Cali, la capital cultural que todos quieren visitar

Cali, la capital cultural que todos quieren visitar

Abril 24, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País.
Cali, la capital cultural que todos quieren visitar

De lunes a domingo, siempre hay algo para hacer. El arte fluye por todos los rincones y genera desarrollo. ¿Se imagina si lo logramos en el 2026?

De lunes a domingo, siempre hay algo para hacer. El arte fluye por todos los rincones y genera desarrollo. ¿Se imagina si lo logramos en el 2026?

 

Que Cali contara con una oferta cultural todos los días de la semana y que convocara, en distintas manifestaciones artísticas, a un público masivo siempre dispuesto a pagar por disfrutar del talento local. 

Hace una década, en 2016, eso era un sueño por cumplir para los artistas, gestores y empresarios que llevaban años apostándole a la cultura en la capital del Valle.

Pero hoy ya es una realidad. La ciudad se convirtió en una de las principales vitrinas artísticas del país y en la capital cultural del Pacífico. ¿Y eso cómo se logró?

Actores de sectores como la música, el teatro, el cine y la danza coinciden en que la clave estuvo en la unión de esfuerzos: de los propios artistas, que apostaron por la  creación de industrias culturales que les permitieran vivir dignamente de su oficio. De los escenarios en los que se presentan, cada vez más receptivos a abrir sus puertas para los artistas locales. Y de los sectores público y privado que dejaron de ver la cultura como mero entretenimiento y entendieron que se trata de otro renglón de la economía que jalona empleo e inclusión social.

Aquí, un repaso a las claves de este ‘milagro’ cultural.

Que viva la música

Los grupos musicales de la ciudad, independientemente del género —porque está claro que Cali es mucho más que salsa—, entendieron que el mercado había cambiado. “Ya no se trataba de ir a un bar a tocar con la esperanza de que alguien ‘me va a descubrir’. Eso era cosa del pasado”.

Quien está convencido de eso es Luis Miguel Álvarez, director del Centro de Industrias Culturales de la Universidad Icesi.  “En Cali hay bandas de altísima calidad”, sostiene, solo hacía falta que recibieran formación en el tema empresarial para que pudieran generar sus propios ingresos y cobrar lo justo. Esa era una de las necesidades más urgentes de quienes movían la escena musical de la ciudad.

El otro reto consistía en llegar a  más público cada vez. Y que se entendiera —como bien anota Xiomara Suescún, asesora para la gestión y la investigación de esta misma entidad— que los artistas esperan vivir de su oficio y que por lo tanto había que crear “la cultura de pagar por un buen espectáculo. Aquí nos habíamos acostumbrado a la gratuidad”. El reto, dice, consistía en pagar por el servicio que prestaba un artista. Y, mejor que eso, pagarlo bien.  

Otro enorme reto que tenían delante de sí los músicos caleños consistía en que las emisoras dejaran de poner en práctica la temida ‘payola’, esa suerte de impuesto que se cobra por debajo de la mesa para lograr que determinado grupo suene en la programación de las estaciones radiales.

Mercado musical Para ayudar a impulsar a las bandas de Cali se articularon los esfuerzos de los mercados musicales del país.Estos son  el Mercado Insular, de San Andrés; el Mercado Cultural de Cartagena;  el BOMM, de Bogotá Music Market, Circulart que es en Medellín y el Mercado Musical del Pacífico.Este último espacio  se fortaleció. Ya van 14 ediciones y desde su primera versión ha crecido exponencialmente el número de bandas que  participan. Cada año,  estas llegaban mucho más cualificadas y con mejores propuestas como proyectos de industria cultural.

[[nid:529991;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2016/04/vec1abr24n1-16photo04.jpg;full;{Cali siguió posicionando la danza como una de sus actividades culturales más fuertes.}]]

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad