ENTRETENIMIENTO

Camilo Medina, el actor que muchos recuerdan como 'El Cacique' de La Mala Hierba

Marzo 03, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Camilo Medina, el actor que muchos recuerdan como 'El Cacique' de La Mala Hierba

‘Cacique Medina’ fue su personaje en la telenovela ‘La mala hierba’ (1982), escrita por Juan Gossaín.

Camilo Medina, quien estaba retirado de la televisión hace 20 años para dedicarse a otra de sus pasiones, la pintura, falleció en Bogotá a los 85 años, por un paro cardiorrespiratorio.

Camilo Medina fue un actor de carácter. Su estampa de mirada penetrante y decidida y su corporalidad musculosa, así lo perfilaron por cerca de 30 años ante la telaudiencia colombiana, que ahora lamenta su muerte, ocurrida el pasado domingo.Medina, quien estaba retirado de la televisión hace 20 años para dedicarse a otra de sus pasiones, la pintura, falleció en Bogotá a los 85 años, por un paro cardiorrespiratorio. Murió en la Clínica Colombia de Bogotá, cuando los televidentes aún tenían fresca en su memoria la muerte de Frank Ramírez, otra gloria de la televisión nacional.El actor nacido en Ibagué llegó a la capital del país en 1951, para estudiar pintura en la Universidad Nacional de Colombia, donde se graduó en 1956. Pero al tiempo hacía estudios de teatro en la Escuela de Arte Dramático del Teatro Colón.Y fue así como al momento de definir su vocación, las tablas le ganaron la partida a los lienzos y pinceles. Ya en 1957, Medina estaba haciendo sus primeras incursiones en la televisión nacional.El actor comenzó a hacer sus primeros papeles de importancia en 1961 en el ‘Teleteatro de los Jueves’, un espacio que para entonces era ‘la niña mimada’ de la televisión pública colombiana y cuya producción acaparaba cerca del 70 % del presupuesto para este tipo de producciones.Bajo la dirección de grandes maestros como Bernardo Romero Lozano y Fausto Cabrera, Camilo Medina apareció en adaptaciones teatrales como ‘Una mujer sin importancia’, de Óscar Wilde y ‘Sobre ratones y hombres’, de John Steinbeck, entre otras. También participó en programas como ‘Joyas del teatro breve, ‘Aventuras infantiles’, ‘Cuentos para niños’, ‘Telematinales Ley’, ‘Puerta al suspenso’ y la telenovela ‘Viaje al pasado’.En la década de 1970 participó en producciones para televisión y cine como ‘Candó’, ‘Los Novios’, ‘Requiem por un canalla’, ‘Hato Canaguay’, ‘Nariño’, ‘Crónica de un amor’, Caminos de gloria’, ‘El gran negocio’, Teatro popular Caracol y ‘El Muro del Silencio’, producciones que lo ubicaron como uno de los actores más importantes de la época dorada de la televisión colombiana.Sin embargo, fue su papel de Cacique Miranda en telenovela ‘La Mala Hierba’, de 1982, una adaptación de la novela homónima del periodista Juan Gossaín, que le dio reconocimiento por interpretar por primera vez en la televisión colombiana a un capo.En dicha producción encarnaba un personaje recio que hacía fortuna gracias a la bonanza marimbera y que tenía sed de venganza por la muerte de su padre.Con ese papel el actor obtuvo numerosas distinciones como los premios ‘Calima de Oro’ y ‘Calima de Plata’, que entregaba el diario El País de Cali. También, a lo largo de su carrera, recibió otros reconocimientos como el Premio Ondra a Mejor Artista del Año en 1979, entregado por votación de periodistas del espectáculo, y en dos oportunidades fue ganador del Premio Internacional de Cine India Catalina, en Cartagena.También, como pocos actores de su época, tuvo una dilatada participación en el cine, en producciones clásicas como ‘Tres cuentos colombianos’, ‘El río de las Tumbas, de 1964, dirigida por Julio Luzardo; ‘Infierno en la selva’, de 1979 o la producción italiana ‘Savana violenza carnale’, de ese mismo año.Además participó en el filme colombiano ‘Ayer me echaron del pueblo’, de 1982, basado en el bambuco del compositor santandereano José A. Morales. El veterano actor Carlos Muñoz, uno de los fundadores de la televisión colombiana, recordó que a mediados de 1970 trabajó con Medina en una película coproducida con Francia, ‘La muerte escucha, del director Robert Topart (ya fallecido) y en la que Muñoz era protagonista junto a los actores franceses Jean Gras, Christian Kerville, Francesco Leccia. “Fue una película en la que él hacía un papel secundario, pero de importancia. La película la rodamos en el mar, tanto en el Pacífico como en el Atlántico. Lamento mucho su muerte, me enteré por la televisión, pues hacía muchos años había perdido contacto con él”, dijo el actor a El País. Carlos Muñoz recordó a Medina como un actor de carácter, al que le venían bien los papeles de personajes rudos. “Él tenía un cuerpo muy bien formado, tenía brazos musculosos. Nosotros hacíamos bromas de que si nos daba un golpe en escena, de seguro nos noqueaba. Pero en realidad era un ser humano recto, honesto, un amigo de verdad, muy callado. No era fiestero ni tampoco un gran conversador, su gran pasión era la pintura, a la que se dedicó los últimos años”.Y efectivamente, en las últimas dos décadas Medina, rescató al pintor y decidió abandonar la actuación para hacer obras que se caracterizadas por la elaboración de paisajes. “Es el fruto del amor que tengo por mi país y de haberlo recorrido, gracias a mi trabajo en la televisión. Incluso hice un documental en el que hago un recorrido desde el Amazonas hasta la Guajira”, dijo en una entrevista a City Noticias el año pasado, cuando el actor, convertido en pintor, inauguró una exposición en la localidad de Suba.En esa oportunidad el artista presentó una serie de paisajes que evocaban mares, ríos, montañas y desiertos. Es el último legado que deja otro de los grandes de la televisión.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad