Bruno Mars, un talento de más de 24 quilates

Bruno Mars, un talento de más de 24 quilates

Enero 29, 2018 - 11:50 p.m. Por:
Redacción de El País y Agencias
Bruno Mars

Bruno Mars ganó seis Grammys en los más recientes premios.

EFE / El País

Bruno Mars hizo esa ‘Magia de 24 quilates’ que da nombre a su último álbum y arrasó en el regreso de los Grammy a Nueva York, donde levantó los seis gramófonos a los que aspiraba mientras que el favorito, Jay-Z —el más nominado, en 8 categorías— se tuvo que conformar con halagos de sus colegas.

Mars, que tiene algo de ascendencia puertorriqueña, triunfó con su trabajo ‘24K Magic’ (mejor álbum general y de R&B), su tema homónimo ‘24K Magic’ (mejor grabación) y el pegadizo ‘That's what I like’ (mejor canción general y de R&B, y mejor actuación de R&B).

Vea también: En fotos: Bruno Mars, Shakira, Ed Sheeran y todos los ganadores de los Grammy 2018

Lo que no todo el mundo sabe es que, además de poseer una voz poderosa, Bruno toca el bajo, la guitarra, la batería, y es experto en instrumentos de percusión. Además, es compositor y coreógrafo.

Peter Gene Hernández —su verdadero nombre— nació el 8 de octubre de 1985, en Honolulú, Hawái. Se crió en el barrio de Waikiki, como el cuarto de seis hijos que tuvieron el percusionista puertorriqueño Peter Hernández y la bailarina y cantante filipina Bernadette San Pedro Bayot. Tiene un hermano, Eric, y cuatro hermanas, Jamie, Presley, Tahiti y Tiara; ellas tienen su propio grupo llamado The Lylas.

Desde temprana edad, Mars demostró aptitudes para el canto que lo llevaron a participar en cuanto musical había. En su pueblo natal se hizo popular por actuar en muchos escenarios haciendo imitaciones, como la de Elvis Presley, que le valió el apodo de ‘Little Elvis’.

Se graduó de la escuela secundaria y se mudó a Los Ángeles, California, para proseguir con su carrera musical. Fue ahí donde adoptó como nombre artístico el de Bruno Mars, que le dio su padre; Bruno por su parecido al luchador Bruno Sanmartino, y Mars, porque siempre “estaba en Marte”, aludiendo a lo distraído que era.

Apareció por primera vez a los 5 años en la película ‘Luna de miel para tres’, junto a Sarah Jessica Parker, James Caan y Nicolas Cage, y ya desde entonces mostraba su talento como cantante.

Tan precoz como lo fue para el arte, lo fue para el amor. Siendo un chico, se enamoró de su maestra de 32 años, a quien le regaló un anillo de su mamá, que tomó a escondidas. Pero la travesura le duró poco. La profesora llamó a su casa, lo delató y devolvió la joya, rompiendo de paso el corazón de ‘Brunito’.

Nadie creería que, años después, ese niño trigueño, de pelo ensortijado, convertido en hombre, se robaría suspiros de estrellas como Selena Gómez y Katy Perry, quienes se han declarado sus enamoradas, mientras él ha confesado su amor eterno por Rihanna.

Pero quien se robó realmente el corazón de Bruno fue su mamá, Bernadette o ‘Bernie’, quien falleció en julio del 2013 a causa de un aneurisma cerebral. Fue, debido a una petición de ella, para que dejara de fumar, que el artista invirtió en una compañía de cigarrillos electrónicos llamada Njoy. Fue tal la unión con su madre que Bruno y sus hermanos se hicieron, cada uno, un tatuaje en su honor, el mismo que él estampó en la batería que utilizó en su actuación en el Super Bowl.

Precisamente, dicho show, en 2014, fue visto por más de 115 millones de personas, siendo el más visto de la historia, al superar el récord anterior de 114 millones de espectadores establecido por Madonna. Con tanto talento, quién creería que el mánager de Bruno tardó tres años en convencer a Atlantic Records de firmar con él.

En el 2006 Aaron Bay-Schuck, de la discográfica Atlantic Records, escuchó algunas de sus interpretaciones, pero el contrato solo fue firmado hasta 2009. Durante esos años Bruno, inquieto como es, trabajó más en la composición, al punto de escribir canciones para otros artistas de la talla de Alexandra Burke, Travie McCoy y Adam Levine.

Su debut en solitario fue en el año 2010 con su álbum ‘Doo-Wops & Hooligans, que lo ubicó en el primer lugar de la Billboard 100.
Pero, como todo ser humano tiene su lado oscuro, justo en ese año, Mars fue arrestado por posesión de 2,6 gramos de cocaína en un baño de Las Vegas, Estados Unidos. Confesó que actuó de forma imprudente y que nunca había consumido drogas. Fue liberado después de pagar una fianza de US$ 2.000.

Consecutivamente colaboró en proyectos con cantantes como Eminem, Royce Da 5’9, Lil Wayne, Snoop Dogg y Wiz Khalif, e hizo parte de la banda sonora de la película ‘The Twilight Saga: Breaking Dawn’; apareció en el programa infantil ‘Plaza Sésamo’ y en 2012 se consagró como sex symbol al posar para la revista Playboy.

Ese mismo año lanzó su producción ‘Unorthodox Jukebox’, que ocupó el primer lugar de popularidad en Suiza y Reino Unido, al punto que para 2014 fue catalogado por la revista Forbes como la decimotercer celebridad menor de 30 años con mayor poder económico, ganando US$ 60 millones.

El primer Grammy anglo fue a colaboración pop y canción del año por el sencillo ‘Uptown Funk’ que realizó junto a Mark Ronson.
Fue en 2016 que Mars lanzó el álbum ‘24K Magic’ —nueve días después anunció la gira mundial por 86 países (como Colombia), vendiendo un millón de entradas en menos de 24 horas—, que ahora le concede la magia de seis Grammy.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad