ENTRETENIMIENTO

Así es el drama que vive Isabel Pantoja, viuda del torero 'Paquirri'

Abril 28, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Diego Chonta, corresponsal en España, y Merit Montiel, Editora de Domingo
Así es el drama que vive Isabel Pantoja, viuda del torero 'Paquirri'

Isabel Pantoja, viuda del torero 'Paquirri'.

La viuda del torero Francisco Rivera, ‘Paquirri’, la intérprete de éxitos como ‘Así Fue’ o ‘Marinero de luces’, vive un calvario: fue sentenciada a dos años de cárcel y al pago de una millonaria suma por lavado de dinero. ¿Fin de su carrera?

Isabel Pantoja tiene miedo de cantar. Tras casi 50 años en las tablas, pues se inició con apenas 6 años, ahora siente pánico de salir al escenario. No sabe con qué se va a encontrar el 5 de mayo en el hotel Benidorm Palace, en Alicante, donde tendrá su primer concierto luego de que la Audiencia de Málaga la condenara por el delito de lavado de dinero a dos años de prisión -que hasta el momento no cumplirá en la cárcel-, y a una multa superior a un millón de euros. Su miedo es por lo que pueda ocurrir dentro del salón principal del hotel y fuera de él, ya que teme que acudan no solo sus fans sino también sus detractores, los mismos que el día en que se anunciaron las sentencias del llamado Caso Malaya, le gritaron ladrona a la salida del juzgado.La tonadillera, que cumplirá 57 años el 2 de agosto, no resistió la presión. Se vino abajo al salir de la audiencia y al caminar hacia el vehículo en medio de una multitud que la injuriaba. Sufrió un ligero desmayo, similar al que tuvo en el funeral de su esposo, el torero Francisco Rivera, ‘Paquirri’, en septiembre de 1984.Hoy María Isabel Pantoja Martín, después de siete meses de juicio y tras conocerse la sentencia, ha sufrido, además del escarnio y la vergüenza pública, una especie de linchamiento popular. “Lo de la Pantoja ha sido uno de los hechos más repugnantes de los últimos tiempos -dice el periodista Fermín Bocos- con gente que le gritaba con tanto odio y tanta violencia que daba miedo. Hemos asistido a un escarnio calculado, a la actuación de gente en manada, excitada por la presencia de alguien a quien no conocen en lo personal, pero del que saben todo porque su vida es de dominio público, es lo que se paga por la fama. Se trata de alguien que ha sido condenado por un delito probado de blanqueo de capitales, pero una cosa es la condena y otra cosa el linchamiento popular. No es digno de un país civilizado”.Así ha sido la vida de la Pantoja, una vida escrutada hasta más no poder y que ella ha vendido al mejor postor. ¿Cuánto?Por ejemplo, la exclusiva que dio del embarazo y la posterior boda de su hijo Kiko Rivera con Jéssica Bueno le reportó 800.000 euros. Isabel sabe que sube audiencias y jamás ha bajado de 350.000 euros por aparición o entrevista.Multada por la Justicia a pagar 1.147.148,96 euros, Isabel se sentará sin duda frente a las cámaras, pero no lo hará más en el banquillo, así no esté aún claro si se salva de ir a prisión, pues todo depende de la confirmación de la sentencia por el Tribunal. Sin antecedentes penales y acusada del delito de blanqueo, de gastar y disfrutar del dinero que su marido, el ex alcalde de Marbella Julián Muñoz derrochó, la cantante y actriz espera en Cantora, su finca, que pase la ola mediática. La fiscal María del Mar López-Herrero sostuvo que tanto Isabel como la primera esposa de Julián Muñoz, Mayte Zaldívar, eran conocedoras del origen ilícito del dinero del ex alcalde y aun así le ayudaron a lavarlo a través de movimientos comerciales legales.En el caso de la cantante, Isabel puso sociedades propias a disposición de Muñoz “para ejecutar un plan concebido para aflorar el dinero y las ganancias ilegales y disfrutarlas”. Por esto pedía una pena mínima de tres años y medio, que el juez redujo a dos. Ante esta situación, la Fiscalía impugnó la sentencia para que el Tribunal Supremo la condene a los tres solicitados e ingrese a prisión.Julián Muñoz recibió siete años de prisión y esperará en la cárcel el desarrollo de al menos cuatro juicios más.Para Zaldívar se reclamaba una pena de tres años y medio. Pero ha recibido tres años y tres meses, un año y tres meses más que la cantante, ya que se estima que en el caso de la primera mujer del ex alcalde, el delito de blanqueo había sido continuado.“Creo que la justicia ha puesto a cada uno en su lugar -dice la periodista Rosa Villacastín-. A Julián Muñoz, porque forma parte de un grupo de delincuentes que utilizaron los votos de los ciudadanos para dejar Marbella como un solar. No solo se apropiaron del dinero que había en caja, sino de ese otro que provenía del mundo de la construcción, de empresarios que les pagaban grandes sumas de dinero para obtener licencias a todas luces ilícitas. Operaciones de las que salieron muy beneficiadas Mayte Zaldívar, su mujer, y más tarde Isabel Pantoja, convirtiéndose ambas en cómplices de un hombre que no solo no ocultó la procedencia de su dinero, sino que se vanagloriaba de sus hazañas económicas”.Los abogados de la Pantoja sostuvieron durante todo el juicio que su defendida se equivocó en su relación con Julián Muñoz y que este se aprovechó de ella, que tenía una fortuna conquistada en los escenarios, con 40 discos de platino, ventas millonarias y gran cantidad de conciertos en España y América Latina.“Nosotros pedíamos una sentencia absolutoria -dice José Ángel Galán, uno de los abogados-, ya que hemos demostrado que ella tenía una enorme capacidad de generar ingresos por su actividad artística y empresarial desde antes de conocer a Julián Muñoz... Ella siempre ha tenido su propio dinero sin ayuda de nadie. Vamos a recurrir la sentencia, ha sido muy dura”.Para Galán, Isabel Pantoja recibió 19 millones de euros entre 1999 y 2009, tanto por ella misma como por sus sociedades y entre 2003 y 2006, años que se investigan, ingresó 5,1 millones.Isabel ha llegado a asegurar que en muchas ocasiones tuvo que mantener en lo económico a su entonces compañero sentimental. Pero todo se acabó con la imputación del ex alcalde.‘Tú a mí no me hundes’ es una de las canciones de los últimos años de la cantante y, al igual que ‘Marinero de luces’, dedicada a ‘Paquirri’, en esta hace referencia a su relación con el ex alcalde, que ya estuvo preso dos años por otra investigación del mismo caso en 2006. Tras la detención de Muñoz comenzó su calvario. El 2 de mayo de 2007 la Policía la detuvo en su chalet ‘Mi Gitana’, de Marbella, y desde entonces su figura fue tan frecuente en las páginas judiciales como en los platós de televisión.Con Muñoz en la cárcel, los investigadores fueron atando cabos y desde septiembre de 2012, Isabel Pantoja tuvo que sentarse en el banquillo de los acusados. Se le salieron las lágrimas cuando sentada ante el juez recibió un SMS que le anunciaba que había sido abuela.Con la ayuda de Muñoz o como lo ha demostrado la Fiscalía, con la ayuda de ella para lavar los millones que se sacaban del ayuntamiento marbellí, Isabel compró un lujoso apartamento en el hotel Guadalpín Banus, uno de los más caros de la costa del sol española; montó una ganadería, un restaurante, un bar y compró el chalet que bautizó ‘Mi Gitana’, en una exclusiva urbanización de Marbella. En una de sus cuentas ingresaron en 2003 293.000 euros, una suma muy superior a la que la cantante devengaba en forma habitual.Tras conocer su sentencia solo atinó a decir: “Maldigo el día en que conocí a Julián Muñoz”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad