'Batman vs Superman': ¿por qué para los críticos es tan mala?
ENTRETENIMIENTO

'Batman vs Superman': ¿por qué para los críticos es tan mala?

Marzo 30, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País.

Durísima ha sido la crítica mundial contra el éxito taquillero del momento, ‘Batman vs Superman’. Buenos actores y efectos pero un guion débil, parte del balance.

[inline_video:youtube:LjwL_vtNHSE:0:null]

La única que parece salir bien librada en el duelo cinematográfico del momento es la Mujer Maravilla. Este personaje femenino opaca, según buena parte de la crítica, a los musculosos Batman (interpretado por el maduro interesante Ben Affleck) y Superman (por el sexy aunque inexpresivo Henry Cavill).

La deslumbrante Gal Gadot, que da vida a la Mujer Maravilla, es una actriz israelí que se roba el show con su cuerpo, su gestualidad y su convicción al interpretar a la heroína clásica con toques de Xena Princesa Guerrera y pizcas de mutante X-Men.

Y esto es grave cuando los protagonistas de la historia son nada más y nada menos que Batman y Superman, los más grandes superhéroes de todos los tiempos. ¿Qué falla en un filme de gran presupuesto (250  millones de dólares) con lo último en efectos especiales  y un cásting de primera?

Los dedos acusadores parecen dirigirse hacia Chris Terrio y  David S. Goyer, gionistas del filme, que crean un conflicto sin bases creíbles entre los dos superhéroes. Las razones por las que Batman quiere exterminar a Superman resultan incomprensibles, pero aún más absurdo y caprichoso es el diálogo central sensiblero en que uno y otro parecen encontrar puntos en común.

Los actores hacen lo suyo, intentan de forma sincera  y a veces desesperada darle fuerza  a esos diálogos carentes de profundidad y darles carácter a esos personajes que -por efectos del guion- resultan  planos y huecos para la audiencia.

Para la muestra, el hábil actor Jesee Eisenberg -que interpreta al villano  Lex Luthor- hace un esfuerzo sobrehumano por encarnar a un  genio desquiciado que en este filme  balbucea incoherencias, da discursos torpes y emite los sonidos onomatopéyicos de un niño de tres años. 

Conclusión: actores buenos, guion flojo. 

[[nid:521976;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/270x/2016/03/ep001105507.jpg;left;{}]]

La falta de peso psicológico en los personajes del filme intenta ser compensada con un discurso de corte político en torno a la globalización, al extremismo, a la presión de los medios de comunicación y las redes sociales que crean y destruyen héroes, y a lo relativa que resulta  en nuestros tiempos la lucha entre el bien y el mal.

También el filme tiene a su favor un despliegue tecnológico ambicioso, pero con batallas estridentes, sobreactuadas e improbables, pues un  mortal como Batman jamás resistiría ni la décima parte de los golpes que le propina el alienígena Superman y este, a su vez, no tendría por qué mostrarse frágil ante Batman  cuando en cambio  logra contener -él solito- el estallido de una bomba atómica.   

El crítico de cine Peter Howell, del diario estadounidense  The Star, dice: “El filme en realidad debería ser llamado ‘Batman y Superman Vs la audiencia’”, porque la paliza no la reciben -según él- los superhéroes en mallas sino los espectadores en sus sillas.

Y añade: “Esto es lo que pasa cuando un estudio, Warner Bros. en este caso, está tan desesperado  por hacer rentable una franquicia (...) que lanza todo por el caño  en una sola película”. 

El crítico Barry Hertz, de The Globe, añade: “El filme puede ser bonito de ver, pero narrativamente es un desastre”,  o una sucesión de malas decisiones que dura dos horas y media.

    Por su parte Joe Morgenstern, de The Wall Street Journal,  define  el filme como un “subdesarrolado, excesivamente largo y estupendamente disparatado duelo de improbables antagonistas”.  Y se despacha contra la “inexpresividad” de Henry Cavill como Superman. 

 El crítico Ty Burr,  de The Boston Globe, remata criticando a las compañías cinematográficas que nos han entrenado “como al perro de Pavlov” para hacernos creer que toda película de superhéroes es, per se, divertida.  ‘Batman vs Superman’ resulta, en su criterio, “indisfrutable e incoherente”.

 Al súper villano Lex Luthor   (Jesse Eisenberg) lo describe como un “Mark Zuckerberg con aún menos inteligencia social, básicamente”. Y concuerda con que se trata de un pésimo guion que “presiona pocos botones relevantes  sobre el mundo actual antes de convertirse en un sueño de absurdas secuancias y lloriqueos por mami”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad