ENTRETENIMIENTO

Así nació Charlie Brown, una de las caricaturas más queridas de todos los tiempos

Enero 03, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Así nació Charlie Brown, una de las caricaturas más queridas de todos los tiempos

Conozca la apasionante historia del niño sensible y tímido que por estos días regresa a la televisión y estrena película por estos días.

Charles Schulz y su criatura animada Charlie Brown tienen mucho en común. Comparten no solo el nombre, sino ese temperamento sensible y tímido, esa tendencia a sentirse ridiculizados en la escuela y la sensación de que una nube negra descarga la lluvia solo sobre su cabeza.

Charles Schulz nació en Minneapolis, Minnesota, el 26 de noviembre de 1922 y fue hijo de una ama de casa y un barbero alemán. 

Como estudiante fue tímido y solitario, por ser el menor de su clase en el Central High School de la ciudad de Saint Paul y a los 21 años, cuando murió su madre, se alistó en el ejército de los Estados Unidos y combatió en la Segunda Guerra Mundial.

De estos tiempos de batalla le vienen a Snoopy sus ensoñaciones como piloto de guerra y su admiración por el Barón Rojo piloteado por el legendario Barón de Richthoffen. Pero también el horror de la condición humana llevada al extremo impactó su visión de la vida, hecho que luego se tradujo en el escepticismo de sus caricaturas. 

Cuando regresó a Estados Unidos hacia el final de la guerra, en 1945, decidió que no quería trabajar en ninguna fábrica ni estudiar una carrera que le restara libertad creativa, así que tomó cursos de dibujo por correspondencia y trabajó como profesor de arte en Art Instruction Inc. 

Fue un prolijo dibujante que dio a luz 17 mil tiras cómicas y se convirtió en el dibujante más exitoso de la segunda mitad del siglo XX. No le faltó el dinero, gracias a Charlie Brown y su pandilla, que en sus comienzos bautizó como  ‘Li'l Folks’ (pequeños amigos).

Dotado de buen sentido comercial, Charles Shulz publicó sus caricaturas en varios periódicos estadounidenses  de gran prestigio hasta que en 1949 se unió al sindicato de United Features y logró comercializar sus obras. 

Li'l Folks pasó a llamarse ‘Peanuts’ en 1950, que traduce “maní, o cacahuates” y que se refiere a “cosas pequeñas” de la vida de un puñado de niños de escuela. 

Y fue tanto el éxito y la popularidad alcanzado por Peanuts que tuvo que abandonar sus otras caricaturas para centrarse en esta, la joya de la corona.

Lea también: Snoopy recibe estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood

Lo original en ‘Peanuts’ consistió en retratar la vida cotidiana de la infancia en una época dominada por las caricaturas de súper héroes de acción y violencia.

Habrán notado sus seguidores que en ‘Peanuts’ no hay adultos, solo niños y sus problemáticas aparentemente sencillas pero complejas para ellos. Este fue el punto de partida para muchas series animadas centradas en la infancia y que prescinden de la figura  normativa y sancionadora del adulto.

No obstante, no  es una caricatura apreciada solo por niños, como tantas otras. Su magia consiste, justamente, en que tanto los niños como los adultos se ven reflejados en la profundidad psicológica de los personajes, en sus preocupaciones existenciales, en su visión de la adversidad, el triunfo y el reconocimiento social. Eso la hace universal.

Lea tambié: Qué tanto sabe de Snoopy, averíguelo con este test

Charlie queda huérfano

[[nid:495731;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/270x/2016/01/charles_schulz.jpg;left;{Charles Schulz, creador de Charlie Brown y sus amigos. Elpaís.com.co l AFP}]]

Shulz pintó hasta un año antes de su muerte, en el año 2000. Solo la enfermedad le impidió a este hombre de 77 años seguir adelante con su gran pasión. Todo comenzó con un infarto en 1999, que dio pie a que le fuera descubierto un agresivo cáncer colorrectal. Ya era demasiado tarde, pues la enfermedad se hallaba en etapa de metástasis y el cáncer ya se había expandido hacia el estómago. 

En diciembre de 1999 dejó de dibujar y dos meses más tarde, como si hubiera sido despojado del motor de su existencia, falleció.

Su última tira cómica original vio la luz un día después de su fallecimiento, el 13 de febrero de 2000, y con ella se puso fin a cincuenta años de trabajo diario, obsesivo, feliz, constante y disciplinado, en el que dibujó cada fondo e imagen sin ninguna ayuda. 

Charlie y su legado 

Varias cosas jamás imaginó Charles Shulz:

Y, como si fuera poco, que usted esté leyendo este perfil suyo que demuestra que sigue vigente y global. 

La película

Charlie Brown, la película, no es solo una apuesta entretenida para el público infantil en temporada de vacaciones. Seguro que los adultos también podemos tomar nota de las profundas lecciones de vida que dejan los personajes. 

En la película que ya está en cartelera, Charlie se enamora perdidamente de la nueva estudiante de la escuela y piensa de qué manera puede dar una buena impresión para que ella corresponda su amor.

No todas las veces se tiene la oportunidad de comenzar desde cero una relación, y esta es esa ocasión de oro en que una niña no conoce sus antecedentes de fracasos, de mala suerte, de tonterías, de malas notas y tantos defectos suyos como el de no saber volar una cometa. 

Con ayuda de su leal mejor amigo Snoopy, Charlie intentará causar esa primera impresión correcta pero en el camino surgirán muchos obstáculos que le obligarán a improvisar y a modificar sus planes. 

Impacta, en la película, la profundidad del guion escrito por  Craig Schulz, Bryan Schulz y Cornelius Uliano y la profundidad psicológica de los personajes creados originalmente por el historietista Charles Schulz. 

Lucy, por ejemplo, enemiga natural de Charlie Brown, es una mezcla de psiquiatra demoledor, de crítico implacable y de mal oráculo que se encarga de demoler la autoestima del protagonista y le recuerda a cada paso sus limitaciones y las infinitas posibilidades de fracaso que le aguardan a cada paso. ¿Quién no tienen una ‘Lucy’ como ella en su vida?

No obstante, será interesante ver qué recursos emocionales despliegan no solo Charlie sino el hermano menor de Lucy para seguir adelante con sus vidas y saltar ese obstáculo psicológico que encarna la niña furiosa de cabello negro y vestido azul. 

También resulta interesante en la película el abordaje de la obra maestra  de León Tolstoi ‘La guerra y la paz’, visto a la luz de los ojos de un niño idealista y sensible.

‘Peanuts, la película’, en fin, tiene mucho que decirnos sobre la amistad, sobre la inocencia y sobre la importancia de tener grandes sueños.

Encara, a través de unos niños de la escuela elemental, grandes dilemas de la vida, como el hecho de que el azar desbarate nuestros planes, como que el triunfo no esté donde habíamos pensado sino en otro lugar aún más mágico e inesperado.  

Detrás de la película

[[nid:495742;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2016/01/craig-schulz.jpg;full;{Craig Schulz (derecha) junto al director Steve Martino.Elpaís.com.co l AFP}]]

Habrán notado que los apellidos de los guionistas y del creador de Charlie Brown son los mismos. Resulta que Craig Schulz es nada más y nada menos que el hijo y Bryan Shulz es el nieto del genial historietista Charles M. Schulz, fallecido en 2000. 

Craig y Bryan, herederos del talento de Charles, armaron la idea y se la presentaron al estudio con la condición de que quienes estuvieran al mando creativo del filme fueran los Shulz.

En 2012 se anunció que 20th Century Fox y Blue Sky Studios apostarían por  película animada  basada en el cómic, y se supo también que el director del filme sería Steve Martino siendo, el mismo de ‘La Era de Hielo 4’. 

El director explicó que el espectador verá en Charlie Brown a un niño de infinitas cualidades, es amable, honesto y nunca se rinde aunque las cosas le salgan mal.

“Es un niño que lo intenta siempre y esa es la mentalidad del ganador. Nos interesa que el público lo tenga claro y lo adopte como filosofía de vida”, destacó Martino en una de las ruedas de prensa de presentación de la película. 

“Sabíamos que tener a Charlie Brown usando su teléfono móvil o siendo moderno podría molestar a la audiencia, de modo que optamos por realizar una película que no caducara, que dentro de tres años no se viera pasada de moda”, agregó sobre los retos de la producción. 

Contaban un presupuesto nada despreciable: 99 millones de dólares, y solo en Estados Unidos su país de origen ya ha recabado más de 127 millones de dólares en taquilla. 

Con más del 80% de aprobación en  páginas de crítica especializada como Rotten Tomatoes, ‘Peanuts, la película’ ya obtuvo una nominación al Globo de Oro y hasta ahora es la película mejor calificada del portafolio de Blue Sky Studios.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad