Autora de Harry Potter lanza novela para adultos

Autora de Harry Potter lanza novela para adultos

Septiembre 27, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | AP
Autora de Harry Potter lanza novela para adultos

La escritora británica J.K. Rowling con su nueva novela para adultos “The Casual Vacancy” en el Southbank Centre de Londres, el jueves 27 de septiembre de 2012.

'The Casual Vacancy' ya está en el primer lugar de ventas en Amazon en Estados Unidos.

'The Casual Vacancy' es la primera novela para adultos de Rowling, la autora de las novelas de 'Harry Potter'. Este no es un libro para niños. Si buscabas lo que hizo mágico a Harry Potter, incluyendo magos, hechizos y escobas voladoras, no encontrarás nada de eso. Pero si buscas lo que hace a J.K. Rowling mágica; es decir, la emoción y el corazón, lo encontrarás. Publicada en Estados Unidos por Little, Brown and Company, y en Gran Bretaña por Little, Brown Book Group, 'The Casual Vacancy' llegó a las librerías británicas este jueves. El libro ya está en el primer puesto de ventas en Amazon en Estados Unidos y el escándalo alrededor de él ha sido alentado por sus referencias al sexo y drogas que marcan un paso hacia la madurez de los admiradores de Potter más jóvenes. Se desarrolla en el ficticio poblado inglés de Pagford, y cuenta la historia de lo que pasa después de la muerte inesperada de un funcionario del pueblo que deja una vacante en el gobierno local. Mientras tanto, el viejo conflicto sobre lo que este poblado, mayoritariamente de clase media, debería hacer sobre los residentes pobres de un conjunto habitacional afectado por las drogas y el crimen a las afueras de la población se intensifica y mezcla con las vidas privadas y los personajes de Rowling. Este no es un libro del que uno se pueda enamorar fácilmente, de la forma en la que era Harry Potter con un personaje encantador y sus amigos valientes salvando el mundo del mal con la ayuda de un encantamiento poderoso o dos. Incluso aunque tiene momentos de humor, es una historia dura en la que algunas personas no se salvan, porque en realidad nunca tuvieron oportunidad. Está llena de personajes desagradables, algunos de los cuales cruzan el límite hacia lo terrible. Todos son infelices, de una forma u otra, incluso si los únicos que lo saben son ellos mismos. Pueden ser juiciosos, groseros, mezquinos y violentos. Algunos están tan dañados que no tienen reparación. Incluso el funcionario muerto, que de alguna manera era el más positivo, la fuerza moral en la historia, ha herido a su esposa con su dedicación a sus propias causas, lo que hizo a expensas de las emociones de ella. Pero lo que podría haber sido una historia ilegible se convierte en algo más en las manos de Rowling gracias a su don para hacer que sus personajes sean complejos y verdaderamente humanos. Los lectores conocen a esa gente, les son familiares, con sus momentos de furia o esperanzas rotas sobre que las cosas serán diferentes. Son gente que conmueve al lector, por lo menos causándoles lástima, porque están en problemas y la vida puede ser dura y a veces no hay excepciones, porque incluso la gente que sólo parece ser un problema puede hacer algo bueno. Varios de los personajes de Rowling son adolescentes tratando de encontrar su lugar en el mundo, con todos los vuelcos emocionales que eso implica. La capacidad para darle una vida emocional a sus personajes es una característica de la historia de Harry Potter, que no se convirtió en un fenómeno mundial sólo porque era una aventura emocionante, sino porque tenía un corazón de verdad, personajes con virtudes y debilidades que trataban de lidiar con sus decisiones. Eso es lo que hace que su libro valga la pena, a pesar de que comienza lentamente y con algunas descripciones excesivas y adjetivos, que le dieron vida a Harry Potter, pero que a veces parecen entorpecer a Rowling en su nueva novela. También eso hace que las últimas páginas del libro sean tan devastadoras, darle la vuelta a la página parece insoportable, pero no tanto como lo sería dejar el libro.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad