quiero más”. Esta canción es para Riso una versión de adicción pura y dura de amar.2. ¿Obsesión?: La pareja como un dios “La música tiene un poder infinito, produce sensaciones y crea un concepto del amor en cada persona”, afirma la sicóloga Gloria Hurtado. Es por esta razón que muchas canciones crean en el cerebro la idealización de la pareja y hacen devaluar el propio yo. Por ejemplo, la canción del grupo mexicano Maná ‘Eres mi religión’: ”Ay amor, eres mi bendición, mi religión, eres mi sol que cura el frío. Apareciste con tu luz, no no me abandones, no, nunca, mi amor, gloria de los dos, tu eres mi sol, eres mi todo, toda tú eres mi bendición”. De acuerdo con Riso, estas canciones insisten en reducir a la otra persona y muestran al amado o amada como profetas del amor. Agrega la posibilidad de un problema de identidad debido al enamoramiento y que en última instancia es la pareja quien lo define como persona. Hurtado resalta por su parte, que estas canciones son una forma de mostrar el amor como un sufrimiento y que el ser humano en su duelo de separación lo utiliza para aumentar la depresión de una manera malsana y morbosa. 3. Canciones positivas: Efectos del sonidoLa sicóloga Gloria Hurtado anota que la música transmite ondas al cerebro que pueden sanar o generar desesperación. “Cuando suena una canción se va incorporando la letra en el cerebro como un mantra, es decir, termina produciendo un efecto en el ser humano. Por eso hay canciones negativas que generan alegría y otras que no”. Por su parte, la sicóloga Frauky Jimenez, agrega que durante el duelo de separación las personas tienden a escuchar una canción y relacionarla con la pareja que se fue, sin embargo, esa es una manera de vivir la tristeza nuevamente. Las expertas destacan el pasillo de John Jairo Torres de la Pava, una canción que describe lo que es el amor: “Amarte no es tan fácil, no es decirlo simplemente, ni sentirlo en el instante de la entrega y nada más. Amarte es otra cosa, es como la vida misma, que se ve según el prisma con que la quieras mirar. Parece tan sencillo amarte siempre, son tantos los encantos que tú posees, pero también las rosas tienen espinas, en aguas mansas hay remolinos y filo en el cristal, la suave brisa que me acaricia se vuelve un huracán (...)”.4. Los boleros: Más allá del amor“¿Has escuchado con atención la letra de los boleros? (...) Parecen escritos por ‘Apegados Anónimos’: los protagonistas se arrastran, ruegan, se laceran, maldicen, lloran y sufren hasta más no poder”, resalta Walter Riso sobre esta música que en su concepto aumenta las creencias absurdas sobre el amor y aplastan y limitan el crecimiento personal. Esta teoría la comparte la sicóloga Hurtado, quien asegura que la gente repite estas y otras canciones como una verdad, como una forma de creer que eso es el amor. Un ejemplo de los boleros que intensifica la obsesión es la canción de Los Panchos, ‘Si tu me dices ven’: “Si tu me dices ven lo dejo todo , si tu me dices ven, será todo para ti mis momentos más ocultos también te los daré, mis secretos que son pocos, serán tuyos también. Si tu me dices ven, todo cambiará si tu me dices ven, habrá felicidad (...)”.Aunque son temas hermosos, los expertos afirman que estos ritmos tienen un poder infinito sobre los seres humanos y su concepto de amar.5. Mujer sumisa: Un cuento corto“Cuando salgo de parranda muchas veces me distraigo con algunas amiguitas, pero yo nunca te olvido porque nuestros corazones ya no pueden separarse. Lo que pasa es que yo quiero que descanses pa’ tenerte siempre bien conservadita”, dice el vallenato de Rafael Escalona ‘La celosa’, que interpreta Carlos Vives, que en el concepto de la sicóloga Gloria Hurtado es una manifestación del machismo que ubica a la mujer como sumisa con su pareja: “ En la canción se dice claramente que él puede tener otra persona y ella no”. En este tipo de canciones, resalta ‘Un mal hombre’ de Helenita Vargas: “Usted es un mal hombre sin nombre señor, usted es un canalla que abandona sin razón. Es el fiel prototipo, del cinismo y del rencor, usted es una copa que guarda veneno en vez de licor. Usted es un mal hombre sin nombre señor, Es un cruel egoísta, masoquista, es un traidor, Es malo y caprichoso, engreído, vanidoso rencoroso. Y lo peor señor, es que así lo amo yo”. Jímenez resalta que hay canciones que son contadas a partir de realidades, lo que puede generar conciencia en quien lo escucha.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad