ENTRETENIMIENTO

Así es Paul McCartney, el ex Beatle que vendrá a Colombia

Marzo 25, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Así es Paul McCartney, el ex Beatle que vendrá a Colombia

El ex Beatle Paul McCartney se presentará en Bogotá el próximo 19 de abril.

Perfil del más famoso y rico ex beatle, quien sigue hoy tan vigente como en los tiempos de ‘Yesterday’. Repaso a su vida, su arte y sus escándalos.

En 2002, un grupo de periodistas colombianos estaba cenando en el exclusivo restaurante The Forge, en Miami, cuando se percataron de la presencia de Paul McCartney, quien se encontraba acompañado de su entonces novia, la modelo Heather Mills.Uno de los comunicadores le hizo llegar una nota a su mesa. Él, aunque sorprendido por el saludo y el papel, respondió amablemente y les hizo saber que conocía de Colombia, del conflicto que estaba viviendo el país, que todo eso era muy triste. Les manifestó, además, que si las condiciones no fueran tan difíciles le gustaría venir al país. Y antes de irse no olvidó despedirse del grupo.Por situaciones como ésta, el ex beatle se ha ganado la fama de hombre sencillo, nada presumido, descomplicado, de bajo perfil. Y esto lo demuestra fuera y dentro de los escenarios.Así lo corrobora el productor y locutor de Radiónica FM Web y del Expreso del Rock, Andrés Durán, quien tuvo el “placer” de verlo en 2009, en el Festival de Coachella, en Los Ángeles, California. “Sonora y tecnológicamente su espectáculo es lo máximo, sólo comparado con el de los Rolling Stone”. En concierto, agrega el productor y locutor bogotano, “tiende a ser muy jocoso, hace muecas, no es acartonado. Es muy risueño, maneja muy bien el humor. Sus manos hablan por él, lo hace reír a uno. Al ir finalizando la presentación juntaba las manos y las ponía en su rostro en señal de que ya tenía que irse a dormir. Siento que se está haciendo tarde para verlo, esta es una oportunidad que no hay que perder”. El profesional hace referencia al concierto que en abril 19 ofrecerá el afamado y el más rico de los ex Beatles, en el estadio El Campín, de Bogotá, y al que se espera, como lo manifestó Martha González, jefe de prensa de una de las empresas organizadoras del show, la asistencia de unas 30.000 personas que tendrán que pagar por la boleta más económica alrededor de $78.000 y por la más cara $800.000.Sus fanáticos en Cali ya están que arman programa. Como lo hace el productor y compositor Alberto Ramírez, seguidor no sólo de Los Beatles desde los 13 años sino de la vida como solistas de los ex integrantes del cuarteto de Liverpool.Este caleño así como habla con gran propiedad de las virtudes y logros musicales de Paul McCartney -dice que sus canciones se oirán dentro de cien años como se hace hoy con los temas de Mozart-, también conoce al dedillo la vida personal, aspectos curiosos del músico y hasta sus defectos.Relata Ramírez que McCartney y Lennon tenían corazones muy parecidos, eran almas gemelas, sin embargo se pelearon mucho. “Tan es así, que cuentan que una vez que discutieron en el 66, Paul salió iracundo del estudio, se montó en su carro y unos kilómetros más adelante chocó su vehículo pues llovía y había mucha bruma”. Desde ahí arrancó la historia de que Paul había muerto y fue suplantado en secreto por otro en el grupo. “Pero quien en realidad murió fue un amigo de él al que le había prestado el carro ese día”. Manolo Bellón, experto en Los Beatles y autor de un libro sobre esta banda, recuerda también esta historia a la que considera un mito urbano, “que está totalmente revaluado hace mucho tiempo, porque él no estaba en Inglaterra cuando supuestamente ocurrió el accidente donde él dizque murió. Él estaba en un safari en el África y los pasaportes lo demuestran”.Bellón, quien califica a McCartney como el artista popular más importante del Siglo XX, coincide en recordar, como lo hizo Ramírez, la vez en que Paul fue arrestado en Japón (1980) por posesión ilegal de droga. “Estuvo nueve días encanado”.El hombre que en dos oportunidades le pidió a la reina Isabel que legalizara la marihuana y que escribió canciones casi apologéticas a las drogas, como recuerda Ramírez, entró la hierba al país nipón metida entre los tubos de los amplificadores de sus equipos, pues él se presentaría en doce ciudades japonesas.Él sí dio a conocer ampliamente que había probado LSD, la heroína y la cocaína, explica Ramírez. Sin embargo, fue más consumidor de marihuana, pero la dejó cuando conoció a Heather, pues ella, quien se declaraba una mujer libre de droga, así se lo exigió.También tuvo que ver con el cambio del artista su amor y respeto por su hija Beatrice, hoy de 8 años, fruto de su enlace con Heather Mills. “He fumado lo mío, pero cuando estás criando a un niño tu sentido de responsabilidad aprieta”, dijo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad