Cali, el escenario preferido por los productores de cine en Colombia
ENTRETENIMIENTO

Cali, el escenario preferido por los productores de cine en Colombia

Septiembre 15, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País.
Cali, el escenario preferido por los productores de cine en Colombia

Rodaje de algunas escenas de la película Ciudad Delirio en el aeropuerto Alfonso Bonilla Aragón. En la foto la protagonista caleña Carolina Ramírez.

‘Amores peligrosos’, ‘¡Qué viva la música!’ y ‘Ciudad Delirio’ son las películas que ponen a Cali como gran telón de fondo. Los productores hablan de las bondades de hacer cine en nuestra ciudad.

Dien dice Antonio Dorado que el cine sirve para mirar, volver a mirar y reconocer cada vez más la ciudad y, por qué no, sus conflictos también. “Lo interesante de cada propuesta cinematográfica es la forma como miramos a Cali. Son, sin duda, diferentes miradas”, añade. Hoy son tres los ojos puestos en la Sucursal del Cielo, bueno, realmente son muchos, los de tres equipos de producciones que retratarán una vez más a Cali con sus historias cinematográficas.“Es una enorme casualidad que varios proyectos hayan tenido como su locación a Cali”, afirma Diego Ramírez, el productor de la película ‘Ciudad Delirio’. Y explica: “En parte se debe a la vocación cinematográfica de la ciudad, aquí se dan muchas condiciones para realizar el rodaje de una película y hay la materia prima que nos permite sacar los proyectos adelante, porque hay gente que escribe o que está relacionada con el tema del cine”.Aunque rodar en Cali incrementa los costos de producción porque se deben trasladar equipos y personal tanto técnico como artístico, “esta es, después de Bogotá, la ciudad que más produce cine y la mayor cantidad de gente que hace parte de la industria cinematográfica del país es caleña”, dice Ramírez. Y desde su perspectiva el caleño acoge con gran calidez los proyectos que se realizan en sus calles, barrios y lugares emblemáticos. “La gente nos ha colaborado mucho, incluso en el centro, la gente nos ayuda con el silencio. Con ‘Perro come perro’ tuvimos que regresar y hacer más sonido del centro porque la gente nos colaboraba tanto que quedábamos en silencio total”, recuerda. Por esas anécdotas es que Antonio Dorado asegura que “mientras en Bogotá una película es una película más, aquí en Cali cada película despierta ciertas complicidades y amores”. El director cuenta que en el rodaje de ‘Amores peligrosos’ la gente fue muy generosa, y que a pesar de que en la ciudad no funcionan muchas empresas grandes, sí hay una actitud abierta a apoyar este tipo de propuestas culturales. Rodrigo Guerrero, productor de ‘¡Qué viva la música!’ ha percibido que tanto en Cali como en otros lugares del mundo sucede algo particular: “entre más alto es el estrato social, más difícil es filmar, a las personas de estratos sociales altos no les gusta colaborar. Entre más popular el estrato, más ánimo, más ganas, más entusiasmo en la gente”, dice. Los realizadores y productores coinciden que en Cali hay colaboración de la administración municipal en la gestión de permisos, así como disposición de las autoridades para brindar apoyo y seguridad. Guerrero recalca que este ha sido un buen año para Cali en materia de producción cinematográfica y televisiva, pues producciones como ‘La Selección’ y ‘La Ronca de oro’ se hicieron aquí, además, hay planes de realizar la historia de los Hermanos Rodríguez. Desde su óptica Cali podría dar más, para ello debe trabajar en ofrecer valores agregados que la hagan más atractiva. “Medellín, por ejemplo, va a activar un estímulo para quienes vayan a filmar a la ciudad, devolverán el 10% del gasto que se haga en esa ciudad, entre otros beneficios”. Sin embargo, en Cali abundan las historias, esas que son dignas de llevarse a la pantalla grande. Aquí una muestra.'¡Qué viva la música!', la historia de Andrés Caicedo hoy Una producción que se mueve por lugares de la ciudad como el barrio Obrero y el río Pance. A través de estos espacios veremos la vida de una chica de un sector privilegiado de Cali que hace un viaje por el mundo popular y en él conoce la salsa, el sexo y las drogas. El eje temático está inspirado en la novela de Andrés Caicedo, “aunque la novela se hizo en los años 70, la película no sucede en esa época y se tomó esa decisión porque la Cali de los años 70 no se ha preservado”, expresó en diálogo con El País el productor caleño Rodrigo Guerrero. La película se rodó en siete semanas. Se estima que llegará a las carteleras en el primer semestre de 2014. El director es el caleño Carlos Moreno, la protagonista es la samaria Paulina Dávila.'Amores peligrosos', la trilogía ‘Dorada’ El 11 de octubre llega a las salas de cine la segunda trama de la trilogía ‘dorada’ de Antonio, el mismo que puso en alto el cine caleño con ‘El Rey’. Bajo la premisa ‘La ambición destruye’, el director caucano estrena ‘Amores peligrosos’, un largometraje escrito y rodado en Cali, basado en una historia de Umberto Valverde. En la película participan bailarines de Incolballet, de escuelas de salsa de la ciudad, y hay música de Niche y Guayacán, además, mostrará lugares como Cristo Rey, Changó, el Centro, el Teatro Municipal y el Estadio Pascual Guerrero.Juanita Arias, Marlon Moreno, Kathy Sáenz, Jean Paul Leroux y Felipe Cortés protagonizan esta historia de amor en medio del auge de los carteles de la droga en Cali, en el año 89. Antonio Dorado recrea la tragedia de la descomposición social de las víctimas de la ciudad, a través del retrato de una adolescente: Sofía, quien no es una asesina, drogadicta, mula o narcotraficante. Es una joven que en el afán de vivir, transita por un laberinto plagado de personajes oscuros que pretenden atraparla.'Ciudad Delirio', amor a ritmo de salsa Es una comedia romántica ambientada en Cali y sus bailarines de salsa, cuyo rodaje se realiza durante estos días en la ciudad. En ella Javier (Julián Villagrán), un médico español tímido y reservado, asiste en Cali a un congreso de medicina. Compartirá por azar una noche mágica con Angie (Carolina Ramírez), bailarina de salsa y dueña de una escuela de baile que aspira un día ser parte del espectáculo de salsa más famoso del mundo: Delirio. Al regresar a Madrid Javier no se encuentra a gusto ni en el trabajo, ni con su pareja y animado por su mejor amiga, que trabaja como médico en Cali, decide instalarse allí una temporada. Javier y Angie se volverán a encontrar. Diego Ramírez, productor de ‘Ciudad Delirio’, aseguró a El País que durante el rodaje han logrado facilidades “que nunca las vas a conseguir en Bogotᔠcomo rodar una escena con 150 actores en el Aeropuerto Alfonso Bonilla Aragón. “Al rodar en Cali se elevan los costos de producción, pero esto a la vez es inversión, empleo, apoyo al talento local y generación de una dinámica económica”.Vea un adelanto de lo que será 'Amores peligrosos'

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad