ENTRETENIMIENTO

Baladistas de los años 80 se dan cita en Cali este sábado

Junio 16, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

El encuentro es a las 7:00 p.m., en la Plaza de Toros, y estarán siete intérpretes de este género.

No es normal por esta época ver reunidos en un mismo escenario a siete baladistas de los años 80 juntos. Emilio José,  autor e intérprete de ‘Soledad’, ‘La barca’, ‘Nuestra playa y un bolero’, admite que  con ‘Chiquetete’  y  con  Lorenzo Santamaría se ve muy esporádicamente, “desgraciadamente no todo el tiempo que quisiera. Lorenzo anda con sus cosas, vive en Mallorca; Antonio, en Sevilla, y yo en Madrid”.   En cambio ‘Chiquetete’ considera que “reuniones así de cantantes en el escenario cada vez se hacen más, solo que nosotros no habíamos coincidido”. Y  Emilio propone institucionalizarlo,  a lo que ‘Chiquetete’ pone algo de objeción: “Según como se de la cosa”... “Armamos una compañía con coristas y todo”,  asiente Emilio. ¿Cuál ha sido el aporte que cada uno ha dado  a la balada? Emilio José: ‘Chiquetete’ ha aportado su personalidad, una voz muy especial, muy flamenca, única.  ‘Chiquetete’: Yo vengo de  otro mundo, hasta que no tuve bastantes años no use esta clase de música (balada), sino  la  nuestra, la autóctona, la  andaluza    que es el flamenco.  Solo que al pasar a la balada fue  una  revolución. Soy el único flamenco que se sale de allí  y hace baladas. ¿Se siente más cómodo en las baladas o en el flamenco? Ch: Yo lo que soy capaz de hacer es flamenco, en la balada voy muy rígido, nunca me creí que un flamenco fuera capaz de hacer rock como Lorenzo. Pero  a mí me ha dado muchas satisfacciones la balada. Algunos dicen ‘Qué cantaor más bueno  se ha perdido’, me critican y me ponen como verdadero trapo, y otros dicen ‘Qué alegría por Antonio que es capaz de hacer sevillanas, baladas y flamenco y llegarle al mundo entero’. Hay flamencos que me sienten su líder, porque  no se creen capaces  de hacer lo que he hecho.  Yo que ya soy pensionado,  apenas me  lo creo Lo que hago en España desde hace 20 y tantos años es bolero, balada, sin embargo  hay jóvenes que me piden flamencos. Mi música les gusta incluso a los niños. Lo que nunca he creído es que soy un baladista, pero que compañeros como Julio Iglesias me llamen y me digan “‘La cobardía’ no es tan buena, la cobardía eres tú”, me llena de satisfacción. ¿Por qué la música flamenca tan ligada a los Pantoja? Ch: Ten en cuenta que mi prima,  Isabel Pantoja, es gitana, y yo somos  gitanos, y los gitanos tenemos una  música  que llevamos desde hace siglos en el mundo, en la India, en Australia, no solo en España. Lo que pasa es que los gitanos de Australia y de Francia tocan el violín flamenco, pero es la música nuestra,  lo que hemos vivido desde chiquiticos. ¿Y de dónde sale el ‘Chiquetete’? Ch: El ‘Chiquetete’ se lo pusieron  a mi abuelo, una señora valenciana que tenía un bar donde  iban los hombres  a beber y a buscar mujeres, y cada vez que daban fiesta, ella decía: ‘Buscadme a mi ‘Chiquetete’,   mi abuelo era un niño entonces, que se escapó de su casa porque no se llevaba bien con sus padres y se buscaba la vida  cantando en esos sitios, que no había otros en España en los años, 40  y 44, terminada la guerra. Yo no tenía teléfono en casa cuando empecé a cantar, a  la vecina la llamaba el representante y le decía: “¿Quiere usted hacer el favor de llamar al sobrino de ‘Chiquetete’?” Porque mi tío, padre de la Pantoja, era además mi padrino. Yo salí con el nombre de Antonio Cortés, pero me empezaron a decir ‘Chiquetete’ y a veces escuchaba que decían en voz baja: “Pero no es tan chico, ¿eh?”. ¿Qué sienten al ver que el  público se emociona aún con su música? LS: Esto que dices se nota cuando  subes al escenario. A mí me gustaría cantar cosas más actuales, pero cuando  llegas al sitio y empiezas a actuar,  y ves la reacción del público, dices: “¡Coño!” “Hostia!” y se  te pone la piel de gallina. Por eso seguimos, porque vemos que todavía la gente se emociona.  EJ: La música es un idioma. Yo soy autor, por lo tanto soy el mejor intérprete y cantar no es algo que me resbale, porque son mis canciones, mis historias y mi experencia. Es algo  muy íntimo y te estás dando a la gente de una forma muy sincera. Cuando me canta el público,  es cojunudo, porque a veces se te olvida la letra y  señalas a la gente con  el micrófono y la cantan ellos, a todos nos pasa, que te quedás  de repente en blanco y dices: ‘¿Cómo es?’ ‘¿Dónde voy?’ ‘¡Ah! Vale, vale’... ‘Un bolero’... es cojonudo que muchos se  identifiquen con algo que  has hecho tú.  LS: La gente busca canciones, más que el cantante, que es un 50%. La prueba está en que ‘Para que no me olvides’ la han grabado desde Julio Iglesias hasta Diango.  Ch:  El tema es importante, pero también quien lo canta. No vamos a mentar nombres, pero conocemos gente que ha hecho temas importantísimos y han pasado sin pena ni gloria, y yo he sentido vergüenza, y he dicho ‘¿Por qué habrá hecho este hombre esta versión? Es muy importante la personalidad del que la canta. Hay gente que lleva un año grabando y el disco casi se les pone malo como un potaje,  mezclando, y vengan trucos, y ahora  subo aquí, y es mentira, y afinan, y eso  luego en el escenario se nota. Creo que todos los que estamos aquí seguimos siendo figuras en un país dificilísimo como España, donde a los tres años te dicen “No, ese ya está muy viejo”, tengas la fuerza y la energía que tengas. ¿Qué piensa ‘Chiquetete’ de las versiones que hacen otros  de sus temas? Ch: Para mí que Julio Iglesias me versionara ‘La cobardía’ es un honor, nunca dije si la había hecho bien o mal. Siempre hay que agradecer que un compañero haga un tema con el cual tú has triunfado. ‘La Cobardía’ la ha hecho últimamente  un chaval, Juan Peña y le ha valido para darse a conocer, no ha llegado al triunfo mío, pero no por eso hay que derrotarlo.  EJ: Ya que hablabas de Julio Iglesias, el otro día me dijo ‘¿Sabes por qué no hice ‘Soledad? Porque no la habría hecho mejor que tú. Es porque sabe que la gente identifica tanto esa canción conmigo que iban a compararlo, y él habría quedado mal.   LS: Lo más importante son las canciones, las cante quien las cante. Al que le guste Julio Iglesias, le va a gustar la versión de él. Ch: Quedan para toda la vida. Anécdotas y polémicas  de los baladistas ‘Chiquetete’,  reacio a dar el nombre de un mejor intérprete de su época, finalmente confesó su admiración por Chavela Vargas. “Le daba igual si entraba o no en cierto punto o si   desafinaba”. Admitió  que hace poco en Madrid hizo dos temas que no había cantado nunca allá, uno conocido en Colombia: ‘Te vas a casar’ y la gente se levantó de sus sillas a aplaudirle. Para Lorenzo  hacer un repertorio nuevo en un concierto nostálgico es un riesgo, pese a que le gustaría cantar un rock and  roll, “que tengo grabados varios”.  Emilio José     suele pedirle al empresario que averigue qué quiere  escuchar la gente y que  le manden el repertorio. “Así me voy aprendiendo las letras, porque hay muchas que hace un huevo que no las canto. Hay que darle a la gente lo que quiere escuchar”. Asegura  que  inventan muchas cosas sobre sus canciones. ‘Soledad’ era una niña de colegio, “ahí no había nada, pero la gente empezó a decir que era mi novia”. Él considera que no se valora al artista,  “hay muchos autores que se mueren de hambre porque no les llegan las regalías por sus canciones. ¿Por qué tienen que subvencionar ciertos modelos culturales como el cine y no a la música? Que mi amigo Trueba (Fernando, cineasta), que es millonario, reciba dinero nuestro para hacer películas, y yo no reciba nada para hacer un disco, ¡cojones! Me lleva”. “Pero vosotros,  que controlais la autoría, os habeis bajado los pantalones delante de  multinacionales como Spotify,  plataformas que puedan radiar, pagando una mierda”, alega Lorenzo. “A mí me paga más Spotify que la disquera que grabó todas mis canciones”, dice Emilio “Yo de ustedes no haría más canciones”, concluye ‘Chiquetete”. Informes:  Colboletos: 6611111.

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad