¿Busca pareja en la web?, evite estos errores en la primera cita

Mayo 01, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Merit Montiel Lugo, editora equipo de Domingo
¿Busca pareja en la web?, evite estos errores en la primera cita

63 % de los usuarios del portal de citas on line para encontrar pareja Match.com son mujeres. El 37 % son hombres.

La escritora Valeria Schapira, experta en relaciones de pareja, recomienda los pasos a seguir en la primera cita luego de contactarse virtualmente. Lugares y planes comunes están ‘out’.

Valeria Schapira es una periodista y autora argentina que ha escrito varios libros sobre crecimiento personal y relaciones de pareja. Escribe, además, en el portal de citas on line  Match.com una columna semanal y en fechas especiales como los días de  la Madre, del Beso o de San Valentín.

Sus columnas para este portal que está presente en 25 países  y que solo en América Latina cuenta con 600 millones de usuarios, siempre están cargadas de humor, positivismo y sugerencias prácticas para diferentes situaciones: cómo hallar el amor, consejos  para ser originales en la primera cita o cómo aplicar la inteligencia emocional en la vida amorosa.

Es una convencida de que los portales on line para encontrar pareja no propician la infidelidad, porque, dice, sus usuarios “están buscando una relación con compromiso”.

Lea también: Conozca cinco aplicaciones móviles para conseguir pareja

“El 75 % de los usuarios de Match están buscando una relación con compromiso.  Y si vos ponés una foto en un portal de citas no estás buscando una relación ocasional porque seguramente te va a ver alguien y se lo van a contar a tu novio. Entonces  hay lugares que pueden propiciar las infidelidades como las redes sociales, por ejemplo, pero siempre me gusta aclarar que no es lo mismo una red social que un portal de citas o una aplicación. Debemos tener muy claro cada cosa para no tener confusiones y sobre todo para no tener temores o sea, si estás en un portal de citas es porque se supone que estás buscando un novio o un marido o una relación con compromiso”.

 Desde Argentina, Schapira respondió  las inquietudes de El País:

¿Cuáles son los temores más generalizados al afrontar esa primera cita con esa persona con la que se entabló la relación en el portal web?

Hay ciertos temores universales que tienen que ver con la mentira, con el temor al daño físico. Pero las personas mienten no solo en internet. Y las cosas buenas y malas pasan en cualquier ámbito. Como adultos debemos  establecer filtros, y el avance de la tecnología ha despejado muchos de los interrogantes que había, como cuando yo empecé a usar Match hace más de diez años.  Que cuando íbamos a la cita no sabíamos si la persona iba a ser la misma de la fotografía, no había manera de cotejarlo. Hoy sí, hoy tienes Skype y muchas otras maneras de saber si la persona con la que te vas a encontrar  es la de la foto o no. La tecnología ha avanzado de una manera tan vertiginosa que se ha convertido en nuestra mejor aliada. Hoy incluso, portales de citas como Match  emplean algoritmos matemáticos para que encontremos lo que buscamos.  

¿Qué tener en cuenta para esa primera cita?

 Usar el sentido común. Y cuando vas a la primera cita tener ciertos recaudos, por ejemplo, por seguridad, encontrarse a la luz del día o no subirse al automóvil del desconocido. 

¿Cuáles son los errores más frecuentes antes de esa primera cita?

Uno de los errores más frecuentes tiene que ver con la idealización virtual. Yo sugiero a los usuarios del sitio que no demoren mucho en verse cara a cara, porque muchas personas se encuentran cómodas en la virtualidad, en el intercambio de emociones, sentimientos y demás, y después van a la cita y resulta que han idealizado al ser humano que tienen enfrente. Lo ideal es que no se perpetúe esa relación virtual sino que sepa hacer un cotejo con la realidad. Otro de los errores  es contar demasiado nuestra intimidad en la virtualidad y no recordar que hasta tanto no nos conozcamos estamos ante una persona desconocida. Y no se debe compartir información que tenga que ver con datos financieros, ingresos salariales. No subir al portal ni a ningún lugar de internet fotografías de niños.

Se  está mucho más seguro en un portal como Match.com que en una red social porque este tiene un equipo de seguridad que permite, además de que el usuario pueda bloquear a una persona que ve potencialmente peligrosa, si realmente   existe el peligro, lo denuncia a las autoridades locales.  

¿Qué hacer o evitar a la hora de enfrentar la primera cita?

Hay que tratar de encontrarse de día en un lugar público, como puede ser un centro comercial o una cafetería. No brindarle a la persona a la que aún no conoces la dirección de tu domicilio. No subir al automóvil del desconocido hasta que este se transforme en un conocido. No llevar a la persona al domicilio de uno. Mucho cuidado con la información que brindamos. No vamos a estar contándole a un desconocido cuánto dinero tenemos guardado en la casa, si lo tenemos, porque es una locura.  

Habla de tener planes originales para esa primera cita ¿Cuáles serían?

Tendemos a tener una imagen muy estereotipada del amor y de cómo vivenciar el cortejo. Se supone que un hombre para seducir a una mujer debería llevarla a cenar o  regalarle flores o bombones. Pero en realidad, hombres y mujeres estamos un poco cansados de los estereotipos, entonces es más probable que nos enamoremos de alguien que nos sorprenda que de alguien que haga lo que se supone que hay que hacer. Si tú eres una mujer que te gusta mucho el rock y has venido conversando con ese hombre sobre tu gusto musical y de repente resulta que en Bogotá van a venir a tocar los Rolling Stones ¡dime si no te vas a enamorar de él si llevó las entradas para esa cita! 

En una de mis columnas hago algunas sugerencias. Pero las citas tienen más que ver con el conocimiento de ese otro. Uno cuando entabla una relación virtual se va contando qué le gusta y qué no. Hay que entender que esa persona es única en su singularidad, entender qué le gusta y qué no, es bueno para poder ofrecerle algo diferente.  

Citas originales*

Concierto: si ella te contó que le gusta la música clásica busca alternativas en los teatros o parques de la ciudad. Habrá tema de conversación garantizado después del café o la comida que le siga a la música.

Picnic: es divertido y económico. Mantel, flores, cosas ricas para comer y al aire libre. Si alguno   tiene mascota pueden incorporarla al plan.

Paseo acuático: seguro que en tu zona  o en las proximidades hay un río, lago  o alternativas accesibles. Un recorrido en lancha, en bicicletas para dos, un cruce en ferry a la costa de enfrente o el alquiler de unvelero... Puede resultar encantador si  a los dos les gusta el agua.

Cena o trago en restaurante panorámico: la mayoría de las grandes urbes posee algún buen restaurante para comer o beber un piso alto, con vista panorámica. 

Paseo por feria de artesanias: puede ser divertido  probar platos típicos, comprar  souvenires, charlar con los encargados de los puestos. Analiza bien los gustos de él o ella antes de hacer la propuesta. 

*Sugerencias de Valeria en una de sus columnas para  Match.com.  

Nos sugiere conectarnos sentimentalmente desde la abundancia ¿En qué consiste esto?

El concepto de la abundancia  tiene que ver con cómo nos posicionamos frente a la vida, si nos posicionamos agradeciendo lo que tenemos o siempre estamos mirando lo que falta.

Cuando te conectas sentimentalmente, la intención es  encontrarte con un otro desde su plenitud, sabiendo que hay amor en abundancia en el universo  y que a ti  te va a corresponder una persona  con la que puedas crecer. Seguramente vas a encontrar una relación nutritiva porque atraemos con la misma frecuencia lo que queramos.  En cambio, si tú te paras en un lugar donde dices que ya no hay hombres, que al final todos los hombres buenos están ocupados, que los hombres son todos iguales, ese tipo de afirmaciones que tanto se escuchan,  tú estás convocando a la falta y seguramente las relaciones que lleguen a tu vida van a avalar tu pensamiento, es decir, van a hacer un desastre. 

Hay muchas personas, sobre todo mujeres, que dicen que el amor no llega fácil a sus vidas...

Por ese pensamiento en el que se recalca que no hay hombres, la vida te va a demostrar que no los hay. Y la verdad es que los hay, porque de hecho,  en Match la estadística es que hay una proporción de uno a uno, un hombre por cada mujer, entonces no es cierto que no hay hombres. Lo segundo es el hecho de cómo te paras ante la vida. Si tú no te quieres, ¿cómo quieres que te quieran los demás?  No hay que esperar que el amor llueva del cielo. Uno tiene que trabajar mucho en uno mismo para que le llegue el buen amor. Miremos un ejemplo en lo cotidiano: seguramente tienes una compañera que siempre está alegre y positiva y todo el mundo quiere ir a almorzar con ella porque transmite buena onda.  Esa persona seguramente ha hecho un buen trabajo interior y atrae como un imán la compañía de la gente porque es alguien grato para estar. En el amor pasa lo mismo. Uno recibe lo que proyecta.  Si tú siempre estás malhumorada, diciendo que no hay hombres, que te vas a quedar sola, seguramente va a llegar algo que no va a ser tan bueno. 

Todo tiene que ver como uno se posiciona ante la vida. Por eso es un error común que la mayoría de las mujeres buscan la media naranja o que el otro la complete. Nadie es media naranja de nadie. Porque yo soy media naranja y tú eres media manzana, entonces difícilmente encajemos. Lo importante es crecer desde nuestras diferencias y evolucionar.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad